Exploitation: descubre este género cinematográfico

cine exploitation - cine de explotación|traffic in souls - cine de explotación|cine exploitation - the end of the road|exploitation - freaks||kiss me quick - exploitation films|películas nudismo - exploitation|||easy rider jack nicholson|la última casa a la izquierda - películas violentas|cine blaxploitation - shaft||nazi exploitation - ilsa|cine exploitation - piraña

¿Conoces el cine exploitation? En anteriores artículos te hablábamos del cine giallo italiano y del slasher  americano, dos subgéneros dentro del cine de terror poco conocidos para el gran público y que acogen multitud de películas sangrientas, muchas ellas de culto.

En esta ocasión queremos mostrarte otra de las categorías más extremas del séptimo arte, el cine de explotación o exploitation, un tipo de cine, casi siempre de bajo presupuesto, que trata temas como la violencia, el erotismo, el sexo, el asesinato, las drogas y todo tipo de elementos bizarros y oscuros.

Si quieres adentrarte en las profundidades más oscuras y a la vez más excitantes del séptimo arte, quédate con nosotros. Hoy toca sesión doble de cine de exploitation. ¡Adelante!

 

¿Que es el cine de explotación?

Antes de viajar al pasado y conocer las raíces del cine de explotación, trataremos de aclararte en qué consiste, de forma muy resumida, este género cinematográfico: el cine de explotación o exploitation es una categoría cinematográfica que engloba películas que tocan temas escabrosos o bizarros y que a menudo cuenta con un presupuesto reducido.

Entre sus principales temáticas destacan las películas que contienen elementos como la violencia extrema y gratuita, el erotismo, el sexo explícito, el humor negro o el consumo de drogas.

Películas consideradas de serie B que tratan de llegar al público y obtener ganancias económicas a través de sus temáticas provocativas y morbosas, más que por su calidad estética o argumental. Un tipo de cine, conocido también como grindhouse film, que con los años y gracias a muchos de sus títulos, se ha ganado un lugar privilegiado en el cine de culto.

 

Los orígenes del cine de explotación

Para conocer los orígenes del cine de explotación necesitamos remontarnos prácticamente al nacimiento del cine, ya que existen filmaciones realizadas a finales del siglo XIX que ya contienen elementos que pueden considerarse de explotación (la mente humana es oscura y sucia desde tiempos remotos).

Aunque el primer título que contiene una temática claramente de explotación data de principios del siglo XX, se trata de Traffic in Souls (1913), una cinta que narra los métodos utilizados para embaucar a mujeres jóvenes para que ejerzan la prostitución. Una cinta que trataba de alarmar a los espectadores con una problemática que en realidad no existía en esa época.

traffic in souls - cine de explotación

Traffic in Souls es una película muda que fue rodada en la ciudad de New Jersey y contiene imágenes de Manhattan y Ellis Island.

 

Argumento:

La historia se centra en dos muchachas inmigrantes suecas que son incitadas a la prostitución a cambio de una oferta de trabajo digna.

 

Cine de dxplotación: etapa pre-code Hollywood

El cine de explotación puede dividirse en tres etapas históricas bien diferenciadas. Está la que llega a mediados de los años 30, donde los títulos de explotación contienen elementos como el crimen, la prostitución, el alcoholismo o el sexo extramatrimonial y que tiene su auge precisamente durante la recuperación de la crisis económica de Estados Unidos en 1929 (el famoso crack del 29).

Este periodo se conoce como pre-code Hollywood ya que los cineastas no estaban bajo ningún control, ni restricción de contenido, por lo que la temática de las películas era totalmente libre: los maravillosos y libertinos años 20.

Los primeros títulos aparecen como consecuencia de la necesidad de impartir educación sexual. Durante la Primera Guerra Mundial hubo un brote importante de sífilis y tanto los miembros del ejército como los jóvenes en general, necesitaban conocimientos para evitar la temida enfermedad.

