comedia-slapstick

Comedia slapstick: ¿en qué consiste?

Logo 35mm

Prepárate para la risa y la diversión más absurda, profundizamos en uno de los géneros cinematográficos más difíciles de llevar a cabo, la comedia.

Continúa leyendo y descubre con nosotros en qué consiste la comedia slapstick.

 

Comedia física: golpes, mamporros y diversión

En nuestro recorrido por los mejores géneros cinematográficos hemos descubierto estilos tan interesantes como el cine giallo italiano, el sangriento cine slasher y las mejores spoof movies o películas de parodias. En esta ocasión, queremos pasar un buen rato con la comedia slapstick o comedia física, un género que se basa en un concepto muy básico, el humor a base de golpes, mamporros y grandes dosis de humillación.

Pero… ¿en qué consiste exactamente la Comedia Slapstick? El Slapstick es un subgénero de la comedia que consiste en utilizar la torpeza de sus actores y los golpes físicos para divertir al espectador. Los personajes de este tipo de comedia sufren todo tipo de accidentes y tropiezos, y la burla, la humillación o la vergüenza ajena predominan en un estilo de humor que provienen de los bufones de la edad media.

El término inglés slapstick es una composición de las palabras inglesas slap (golpe o bofetada) y stick (palo)y sirve para nombrar a un subgénero cinematográfico de la comedia basado en el humor físico.

El humor de la comedia física tiene un enfoque sencillo, ya que recurre a las bromas exageradas, a menudo humillantes, y basa su atractivo en el dolor ajeno. Habitualmente, no existe un diálogo elaborado (no lo necesita), su encanto reside en la utilización de secuencias visuales; golpear a un personaje con una sartén o arrojarlo a un charco de barro podrían ser perfectamente gags de una película slapstick

La palabra Slap stick también se refiere a un instrumento musical, perteneciente al grupo de percusión, que consiste en dos lamas de madera unidas por una bisagra. Cuando éstas chocan producen un sonido similar al de un látigo. Este instrumento fue utilizado en el cine para simular el sonido producido por un golpe, normalmente una bofetada.

 

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Guion Audiovisual

Origen de la comedia física o slapstick

El origen de la comedia slapstick no está del todo claro, ya que el ser humano es muy dado, aunque nos cueste admitirlo, a reírse de la torpeza y el dolor ajeno. Por lo tanto, se trata de un tipo de humor muy antiguo que puede tener sus raíces en la Edad Media.

Existe constancia de qué en el siglo XVI, concretamente en Italia, existía un tipo de teatro popular, con influencias del carnaval, donde era habitual la representación de obras en las que los personajes demostraban habilidades acrobáticas y donde también se incluía la comedia física.

Ya en el siglo XIX, el humor slapstick predominaba en las representaciones teatrales de carácter popular. Géneros del teatro como el burlesque, la pantomima británica o el vaudeville incluían números en los que el lenguaje jocoso y la comedia física eran indispensables para arrancar una sonrisa al público de la época.

 

Slapstick: el humor disparatado reina en la gran pantalla

Este tipo de espectáculos fueron decayendo a finales del siglo XIX con la llegada del cine. Sin embargo, el séptimo arte rápidamente adoptó la fórmula del slapstick para representar en la pantalla cortometrajes de carácter cómico que incluían un tipo de violencia leve, con fines cómicos.

Una de las primeras obras del cine con elementos del humor slapstick fue L’Arroseur Arrosé (1895) dirigida por Louis Lumière. En el film podemos ver como un jardinero es importunado por un niño que le pisa la manguera con la que riega las plantas.

Posteriormente, el cine slapstick alcanzaría gran popularidad de la mano de actores tan conocidos del cine mudo como; Charlie Chaplin o Buster Keaton.

Entre los años 1910 y 1930 la comedia slapstick domina en el cine estadounidense. Con la incorporación de los primeros efectos especiales y, sobre todo, la destreza de los actores, los espectadores pueden disfrutar de escenas en las que los personajes sufren todo tipo de accidentes y golpes debido a su incompetencia.

