animacion-2d

¿Qué es el acting en animación?

Logo 35mm

El mundo de la animación nos ha regalado personajes inolvidables que han marcado la infancia de generaciones enteras. Desde Mickey Mouse hasta los Simpsons, estos entrañables personajes no serían lo mismo sin las técnicas de acting que les dan vida.

¿Quieres saber qué es el acting en animación? Continúa leyendo y averígualo con nosotros.

Además, si te atrae la industria audiovisual, también te recomendamos la mejor formación.

¡Comenzamos!

¿Qué es el acting en animación?

El acting o interpretación es un elemento fundamental en cualquier producción audiovisual, incluyendo películas y series de animación. Consiste en dotar a los personajes animados de emociones, motivaciones y una personalidad única a través de sus gestos, movimientos, expresiones faciales y voz.

Aunque ahora damos por sentado que los personajes animados tienen personalidad e identidad propia, esto no siempre fue así. En los inicios de la animación a principios del siglo XX, los personajes solían ser muy planos, sin profundidad psicológica y carentes de verdadera emotividad. Eran meras caricaturas que realizaban acciones exageradas.

Fue gracias a innovadores pioneros de la animación como Walt Disney, Tex Avery, Chuck Jones y Ray Harryhausen que se empezó a explorar formas de transmitir emociones y personalidad a los dibujos animados. Películas como Blancanieves y los siete enanitos (1937) sentaron las bases para desarrollar personajes capaces de reflejar alegría, tristeza, enfado o miedo a través de su lenguaje corporal, expresiones y voz.

Las diferentes técnicas del acting han permitido crear personajes animados increíblemente realistas, capaces de hacer reír, llorar y conmover al espectador. Cintas como Toy Story, Up, Wall-E o incluso clásicos como El libro de la selva o La dama y el vagabundo no hubieran tenido el mismo impacto en los espectadores sin un excelente trabajo de interpretación. Hoy en día, dominar las técnicas de actuación en animación es fundamental para cualquier animador.

Esto se logra mediante diversos recursos que permiten expresar diferentes emociones y personalidades:

  • Expresiones faciales: las muecas, sonrisas, miradas, ceños fruncidos y movimientos de cejas son esenciales para transmitir emociones.
  • Lenguaje corporal: la postura, los gestos, la forma de caminar y moverse dicen mucho sobre el carácter del personaje.
  • Voz y diálogo: el tono, volumen, acento y palabras elegidas definen en gran medida la personalidad única del personaje.
  • Timing: la velocidad y duración de los movimientos refuerza las emociones que se busca comunicar.

Aunque ahora damos por sentado que los personajes animados tienen personalidad, esto no siempre fue así. Animadores como Los Nueve Ancianos de Disney perfeccionaron esta técnica en películas como Blancanieves, dotando a los personajes de matices psicológicos. Hoy es un elemento imprescindible en cualquier producción animada.

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Animación 2D

Acting en animación: ejemplos cinematográficos

Un buen acting es esencial para que los personajes animados cobren vida y conecten emocionalmente con el espectador. A continuación, te mostramos algunos ejemplos cinematográficos.

WALL-E (2008)

Un gran ejemplo del poder del acting en animación es el personaje de WALL-E en la película homónima de Pixar. A pesar de ser un robot, WALL-E transmite una amplia gama de emociones gracias a su magnífico acting. Sus movimientos lentos y torpes muestran timidez; la forma en que sostiene sus manos expresa anhelo; y sus ojos grandes logran una mirada llena de inocencia y curiosidad. Cuando se enamora de EVE, su actuación es aún más encantadora.

Del revés (Inside Out) (2015)

Del revés de Pixar también es un excelente ejemplo. Cada emoción en la mente de Riley está perfectamente personificada. Alegría irradia optimismo en cada gesto. Ira tiene arranques explosivos de mal genio. Temor se retuerce las manos nerviosamente. Así, pese a no ser humanos reales, las emociones resultan completamente creíbles y auténticas gracias a la calidad de las actuaciones.

Red (2022)

Red de Disney también lo consiguió magistralmente. La turbulenta adolescencia de Mei Lee está retratada no solo en su diseño, sino en la frustración de su voz, sus gestos bruscos y la tensión de su lenguaje corporal. Cuando se transforma en un panda rojo gigante, su actuación animal combina cómicamente esto con la personalidad de una joven incomprendida.