Como consecuencia, aparecen películas que prevenían sobre las horribles consecuencias de la sífilis, pero también abrieron las puertas a películas con temáticas más atrevidas y que aportaban suculentas ganancias. Estas películas se pusieron de moda hasta que llegó la censura a mediados de los 30.

cine exploitation - the end of the road

Entre los títulos de esta época podemos destacar alguno de los más provocadores, The End of the Road (1919), una película dramática con fines de propaganda de salud (con advertencias sobre el sexo premarital y las enfermedades venéreas) que relata la vida de dos mujeres, una criada por “el tipo de madre correcta” y la otra por una madre que se considera incorrecta.

Freaks (1932), una de las películas más controvertidas y escandalosas de la época, en la que los protagonistas son personas con malformaciones físicas y diversas amputaciones que trabajan en un circo.

exploitation - freaks

Madam Satan (1939), una comedia musical en la que Angela trata de conquistar de nuevo a su marido Bob, que le es infiel, disfrazándose de diablesa en un baile de máscaras a bordo de un dirigible.

madam satan - filmografía cine explotación

 

The Road to Ruin (1934), que retrata la vida de una joven arruinada por el sexo y las drogas.

Las películas de explotación de esta época se proyectaban en las grindhouses, salas de cine que ofrecían proyecciones continuas de películas de dudosa reputación y que se asociaba con el entretenimiento de la clase baja de la sociedad. Muchas personas que no tenían a donde ir se pasaban el día en estas salas e incluso dormían allí.

 

Cine de explotación: los oscuros años de la censura

El auge de películas con temática considerada inmoral sufrió un importante revés cuando en 1934 se estipula el Código Hays, una medida que trataba de regular el contenido de las producciones audiovisuales y los medios impresos, por lo que las películas se vieron controladas por funcionarios gubernamentales que decidían que temas o imágenes eran inmorales u obscenos (se acabó la depravación y la inmoralidad).

Por poner algún ejemplo: el ombligo no podía mostrarse en una película bajo ningún concepto y los besos no podían durar más de tres segundos.

El Código Hays, establecido en 1930 y que describía lo considerado moralmente aceptable, se aplicaría en la industria cinematográfica estadounidense desde 1934 hasta 1967, cuando entraría en vigor el nuevo sistema de clasificación por edades. Durante esta época los cineastas deben ingeniárselas para incluir escenas o temáticas escabrosas y burlar la censura.

Afortunadamente el código empieza a debilitarse en la década de los años 60 gracias a la evolución de la sociedad. Llegando con fuerza la revolución sexual y las contraculturas juveniles que están en contra de la guerra, abogan por el amor libre y están dispuestos a enfrentarse a cualquier prohibición moral establecida por el sistema.

 

Época dorada del cine de exploitation

La explotación vuelve con fuerza en la década de los años 60, donde por fin cualquier elemento de la naturaleza humana se puede explotar, ya sea la desnudez, el sexo o la violencia. En 1957 los parámetros legales de la prohibición de la pornografía en Estados Unidos se debilitan, ya que se equipara el desnudo femenino con el arte. Esto permite la creación de películas de sexploitation y películas sex comedy.

Con el fin del código Hay a partir de 1966 las películas con contenido sexual, consumo de drogas o violencia extrema pasan a ser clasificadas como “películas para adultos” y se intensifica notablemente la producción de un sinfín de subgéneros en los que aparecen las temáticas de ciencia ficción y terror.

kiss me quick - exploitation films

Un buen ejemplo es Kiss me, quick! (1964), donde un extraterrestre llega a la tierra con la misión de encontrar a la mujer perfecta para crear una raza de sirvientes. Una película muy divertida con un trabajo de maquillaje y caracterización “interesante”:

Con este margen de maniobra los propietarios de teatros de burlesque también ven una oportunidad de negocio al poder filmar sus propios shows, permitiéndoles generar más ingresos mostrando a sus bailarinas desnudas en todo el país. La única pregunta que se hacían era «¿cuánta piel puedo mostrar?»

 

Campamentos nudistas: la apacible vida americana

De repente se ponen de moda las películas con gente paseando desnuda y aparecen los primeros títulos ambientados en campamentos de nudistas. ¡Qué mejor lugar para filmar inocentes desnudos! En la película puedes ver la apacible vida americana de los años 60, eso sí, en pelotas.