Las películas del cine mudo, con elementos del slapstick, triunfan entre los espectadores de la época que asisten fascinados a la sincronía y las acrobacias que deben protagonizar los actores para salir ilesos de los múltiples accidentes que sufren.

El actor Buster Keaton, es un claro ejemplo de la destreza y la sincronía necesarias para filmar las escenas más peligrosas del cine slapstick, en las que, en muchas ocasiones, se jugaba su integridad física.

La trama de sus películas a menudo incluía gags absurdos, en los que abundaban los golpes, los tartazos, las delirantes persecuciones, caídas para todos los gustos, bofetadas… y mucha imaginación. 

 

Slapstick: Los tres chiflados  

El cine de la comedia física triunfa en todo el mundo gracias a Charles Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd, El Gordo y el Flaco o Mabel Normand (una de las primeras personas en tirar una tarta en una película). Sin embargo, no fueron los únicos actores que protagonizaron películas en las que predominaba el humor absurdo.

Entre todos ellos, merece especial mención el trio conocido como The Three Stooges (Los tres chiflados), un grupo de actores cómicos, activo entre 1922 y 1970, que protagonizó multitud de películas y cortometrajes en los que predominaba el humor disparatado y la comedia física.

Los tres chiflados, formado por seis integrantes a lo largo de toda su trayectoria, participó en la friolera de 190 cortometrajes emitidos regularmente por televisión desde 1959.

A pesar de que sus inicios en el mundo de la comedia fueron en los años 20, su popularidad llegaría en 1934 cuando comenzaron a trabajar en sus propios cortometrajes en los que predominaba el humor absurdo y obviamente los golpes y las situaciones humillantes.

Los personajes Curly, Larry y Moe alcanzaron el éxito gracias a sus habilidades físicas y su impresionante coordinación. Piruetas, bofetones y coreografías al más puro estilo slapstick no faltaban en ningún gag del trio que, sin otra pretensión que entretener a los espectadores, utilizaba un tipo de humor sencillo y disparatado.

Además, no solo se limitaron a realizar cortometrajes televisivos, también hicieron películas y presentaciones en vivo con igual éxito.

A partir de los años 70, con la paulatina muerte de sus principales integrantes, el grupo trato de renovarse con nuevas caras, pero los intentos fracasaron.

A pesar del fin de su carrera, el humor del genial trio influiría en el posterior cine de comedia. Además, en 2012 los hermanos Farrelly resucitarían al peculiar grupo en la película Los tres chiflados, protagonizada por Sean Hayes, Will Sasso, Chris Diamantopoulos. 

 

Jerry Lewis, los Monty Python o Leslie Nielsen: dignos herederos de la comedia slapstick

Sin duda la comedia slapstick dominó la gran pantalla en los años del cine mudo. Obviamente los diálogos escaseaban y lo físico era imprescindible para entretener y contar una historia.

Con los años, los espectadores se decantaron por un tipo de humor más verbal que físico. Además, los golpes y las situaciones humillantes poco a poco fueron consideradas de mal gusto. La sociedad, afortunadamente, ha evolucionado y, en general, ya no nos hace gracia un humor tan básico.

De todos modos, actores como Jerry Lewis, Peter Sellers o Jacques Tati mantuvieron el espíritu del slapstick en los años 50, 60 y 70 con películas como El profesor chiflado (1963) o La pantera rosa ataca de nuevo (1976).

Por otro lado, aunque hemos de reconocer que la comedia slapstick vivió su época de esplendor en el cine mudo con Chaplin y Keaton, también hay elementos del subgénero en el trabajo de los Monty Python.

El grupo británico compuesto por Graham Chapman, John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin (el único estadounidense), logró la fama en la BBC gracias a su programa El circo volador de Monty Python, un espacio lleno de sketches en el que predominaban elementos como las animaciones, el transformismo, la comedia física o los diálogos irreverentes y en ocasiones agresivos.

Durante las décadas de 1960 y 1970, el grupo triunfó en todo el mundo gracias a su humor absurdo, dando el salto posteriormente a la gran pantalla con películas tan conocidas como Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975), La vida de Brian (1979) o El sentido de la vida (1983).