Elemental (2023)

Elemental (2023), la nueva cinta animada de Pixar, presenta la premisa fantástica de criaturas de fuego, agua, tierra y aire conviviendo en una ciudad. Para que esta historia funcionara, se requería un acting muy mimético y expresivo en los personajes. Los realizadores lograron actuaciones llenas de vida a través de un cuidadoso diseño de personajes, movimientos exagerados, diálogos naturales y sutiles variaciones en las voces.

Otros grandes ejemplos son Wallace y Gromit (2005), cuya amistad traspasa la barrera entre stop-motion y live action gracias a sus tiernas expresiones, o la divertida y excéntrica familia de Los Mitchell contra las máquinas (2021), cuyos gestos exagerados acompañan una trama llena de acción y aventuras.

Dotar de un acting convincente a personajes animados es esencial para llevarlos a otro nivel y lograr que conecten con el público, independientemente del estilo visual. Desde las emociones de WALL-E hasta la fantasía de Elemental, el buen acting es lo que sienta las bases de las historias y le da credibilidad a escenarios imposibles. Esta es la magia de transmitir vida y personalidad a través de la animación.

Técnicas de acting en animación

Si quieres profundizar aún más en el acting en animación, a continuación te desvelamos algunas de sus principales técnicas y estrategias.

¡Toma nota!

Para lograr un buen acting en animación existen diversas técnicas que los animadores han ido perfeccionando con el paso de los años. Algunas de las principales son:

Interpretación vocal

Aunque no siempre es así, en muchas ocasiones los actores o actrices de doblaje suelen grabar sus diálogos y expresiones antes de que comience la animación, para aportar las emociones y matices necesarios. Luego, los animadores se encargan de sincronizar cuidadosamente los dibujos al audio vocal para que la actuación resulte creíble.

Videoreferencia

Grabar a actores reales interpretando y dramatizando las escenas sirve como material de referencia visual para que los animadores puedan estudiar y replicar dichas actuaciones. Películas como El Rey León o Blancanieves usaron esta técnica.

Thumbnails

Los animadores realizan rápidos bocetos y esquemas de las poses clave que definirán la actuación antes de comenzar con la animación final. Esto les permite visualizar la escena y hacer ajustes.

Exageración

Amplificar y caricaturizar gestos, expresiones y movimientos de forma exagerada con el fin de provocar un mayor impacto emotivo en los espectadores. Es una técnica habitual en animaciones de comedia.

Captura de movimiento (motion capture)  

Grabar y digitalizar los movimientos, gestos y expresiones de actores reales mediante sensores para luego transferirlos a modelos animados 3D. Permite lograr movimientos extremadamente naturales y orgánicos.

Posing

Diseñar poses corporales específicas y meticulosamente estudiadas que transmitan claramente una emoción o estado mental, tal como se hacía en el proceso de diseño de personajes clásicos de Disney.

Timing

Calcular con gran precisión la velocidad, duración y cadencia de los movimientos, para provocar una respuesta o reacción emocional deseada en el público.

Animación secundaria

Agregar elementos de movimiento adicionales como el ondeo del cabello o la ropa para aumentar el realismo.

Microexpresiones

Pequeños detalles faciales que revelan emociones como un rápido fruncir el ceño. Requieren mucha sutileza.

La combinación precisa y estratégica de todas estas técnicas a lo largo del proceso de animación es lo que finalmente da vida a personajes inolvidables como Woody, Shrek o Elsa, permitiéndonos conectar emocionalmente con seres que no existen en el mundo real.

¿Cómo se aplica el acting en animación?

El acting o interpretación no es algo que se añada al final del proceso de animación, sino que está presente en cada paso de la creación de un personaje animado. Cada decisión se toma pensando en cómo se verá reflejada en la actuación final que llegará a la pantalla. Algunas de las etapas clave donde se aplica el acting en animación son:

Diseño de personaje

En el proceso inicial se define la personalidad del personaje, su trasfondo (backstory) y características físicas pensando en cómo todo esto se traducirá en su forma de moverse, expresarse y transmitir emociones. Se crea una biografía y perfil psicológico detallado.

Modelado y rigging

Una vez aprobado el diseño, se construye un modelo 3D del personaje y se hace el rigging, es decir, su esqueleto interno que permitirá que la criatura virtual pueda gesticular, expresarse y actuar frente a la cámara para después animarlo.

Animática

Con los diseños ya definidos, se crea un storyboard animado o animática, con una interpretación provisional que servirá de guía. El director observa y corrige para planificar el acting deseado.