Pero en el cine de explotación no todo van a ser inocentes paseos o picnics al sol. Las películas de adolescentes en la playa o con temáticas de ciencia ficción y terror llegaron con fuerza a los autocines y a las salas gridhouse.

películas nudismo - exploitation

Además, ya no era suficiente con colocar desnudos en campings nudistas o en la playa. Poco a poco surgieron películas en las que cualquier excusa era válida para enseñar carne. My Tale Is Hot (1964), una comedia erótica nutie-cutie, es el mismo diablo el que trata de tentar al marido más fiel del mundo con una sucesión de hermosas jóvenes desnudas.

También son muy populares las comedias nudistas del director Russ Meyer, donde incorporaba desnudos femeninos a una trama concreta. Por ejemplo, The Immoral Mr. Teas (1959), donde Mr. Teas, un vendedor puerta a puerta, tras someterse a una cirugía en el dentista, se da cuenta de que tiene rayos X y puede ver a todas las chicas desnudas. La película carece de diálogos, solo se escucha la voz de un narrador y un monótono tema como banda sonora.

 

Fin de los inocentes desnudos

En los primeros años de la década de los años 60 los desnudos eran inocentes y hermosos, una mera estrategia para conseguir espectadores. Pero la saturación en el mercado de este tipo de películas provocó una huida hacia adelante en busca de contenidos más provocativos.

En esta línea se estrenan títulos en los que se incorpora un nuevo elemento, la violencia. Inspirados en las revistas pulp, donde aparecen mujeres atadas y azotadas, comienzan a realizarse películas en las que la mujer pasa de ser un mero objeto decorativo a ser torturada y asesinada. Surgen las películas roughies, con temáticas mucho más oscuras e incluso gores.

cine de explotación - películas roughies

La sociedad americana también parece volverse más violenta y radical. En 1963 asesinan al presidente Kennedy y en 1966 se produce el primer tiroteo masivo en Estados Unidos, concretamente en la Universidad de Texas. El ambiente que se respira favorece la proliferación de películas en las que la mujer sufre todo tipo de abusos.

Un claro ejemplo es Bad Girls Go to Hell (1965), película en la que una ama de casa de Boston es agredida por el superintendente de su edificio. Después de asesinarlo durante el ataque, decide huir a Nueva York.

 

Llega la violencia empapada en sangre

Pero las películas de desnudos con violencia también se volvieron monótonas, había que encontrar nuevas fuentes de las que beber para ser original y seguir atrayendo a nuevos espectadores. En este sentido surgió un nuevo elemento que vino a ser un paso natural en la temática violenta de las películas de mediados de los años 60, la sangre.

Con las películas a todo color, el rojo intenso de la sangre se convierte en un elemento de una gran fuerza visual y sumamente impactante para los espectadores, que nunca habían visto nada igual en una película. Además, el uso de una publicidad sensacionalista y exagerada busca que los espectadores acudan en masa a los cines para ver películas que ahora si son realmente gores.

películas gore - blood feast

Uno de los pioneros fue Herschell Gordon Lewis, que filmó títulos tan sangrientos como Blood Feast (1963), 2000 maniacos (1964) o Color me blood red (1965). En Two Thousand Maniacs, podemos disfrutar de un pueblo entero, de maníacos, locos por derramar sangre.

 

Motoristas, libertad y viajes lisérgicos

A final de los años 60 llega otro elemento fundamental en las películas de explotación, las drogas. El movimiento hippie, iniciado en los años 60, ya había puesto sobre la mesa temas como la libertad sexual o la paz. Evidentemente, las drogas eran otro de los aspectos fundamentales del movimiento hippie, que disfrutaba fumando marihuana o experimentando con ácidos como el LSD.

Las películas orientadas al público juvenil, obviamente, tenían que incluir estos elementos. The Trip (1967), una película escrita por el actor Jack Nicholson y protagonizada por Peter Fonda y Dennis Hopper, narra como un realizador de anuncios de televisión, tras ser abandonado por su mujer, consume LSD para iniciar un viaje a las oscuras dimensiones del subconsciente. La película de Nicholson es una de las primeras que trata el consumo de esta droga.