Además, los elementos del cine slapstick también han influido en otros subgéneros de la comedia, sobre todo en las spoof movies o películas de parodias. 

Títulos tan conocidos como Aterriza como puedas (1980), una parodia de las películas de catástrofes que estuvieron de moda en los años 70 (protagonizada por el actor Leslie Nielsen),  Hot Shots: La madre de todos los desmadres (1991) parodia de películas tan conocidas como Top Gun, Nueve semanas y media o Bailando con Lobos y Scary Movie (2000) llena de clichés y referencias en clave de humor del cine de terror y cine slasher, incluyen humor disparatado y claras referencias al subgénero slapstick.

 

Jackass: la comedia slapstick más física y gamberra 

Aunque en el cine actual escasea la comedia slapstick otro grupo de “cómicos” aportó al subgénero un enfoque mucho más gamberro, experimental y doloroso que sus antecesores. Nos referimos al reparto protagonista de la serie Jackass, un espacio de comedia transmitido en la MTV donde diversos retos arriesgados y peligrosos servían para entretener al espectador menos escrupuloso. 

Sin duda, sus arriesgadas aventuras llevan a otro nivel la comedia slapstick. Su humor irreverente y sobre todo sus disparatados retos en los que la comedía física se eleva a límites extremos alcanzó una gran popularidad a partir del año 2000. 

Durante 3 temporadas en la MTV y posteriormente en la gran pantalla el grupo capitaneado por Johnny Knoxville puso de nuevo de moda la comedía física. Quizás mucho más vulgar y extrema, pero sin duda adaptada a los nuevos tiempos y a un público mucho más joven.

 

Jim Carrey: cuando un gesto vale más que mil palabras  

Dejando a un lado el slapstick más gamberro, podríamos decir que uno de los pocos actores que ha mantenido vivo el espíritu del subgénero en los últimos años es el actor Jim Carrey que, con su extravagante modo de actuar (muy gestual), ha protagonizado películas en las que el humor exagerado y físico nos ha regalado momentos desternillantes.

Películas como Ace Ventura, un detective diferente (1994), La máscara (1994), Dos tontos muy tontos (1994) o Como Dios (2003), son un claro ejemplos del cine más reciente con influencias de la comedia slapstick.

 

Slapstick en series y programas televisivos

Por otro lado, aunque en los últimos años el slapstick ha estado de capa caída en el cine, es un humor que nos ha regalado grandes momentos en otro medio, la televisión.

Uno de los máximos exponentes es, sin duda, el actor inglés Rowan Atkinson, que con su personaje Mr Bean ha logrado un gran éxito internacional con sus series televisivas.

Atkinson hace uso de los elementos de la comedia slapstick en sus gags, en los que predominan las situaciones ridículas, sus extrañas expresiones faciales y los accidentes debido a su torpeza.

Sin apenas diálogos, el actor se expresa generalmente con mímica y gracias a su ingenio logra salir airoso de situaciones de lo más complicadas. Desgraciadamente, a su paso otros personajes sufren las consecuencias de su torpeza.   

En España, uno de los principales comediantes, que alcanzó la fama gracias a los elementos del slapstick, es Pepe Viyuela. El actor, conocido por su participación en series tan conocidas como Aída o Águila Roja, se inició en el mundo de la comedia realizando parodias en el programa televisivo, Un, dos, tres… responda otra vez.

 

Las mejores películas de la comedia slapstick 

Ahora que ya conoces en consiste la comedia slapstick y cuáles fueron sus máximos exponentes, queremos compartir contigo una pequeña lista con las mejores películas de la comedia slapstick. 

En nuestra lista hemos incluido películas que pertenecen a la comedia slapstick y otras que, simplemente, tienen claras influencias de este subgénero cinematográfico tan peculiar.

¡Toma nota!