Doblaje

Aquí los actores de voz interpretan al personaje y le dan vida con la entonación y énfasis deseados antes de la animación final.

Animación

El equipo de animación sincroniza los diseños del personaje con las pistas de audio del doblaje, actuando fotograma a fotograma y utilizando todos los recursos para transmitir las emociones y personalidad deseadas.

Iluminación, acabados y efectos

El equipo de iluminación y VFX refuerza puntos clave de la actuación resaltando gestos y expresiones mediante la iluminación, acabados de materiales y efectos.

Edición y montaje

En esta etapa final se eligen los mejores takes de animación, se perfecciona el timing y continuidad de las interpretaciones y se ajustan las pausas y énfasis para maximizar las emociones.

Como puedes ver, el acting interviene en todo el pipeline de producción. Cada uno de estos pasos está meticulosamente coordinado y pensado para potenciar la actuación de los personajes ante las cámaras y conectar emocionalmente con los espectadores.

Tendencias actuales y futuras en el acting en animación

Actualmente, la captura de movimiento (motion capture) o la aparición de herramientas de inteligencia artificial está transformando el proceso de animación.

Captura de movimiento (motion capture) 

Como te contábamos más arriba, el motion capture consiste en colocar sensores en el cuerpo de un actor real que permiten traducir y transferir sus gestos, expresiones faciales y movimientos a un personaje animado en tiempo real.

Además, esta tecnología está acercando aún más las actuaciones del mundo animado a las interpretaciones de actores de carne y hueso. Películas como El rey león (2019) o Avatar: El sentido del agua (2023) han demostrado el enorme potencial de la captura de movimiento para lograr actuaciones más cercanas a la realidad.

Otra tendencia en auge es el uso de inteligencia artificial y machine learning aplicados al acting. Programas y algoritmos cada vez más avanzados pueden ayudar a crear actuaciones más ricas y precisas al analizar enormes cantidades de datos sobre lenguaje corporal, microexpresiones faciales, entonación vocal, etc.

Todo indica que, en un futuro cercano, el acting en personajes animados generado por IA será prácticamente indistinguible de las interpretaciones humanas.

Cómo la IA ayuda en el acting en animación

La inteligencia artificial está teniendo un impacto sorprendente en la industria de la animación y específicamente en el acting. Mediante técnicas como el aprendizaje automático o machine learning, los animadores pueden «entrenar» a los personajes virtuales para que exhiban comportamientos y movimientos más orgánicos, naturales y espontáneos, como pestañeos, gestos sutiles, posturas cambiantes, etc.

Asimismo, la IA también permite generar grandes cantidades de variantes y combinaciones de expresiones faciales, agilizando enormemente un proceso de animación facial que tradicionalmente requería una meticulosa y laboriosa creación manual fotograma a fotograma.

Además, los algoritmos analizan miles de horas de filmaciones de actuaciones e interpretaciones humanas reales para extraer los matices y sutilezas del lenguaje corporal, las microexpresiones y la entonación vocal, y luego aplicar todo ese aprendizaje en los personajes animados.

Gracias a los constantes avances tecnológicos como la IA, el acting animado ha adquirido toda una nueva dimensión. Los animadores ahora cuentan con más y mejores herramientas que nunca para dar vida a sus creaciones. Esto permite que la animación siga consolidándose como uno de los formatos más importantes de la comunicación audiovisual.

Conclusión y consejos formativos

Llegamos al final de nuestro artículo dedicado al acting en animación. Esperamos que hayas disfrutado. Si es así, es posible que también te interese la lectura de nuestro artículo; Descubre cómo hacer stop motion y dar vida a tus proyectos creativos

En conclusión, el acting es un elemento indispensable en cualquier producción animada, ya que permite dar vida y personalidad a los personajes, conectando con el público a un nivel emocional.

Hemos visto cómo ha evolucionado gracias a nuevas tecnologías como la captura de movimiento. Ahora, la inteligencia artificial abre un nuevo mundo de posibilidades para llevar el acting en animación a otro nivel.

Antes de despedirnos, solo nos queda recomendarte, si deseas introducirte en este apasionante mundo, que realices nuestro curso de animación 2D. Aprenderás todas las técnicas para dar personalidad y emoción a tus personajes a través de una buena interpretación. Anímate a explorar tu creatividad en el acting de animación con Treintaycinco mm.

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

icono-animacion-2d-lapiz-v2

Curso de Animación 2D

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!