Otro tipo de películas que trataban de expresar la libertad y la irreverencia de la juventud americana son las películas de motoristas. A pesar de que todas eran muy parecidas, de nuevo el director Herschell Gordon Lewis trató de ir más allá incorporando mujeres a un tipo de films en los que siempre dominaban los hombres.

En She –Devils on Wheels (1968), son mujeres moteras las que tienen el poder y maltratan a los hombres.

 

Debido al éxito de las películas de bajo presupuesto en las que los protagonistas son un grupo de rebeldes motociclistas, una gran productora, Columbia Pictures decide realizar otro de los títulos indispensables de la época: la película de culto Easy Rider (1969), donde coinciden de nuevo Jack Nicholson, Peter Fonda y Dennis Hopper.

easy rider jack nicholson

Aunque Easy Rider no puede considerarse como una película de exploitation, debido en parte a su gran presupuesto y a su mensaje político antibelicista, si puede decirse que está inspirada en las películas de exploitation de motoristas.

 

Sexo y violencia extrema

Volvemos a la senda de las películas de exploitation de nuevo con la violencia. La sociedad americana continúa viviendo los estragos de la guerra de Vietnan y la familia Manson asesina brutalmente el 9 de agosto de 1969 a la Sharon Tate, una famosa actriz de Hollywood (esposa del director Roman Polanski) y otras cuatro personas en el lujoso barrio de Bel Air.

Los asesinos en serie se ponen de moda y el cine de explotación encuentra un filón para volver a escandalizar y aterrar a sus seguidores.

la última casa a la izquierda - películas violentas

En 1972, se estrena un título que crea auténtico pánico entre el público, se trata de La última casa a la izquierda, un film dirigido por Wes Craven (Pesadilla en Elm Street) que relata cómo dos adolescentes que quieren celebrar su cumpleaños asistiendo a un concierto son raptadas por tres maníacos.

Otro título en la misma línea, estrenado a finales de los 70 es I spit on your grave (La violencia del sexo, 1978), una película dirigida por Meir Zarchi y protagonizada por Camille Keaton y Eron Tabor que narra la historia de una escritora que viaja al campo en busca de un poco de tranquilidad y se encuentra con cuatro hombres que la violan y la dejan “casi” muerta. A partir de entonces en su mente solo existe una palabra: venganza.

La película de Zarchi fue censurada en varios países por su extrema violencia. A pesar de ello, se hicieron varias secuelas.

 

Blaxploitation: black power

En la década de los 70 también se puso de moda un tipo de películas de exploitation que eran protagonizadas por afroamericanos, blaxploitation. El Black Power y los diferentes movimientos en defensa de la integración racial pusieron en el punto de mira a la población negra, que estaba deseosa de ver en la gran pantalla actores negros que resaltaran su orgullo racial.

cine blaxploitation - shaft

Películas como Shaft (Las noches rojas del Harlem, 1971) película dirigida por el primer fotógrafo negro de la revista Life, Gordon Parks; o Super Fly (1972), presentan a actores negros en papeles que hasta ese momento estaban reservados para la población blanca.

Los títulos blaxploitation también ponen de moda los géneros musicales como el soul, el funk y el disco. El cantante y compositor de soul y funk, Curtis Mayfield, responsable de la banda sonora de Super Fly, se hace incluso más famoso que la película.

Aunque el blaxploitation no se queda en las películas policíacas o de violentos de narcotraficantes y va más allá, con Blacula (1972) o Black Samurai (1977), la primera una película de vampiros y la segunda una parodia de como sería un samurái negro.

Película completa en castellano:

Uno de nuestros directores favoritos, Larry Cohen, también realizó películas blaxploitation con títulos como Hell up in Harlem (1973) o Black Caesar (1973), donde, con mucho descaro, filmaba muchas de sus escenas sin los permisos correspondientes.