Lista de las mejores películas de la comedia slapstick:  

  1. La pantera rosa ataca de nuevo (1976) – Blake Edwards
  2. El sentido de la vida (1983) –  Terry Jones, Terry Gilliam
  3. Hot Shots: La madre de todos los desmadres (1991) – Jim Abrahams
  4. Dos tontos muy tontos (1994) – Peter Farrelly, Bobby Farrelly
  5. La gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003) – Javier Fesser
  6. Norbit (2007) – Brian Robbins
  7. Spanish Movie (2009) – Paco Cabezas
  8. Niños grandes (2010) – Dennis Dugan
  9. Movie 43 (2013) – Elizabeth Banks, Bob Odenkirk, James Gunn…
  10. Jackass Forever (2022) – Jeff Tremaine

Como puedes comprobar en nuestra lista puedes encontrar títulos para todos los gustos. Además, hemos incluido dos cintas españolas, ya que sin duda incorporan los elementos más característicos del subgénero.

1.- La pantera rosa ataca de nuevo (1976)

Comenzamos con un título imprescindible del cine de comedia, se trata de La pantera rosa ataca de nuevo, una cinta dirigida por Blake Edwards y protagonizada por Peter Sellers.

Se trata de la cuarta entrega de la franquicia protagonizada por el inigualable inspector Clouseau, que combina un argumento al más puro estilo James Bond con la parodia a otras películas de la época.

Curso de Guion Audiovisual

2.- El sentido de la vida (1983) 

En nuestra lista no podía faltar una película de los Monty Python. Hemos optado por nuestra favorita, El sentido de la vida, la cuarta película filmada por el grupo de comedia británico.

Como su título indica, el film está compuesto por un conjunto de episodios que tratan de desentrañar el sentido de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. Obviamente, con el peculiar sentido del humor, irreverente y grosero, del grupo.

Además, en la película puedes disfrutar de numerosos números musicales, incluido uno dedicado al esperma.

3.- Hot Shots: La madre de todos los desmadres (1991)

A finales de los ochenta, películas como Top Gun (1986), Nueve semanas y media (1986) o Bailando con Lobos (1990) ocupaban los primeros puestos de las cintas más taquilleras. 

Aprovechando el tirón de estos éxitos cinematográficos se estrenaba en 1991, Hot Shots: La madre de todos los desmadres, una parodia de multitud de películas de la época, incluidas las ya mencionadas, que incluye todos los elementos del slapstick y que relata la historia de Topper Harley, un militar retirado, acusado de abandonar a su suerte a su copiloto durante un accidente y que decide volver para realizar una misión secreta.

Como curiosidad te contamos que en el film coinciden los actores Charlie Sheen, Jon Cryer y Ryan Stiles, que muchos años más tarde volverían a trabajar juntos en la famosa serie Dos hombres y medio. El reparto lo completan el veterano Lloyd Bridges, Valeria Golino (Rain Man) y Cary Elwes (La princesa prometida).

4.- Dos tontos muy tontos (1994)

Seguimos en la década de los 90 para detenernos en una película dirigida por los hermanos Farrelly, especialistas en introducir en el cine el humor más gamberro e irreverente y responsables de películas tan conocidas como Algo pasa con Mary (1998) o Yo, yo mismo e Irene (2000).

Dos tontos muy tontos, protagonizada por Jim Carrey y Jeff Daniels, sigue a una pareja de descerebrados amigos que se embarcan en un alocado viaje con el fin de devolver un maletín lleno de dinero a una misteriosa y atractiva joven.

5.- La gran aventura de Mortadelo y Filemón (2003) 

Continuamos con la primera película española de nuestra lista. La gran aventura de Mortadelo y Filemón está dirigida por Javier Fesser y protagonizada por Pepe Viyuela y Benito Pocino.

Basada en las historietas de Mortadelo y Filemón de Francisco Ibáñez, la cinta, que destaca por sus magníficos efectos especiales y su banda sonora, sigue a la famosa pareja de detectives de la T.I.A en un caso en el que tendrán que desbaratar los planes de un bajito y peligroso dictador.

6.- Norbit (2007) 

Otro de los actores que ha mantenido vivo el espíritu del slapstick en el cine actual es sin duda Eddie Murphy. En la película Norbit, el actor encarna tres personajes gracias al talento del especialista en maquillaje y efectos especiales Kazu Hiro.

