altavoz-pasivo

Altavoz pasivo: todo lo que necesitas saber

Logo 35mm

En las casas, en los jardines, en los clubs… Es difícil no haber visto nunca un altavoz pasivo o no haber disfrutado de la música a través de sus componentes. Se trata de uno de los sistemas de audio más habituales y duraderos, y es especialmente popular entre los/as puristas. En este artículo, vamos a explicarte en detalle en qué consiste, qué piezas lo integra y qué lo diferencia de los altavoces activos. ¡Sigue leyendo!

Introducción al mundo de los altavoces pasivos

Un altavoz pasivo es un sistema que convierte la corriente eléctrica de una canción en sonido mediante la vibración del aire. Tiene el aspecto de una caja de tamaño grande o medio y dispone de distintos drivers para interpretar las frecuencias de las ondas.

Su característica principal es que, para funcionar, debe estar conectado por cable a un amplificador externo. Este incrementa la señal de audio lo suficiente para que el altavoz pasivo pueda vibrar, mover el aire y proyectar la música; ya que, sin él, dicha corriente sería insuficiente como para sonar de manera adecuada.

Muchos/as disc-jockeys trabajan con este tipo de dispositivos en sus estudios de grabación o en sus espectáculos. De hecho, son una parte imprescindible del set clásico de estos/as artistas, que puedes conocer a fondo en nuestro Curso de DJ y Producción Musical.

A diferencia del activo, el altavoz pasivo necesita estar conectado a un amplificador externo para funcionar

En nuestro programa, aprenderás en detalle cómo funciona un equipo de audio, así como las características del sonido para que tus mezclas se escuchen con una calidad sobresaliente. Eso te permitirá tomar las mejores decisiones a la hora de elegir tus herramientas de trabajo, ya que decidir entre un altavoz pasivo y uno activo puede resultar difícil sin un buen contexto.

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de DJ y Producción Musical

Componentes clave de un altavoz pasivo

La composición de un altavoz pasivo es simple en comparación con uno activo. Solo necesita terminales para conectarse a los equipos que lo asisten y un sencillo mecanismo para transformar la electricidad en movimiento mecánico.

Ten en cuenta que las características de cada parte influirán en el modo en el que se escucha el sonido. El material con el que estén construidas o su forma son aspectos a vigilar para conseguir la calidad que buscas. ¡Así que no te olvides de revisarlas!

Conectores

Lo primero es lo primero. Como ya dijimos, para que tu altavoz pasivo funcione tendrás que conectarlo a un amplificador. Y para eso existen los conectores, que no son más que los puntos donde podrás insertar los cables que enlazarán ambos dispositivos.

Del mismo modo, los necesitarás para vincular tu controladora de DJ. Puedes tener la mejor del mercado, pero no te servirá de nada si el público no es capaz de escuchar las mezclas que hagas con ella, ¿cierto?

Curso de DJ y Producción Musical

Drivers y filtro crossover

Los encargados de interpretar el rango de frecuencias de una pista son los drivers. Los básicos son dos, el woofer —para ondas de frecuencia baja o graves—, y el tweeter —para ondas de frecuencia alta o agudas—. A menudo hay un tercero conocido como mid-range driver, que, tal y como indica su nombre, se ocupa de los sonidos intermedios.

La manera que tiene el altavoz pasivo de “dividir” estas ondas es el crossover. Se trata de un filtro que redirige cada frecuencia al driver que le corresponde, de modo que el sonido resultante sea fiel a la canción original.

Cono, bobina e imán

A simple vista e insertado al interior del altavoz pasivo está el cono, el lugar por donde se emite el sonido. Y, detrás de él, la bobina, una extensión de alambre que se “sacude” en respuesta a la electricidad.

Se encuentra alrededor de un imán, que produce un campo magnético. Cuando pasa la corriente, la bobina interactúa con el imán y empieza a moverse al ritmo de la música.

Caja

El último elemento a destacar, y uno de los más importantes, es la caja. Si habláramos de un ser vivo, sería el esqueleto, que sujeta las distintas partes del altavoz pasivo y permite que el sonido resuene.

Conectividad y configuración básica

Si te preguntas cómo empezar a ser DJ de electrónica, la respuesta es simple: ¡conociendo tus herramientas de trabajo! Eso implica dominar tecnicismo como el de la potencia o la impedancia, esenciales para que un amplificador se empareje bien con el altavoz pasivo.

También tienes que acostumbrarte a los códigos de los conectores. Suena difícil, pero en realidad no tiene complejidad. ¡Sigue estos pasos y triunfa siempre!

  1. Comprueba que el rango de ohmios de los altavoces está dentro del abanico de ohmios que admite el amplificador.
  2. Asegúrate de que el altavoz soporta la potencia continua del amplificador.
  3. Conecta ambos dispositivos mediante cables. Los terminales de salida pueden aparecer como output, y, los de entrada, como input. ¡Fíjate en las señales gráficas para acertar con la polaridad del cableado!
  4. Enciende los aparatos, escoge una canción y disfruta.

Altavoces pasivos vs. altavoces activos: ventajas y desventajas

Los altavoces pasivos (sin amplificador) y activos (con amplificador incorporado) tienen sus ventajas y desventajas. Pero es importante que sepas que no hay uno mejor que otro para ser productor/a musical.

Uno de los consejos para DJ principiantes que siempre damos es seleccionar el equipo en función del presupuesto, los dispositivos que ya se tengan y el uso que vayas a darle al set. Por ejemplo, un altavoz pasivo será más apropiado para shows al aire libre, ya que son más resistentes a las condiciones climatológicas.

Con todo, si lo que quieres es ir ligero/a, te recomendamos que apuestes por un altavoz autoamplificado. A continuación, te resumimos los principales pros y contras para que tengas claro qué esperar de cada uno de ellos:

Altavoz pasivo Altavoz activo
Necesita un amplificador externo No necesita amplificador
Instalación con cableado Portabilidad y configuración sencilla
Mayor calidad de sonido y opción de mejorarlo incluso más mediante el cambio de los dispositivos que lo complementan Posibilidad de funcionar sin toma eléctrica
Menor coste No exige invertir en un amplificador
Posibles interferencias por problemas en los cables Menor duración

¡Pon tu música a todo volumen!

Los altavoces pasivos pueden darles un sonido excelente a tus creaciones musicales. Especialmente, si escoges uno de una buena marca, como Marshall o Yamaha.

Ahora bien, para sacarle todo el partido a tus pistas, tendrás que conocer los entresijos del sonido y controlar la mesa de mezclas. En el Curso de DJ y Producción Musical de Treintaycinco mm, realizarás proyectos prácticos para familiarizarte con la industria y encontrar trabajo de DJ mucho más rápidamente. ¡Fórmate y dale a tu música la calidad que se merece!

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

red-dj

Curso de DJ y Producción Musical

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!