 

Mujeres entre rejas

A principios de los años 70 también se pusieron de moda las películas de mujeres entre rejas. La cinta The Big Doll House (Cárcel de mujeres, 1971) dirigida por Jack Hill, narra la vida diaria de seis reclusas en una prisión tropical desconocida. Evidentemente, una buena ocasión para mostrar de nuevo a las bellas reclusas desnudas.

the big dollhouse película cárcel

 

Nazi exploitation

Si hasta ahora os han sorprendido lo que da de sí el cine de explotación, lo que viene ahora os va dejar temblando. Algo que caracteriza al cine exploitation es el oportunismo, ya que ha sabido ofrecer lo que demandaba en cada momento el espectador, evolucionando en paralelo con la sociedad americana.

La liberación sexual, la violencia en las calles, el consumo de drogas e incluso los asesinos en serie sirvieron de inspiración para realizar multitud de títulos escabrosos, provocativos y excitantes.

Pero el cine de exploitation también ha encontrado inspiración en sucesos más alejados en el tiempo como es el caso de la siguiente subcategoría: el nazi exploitation. ¿Acaso existe mejor excusa para realizar todo tipo de fechorías que presentar en una película personajes relacionados con el nazismo?

nazi exploitation - ilsa

Una de las películas más conocidas de este subgénero es Ilsa, la loba de la SS (1975) una cinta canadiense protagonizada por la pin-up y show girl Dyanne Thorne, que narra la vida en un campo de concentración nazi dirigido por una sádica y lasciva comandante que utiliza su poder para torturar mujeres y saciar su enorme apetito sexual. El sorprendente éxito de la cinta generó tres secuelas y una avalancha de imitadores.

 

Película completa en castellano:

 

Pirañas, tiburones y otras criaturas nos acechan

A finales de los 70 y principios de los 80 también se pusieron de moda las películas en las que un terrible monstruo o un animal salvaje aparece para convertir la apacible vida americana en una pesadilla. La película Tiburón (1975), dirigida por Steven Spielberg y producida por Universal Pictures (que se gastó 1,8 millones de dólares solo en su promoción), hizo surgir la fiebre de las películas donde el hombre lucha contra la hostil naturaleza.

cine exploitation - piraña

Sin tener en cuenta la película de Spielberg, que no puede considerarse una película de exploitation por su elevado presupuesto, podemos destacar títulos como Piraña (1978) del director Joe Dante o Alligator (La bestia bajo el asfalto, 1980) de Lewis Teague, que buscaban aprovechar el éxito de Tiburón y realizar películas de bajo presupuesto con una temática similar.

Aquí puedes ver Alligator completa en castellano:

 

El fin del exploitation… o no

A partir de los años 80 las películas de exploitation y las de los grandes estudios prácticamente van por el mismo camino y se puede decir que no existe una temática exclusiva para las películas de bajo presupuesto. A pesar del declive del género, directores como Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, reconocidos seguidores del cine de exploitation, han homenajeado este subgénero en muchas ocasiones.

En 2007 presentaban conjuntamente el proyecto Grindhouse, que incluía la proyección de dos películas Planet Terror y Death Proof, simulando las proyecciones continuas de los teatros grindhouse.

Recientemente se estrenaba Érase una vez en… Hollywood (2019), también del director Quentin Tarantino, que a pesar de que no es una película de exploitation, sí tiene muchos elementos que hacen de nuevo un guiño al género. La cinta de Tarantino es una gran película, ganadora de dos Óscar y tres Globos de Oro, que homenajea la época dorada de Hollywod e incluso el western realizado en Almería.

Terminamos aquí nuestro repaso por el cine de exploitation estadounidense. Un tipo de cine de bajo presupuesto que también posee grandes títulos realizados en Europa, como muchas películas del italiano Lucio Fulci o del malagueño Jesús Franco, uno de los principales exponentes del Fantaterror, por poner solo dos ejemplos.

 

Fórmate en 35mm

Solo nos queda recordarte que, si quieres realizar alguna formación relacionada con el sector audiovisual, le eches un vistazo al completo catálogo de cursos que te ofrece 35 mm. ¡Elige el curso que más te guste!

¿Quieres formarte con nosotros?

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!