El film sigue a Norbit un joven que de pequeño fue abandonado a las puertas de un orfanato y que en la actualidad está casado con Rasputia, una mujer egoísta y con sobrepeso que le hace la vida imposible. 

 7.- Spanish Movie (2009) 

En 2009 se estrenaba en nuestro país Spanish Movie, una película dirigida por Javier Ruiz Caldera con guion de Paco Cabezas, que aprovecha el tirón de éxitos de taquilla españoles tan conocidos como Los otros, [REC], El orfanato, Los lunes al sol, Abre los ojos, Mar adentro, Alatriste o El laberinto del fauno

Estamos ante uno de los primeros largometrajes del cine español que imita las películas de parodias de Hollywood y que además incluye claros guiños al cine de comedia slapstick.

La cinta relata la historia de Ramira, la responsable de cuidar a los niños Laura, Simeón y Ofendia. Por desgracia, Ramira asesina accidentalmente a Simeón, un niño fotofóbico, dejándole salir al exterior. Posteriormente, para ocultar su crimen, decide mentir sobre la desaparición del niño.

Cabe mencionar el cameo en la película de personajes televisivos tan conocidos como Andreu Buenafuente, Berto Romero o Chiquito de la Calzada, y la aparición estelar del actor estadounidense Leslie Nielsen (Agárralo como puedas).

8.- Niños grandes (2010) 

En nuestra lista no podía faltar una película de Adam Sandler, otro actor conocido por utilizar un humor irreverente en sus películas. 

En Niños grandes, Sandler está acompañado de atores tan conocidos del mundo de la comedia como Chris Rock, Rob Schneider o Kevin James y demuestra que el humor infantil e irreverente sigue triunfando en el género de la comedia. De hecho, a pesar de las malas críticas, el film triunfó en la taquilla de todo el mundo. 

La película sigue la vida de cinco amigos que, treinta años después que haber perdido el contacto, se reúnen para recordar los viejos tiempos.

9.- Movie 43 (2013) 

Continuamos con una de las películas más disparatadas de todos los tiempos, una cinta formada por varios cortometrajes cómicos, repletos de caras conocidas, que tras su estreno dividió a la crítica. 

Movie 43 merece la pena simplemente por su impresionante reparto; Naomi Watts, Hugh Jackman, Kristen Bell, Halle Berry, Chloë Grace Moretz, Kate Winslet, Gerard Butler, Emma Stone, Uma Thurman, Elizabeth Banks o Chris Pratt, entre muchos otros.

Los críticos más conservadores la tachan de estúpida y grotesca, afirmando que nunca en la historia del cine se había desaprovechado tanto la calidad de sus actores (estamos de acuerdo). Sin embargo, debemos decir a su favor que detrás de esta película hay mentes muy perversas y retorcidas y es un claro ejemplo del cine slapstick más actual. 

Ver en la pantalla a Hugh Jackman con testículos en la garganta no tiene precio.

10.- Jackass Forever (2022) 

Llegamos al final de nuestra lista de películas del subgénero slapstick con Jackass Forever.

En la cuarta entrega de la saga podemos disfrutar del reencuentro de los miembros originales de Jackass; Knoxville, Danger Ehren, Steve-O, Dave England, Chris Pontius, Wee Man, Preston Lacy, así como nuevos miembros del equipo y cameos de famosos.

A pesar de haber pasado más de 20 años, el grupo vuelve a sorprendernos y divertirnos con nuevos retos y el humor más gamberro, demostrando que sigue en plena forma.

 

Fórmate en la escuela audiovisual Treintaycinco mm

Llegamos al final de nuestro artículo dedicado a la comedia slapstick, esperamos que hayas disfrutado. Como siempre, solo nos queda recordarte que Treintaycinco mm dispone de un amplio catálogo de cursos relacionados con el sector audiovisual, incluido un curso de Guion audiovisual.

¡Consigue gratis nuestro temario!

Curso de Guion Audiovisual