20 Feb 2021by 35mm.es

Cine clásico: ¡Películas en blanco y negro!

Cine clásico: ¡Películas en blanco y negro!

¿Eres un cinéfilo amante del buen cine clásico? Este artículo es para ti. Quédate leyendo para conocer los detalles de este género cinematográfico tan especial y déjate conquistar por las películas en blanco y negro.

¡Recuerda que puedes darle un impulso a tu carrera con el curso de Dirección Audiovisual que te ofrecemos en la Escuela 35mm!

 

El cine clásico: un género que no pasa de moda

Entendemos por cine clásico aquel que hace referencia a las producciones audiovisuales comprendidas entre 1900 y 1960, precisamente el comienzo del cine en el mundo moderno y el fin de la primera concepción del mismo. La irrupción de las nuevas tecnologías y avances en el campo dieron paso a la creación de diferentes géneros con un aspecto y estilo completamente diferente.

De esta forma, lanzamos al aire la siguiente pregunta: cuando hablamos de cine clásico, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? Si has pensado en películas en blanco y negro, audio sin remasterizar y narración clásica, has dado en la diana.

Y es que da igual que aparezcan nuevos géneros cinematográficos o nuevos estilos, el cine clásico siempre es un must que todo cinéfilo debe conocer y apreciar.

 

Características que definen el cine clásico

El cine clásico es mucho más que una película en blanco y negro. Por eso en este apartado hemos decidido acercarte todas las características que lo definen y lo hacen único. ¡Toma nota!

 

Tipo de narración audiovisual

Las películas de cine clásico propias de Hollywood, la mayor industria cinematográfica de dicho momento, suelen ser fáciles de seguir por parte del espectador. Es decir, no se requiere por parte del público un esfuerzo intelectual por comprender el argumento. Al contrario, las películas del cine clásico se concebían como entretenimiento y espectáculo.

En cuanto a la narración, lo más habitual era optar por un inicio narrativo con intriga, que captase la atención del espectador. De hecho, los cineastas de esa época solían decantarse por la narración cronológica. Es decir, sin saltos temporales en tiempo y espacio.

El final narrado de los filmes de cine clásico suele tener un efecto epifánico y, si bien no tiene por qué ser un final feliz, este debe ofrecer una conclusión cerrada. Las sagas no eran típicas del cine clásico, ya que se optaba por productos individualizados.

 

La duración de las películas

Sobre esta característica nos encontramos con extremos. Por un lado podemos encontrar películas con una duración asequible para el consumo por parte del espectador (más típicas de los años 60 en adelante) y otras que quieren englobar en su completa totalidad historias que son extensas. Hablamos por ejemplo de los filmes sobre pasajes bíblicos con duraciones de hasta seis horas. Como anécdota, en los cines del momento se proyectaban estas películas con un descanso incluido para que los propios espectadores pudieran acudir al servicio en medio de la película.

 

Películas en blanco y negro

Si bien no todas las películas que se agrupan bajo la marca cine clásico eran en blanco y negro, una gran mayoría sí optaron por este formato. Esto se debía en principio a la falta de medios técnicos y el precio de producción.

De hecho, grandes títulos clásicos que se estrenaron en su momento en blanco y negro llegaron a remasterizarse y ofrecerse en una versión a color.

 

La importancia musical

La música se entendía como un elemento más en las características definitorias del cine clásico. Por un lado tenemos la música como elemento acompañante de la narración: los famosos efectos sonoros y música ambiental, utilizados para otorgar un nivel más en la narración.

Por otro, la música como elemento de diálogo. Hablamos de las películas musicales, tan típicas de la primera mitad del siglo XX. En ellas la música se utilizaba como un medio de comunicación más entre los personajes.

 

Infórmate sobre nuestro Curso de Dirección Audiovisual

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Clásicos del cine clásico

Con este juego de palabras, damos paso a la sección del artículo sobre cultura cinematográfica. De esta forma, a continuación conocerás una pequeña selección de los mejores títulos que pertenecen al género de cine clásico. ¡Vamos allá!

 

Rebeca (Alfred Hitchcock, 1940)

Basada en la novela de Daphne du Maurier, Rebeca es un largometraje estadounidense rodado en blanco y negro. Una película que resultó muy exitosa en taquillas.

La historia de una joven que trabaja como dama de compañía que conoce a un lord en Montercarlo que acaba de perder a su mujer. Pronto la escena se centra en la aparición del cuerpo de la fallecida y las sospechas de que fue el marido quien la asesinó.

Se trata de la primera película de Hitchcock, en la que ya anuncia el tipo de cine en el que se especializará.

 

Casablanca (Michael Curtiz, 1942)

Este romance bélico se postula como una de las películas más icónicas de toda la historia del cine. Interpretada por un magnífico Humphrey Bogart y una encantadora Ingrid Bergman, se nos presenta una historia de amor marcada por la complejidad de la guerra. Play it, Sam, y déjate enamorar por la historia.

 

Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941)

Orson Welles nos presenta su aproximación al mundo de las noticias a través de la figura de Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos y emisoras de radio. Un claro representante del cine clásico y del cine sobre periodismo.

 

Ser o no ser (Ernst Lubitsch, 1942)

Ambientada en pleno ascenso del partido nazi, una compañía teatral va a representar la obra de Hamlet mientras también preparan un montaje sobre la Alemania nazi. En un afán por ver hasta dónde llegan las dotes interpretativas del actor que hace de Hitler, sale a la calle a pasearse emulando al dirigente.

De nuevo una propuesta en blanco y negro que agrupa el resto de características propias del cine clásico. Da igual el momento, esta película siempre conseguirá sacarte una sonrisa.

 

¿Quieres formarte en dirección audiovisual? ¡Elige 35mm!

La Escuela 35mm cuenta con años de experiencia formando a alumnos interesados en la disciplina de la dirección audiovisual. Conocer los géneros cinematográficos es fundamental para iniciarse en el sector. Pero también contar con una formación completa en la disciplina: con nuestro curso de dirección audiovisual podrás triunfar creando tus propias películas.

¿A qué esperas? ¡Fórmate y haz crecer tu creatividad!

Categories: Dirección audiovisual

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

Cine clásico: ¡Películas en blanco y negro!


Cubre el siguiente formulario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.