20 Nov 2019by 35mm.es

¿Cómo editar vídeos profesionalmente? 10 consejos útiles

¿Cómo editar vídeos profesionalmente? 10 consejos útiles

Saber cómo editar vídeos de forma profesional no es una tarea fácil, ya que requiere de una serie de conocimientos teóricos, técnicos y prácticos que no se tienen sin una preparación adecuada. El proceso de edición puede ser largo, y es necesario tener bien claro lo que se quiere lograr para no perder tiempo y recursos innecesarios en un proyecto determinado.

Si recién estás comenzando en el mundo de la edición y postproducción o si estás interesado/a en formar parte de este sector y te estás preguntando cómo hacer un vídeo profesionalmente, aquí te dejamos diez consejos para edición de vídeos.

 

Diez consejos sobre cómo editar vídeos de forma profesional

 

Fórmate

Como te decíamos, los conocimientos que necesitas para convertirte en un editor profesional no se generan espontáneamente, sino que son el fruto de una preparación adecuada. Por supuesto que puedes aprender de forma autodidacta, pero esto no solo te tomará muchísimo más tiempo sino que además hará que tu camino hacia el éxito como editor de vídeos profesional sea mucho más largo.

Si estás buscando una formación capaz de ofrecerte todos los conocimientos que necesitas para triunfar en el mundo de la edición de vídeos, en 35mm tenemos exactamente lo que buscas: con nuestro Curso de Edición y Postproducción de Vídeos aprenderás todo lo necesario para poder desarrollar tu carrera profesional en este sector. ¡Infórmate ahora!

 

Mira las películas con los ojos de un editor

Una de las mejores maneras de aprender algo es viendo cómo lo hace la gente que triunfa haciéndolo. En este sentido, dejar de ver las películas como un mero espectador y pasar a verlas con los ojos de un editor te enseñará muchos de los trucos que utilizan los profesionales de este sector.

¿Has visto como la toma cambió justo en el momento en que el protagonista entró en la sala? ¿Has notado el larguísimo silencio de la escena que generó la tensión ideal antes de que la bomba explote? Esas son pequeñas decisiones que toma el editor que muchas veces se pueden pasar por alto pero que, valorándolas una por una, te permitirán aprender muchísimo sobre esta profesión.

 

Sé organizado/a

Es sumamente habitual que los que recién empiezan en el mundo de la edición cometan el error de simplemente arrojar todo el material a editar en el escritorio o en alguna carpeta en particular y listo. Pues, para decirlo tan directos como podamos, no hagas eso. Cada vez que vayas a comenzar un proyecto de edición, crea un directorio de proyecto.

Es bastante simple, la verdad. Lo único que tienes que hacer es crear una carpeta para el proyecto, y dentro de esa carpeta, crear otras carpetas más llamadas, por ejemplo, Material sin formato, Sonido, Música, Fotos, Gráficos, etc. Luego deberás dividir todo el material que tengas en función del tipo de contenido, y listo.

Definir correctamente el nombre de cada archivo también es importante, ya que si todos los archivos se parecen (llamar archivo1.mov y archivo2.mov no sirve de nada) nunca sabrás cuál tienes que utilizar en cada momento. El archivo del proyecto creado en el editor de vídeos no necesita una carpeta especial.

Haciendo esto lograrás que tu proyecto esté mucho más organizado, que las cosas sean más accesibles y que el trabajo resulte mucho más fluido. Nada genera un mejor flujo de trabajo que poder encontrar exactamente lo que se desea en el menor tiempo posible.

 

Haz siempre copias de seguridad

Este es uno de los puntos que muchos de los que quieren aprender cómo editar vídeos pasan por alto.

No importa cuanta confianza tengas en tu disco duro o tu tarjeta de memoria, la tecnología puede fallar, y si eso pasa no querrás que se cargue tu trabajo. Con esto en mente, asegúrate siempre de hacer una copia de seguridad en un lugar distinto a tu ordenador. El almacenamiento en la nube está bien, pero la realidad es que toma mucho tiempo cargar y descargar los archivos cuando se trata de video. Siempre es mejor mantener una copia del directorio de tu proyecto en tu ordenador y una copia distinta en un disco duro externo, una tarjeta de memoria o un ordenador diferente.

Cuando finalices el proyecto y desees mantener un archivo de todo lo que has hecho, guarda los archivos en un disco duro externo y elimina los archivos de tu ordenador (es más probable que falle el disco duro del ordenador que usas siempre en comparación con uno al que solo accedes eventualmente).

 

Limpia los archivos

Este es otro de los consejos para edición de vídeos que vienen bien a los primerizos, ya que apunta a otro de los vicios que tenemos todos cuando empezamos en este mundo: el contenido “vacío”.

Es muy habitual al principio creer que metiendo un vídeo dentro de la línea de tiempo ya tenemos el trabajo hecho. No es así. Asegúrate de recortar el principio y el final de cada clip para que quede limpio y no queden segundos vacíos de un campo abierto antes de que suceda algo.

 

Elige el programa de edición de vídeos que mejor se adapte a lo que necesitas

Al elegir un editor de video, todo se trata de control. ¿Necesitas algo sencillo que simplemente te permita meter algunos vídeos juntos y agregar algunos títulos? Un editor simple como iMovie o Windows Movie Maker te servirán.

Ahora bien, si llegaste hasta aquí preguntándote cómo editar vídeos de forma profesional, probablemente estés buscando algo más potente. En ese caso, Adobe Premiere y Adobe After Effects serán dos excelentes elecciones. Eso sí, ten en cuenta que existe una curva de aprendizaje para estos programas, por lo que te tomará un tiempito aprender a manejarlos con fluidez.

Si quieres saber más sobre estos dos editores, visita nuestro artículo “Edición y postproducción: Los mejores programas para editar videos”

 

Evita los saltos

Los denominados “jumpcuts” (los saltos abruptos que tienen lugar entre dos partes de un vídeo al eliminar la parte del medio) tenían su gracia a finales del siglo XIX y principios del XX cuando, como podemos ver en el siguiente vídeo, se utilizaban para crear efectos especiales nunca antes vistos. Pero ahora estamos en el siglo XXI, los efectos especiales los conseguimos de otra manera y los saltos quedan muy pero que muy mal cuando no están hechos a propósito (vale aclarar que los jumpcuts también se han desarrollado como un recurso artístico muy atractivo para ciertos momentos).

Tal vez sea muy molesto que una persona diga treinta veces “uhm” durante una entrevista, pero eliminar todos y cada uno de esos pequeños sonidos cortando y pegando, dará como resultado un video con tantos saltos que será imposible de disfrutar. Asegúrate de eliminar solo aquellos segmentos “disimulables” y estarás consiguiendo una obra final mucho más pulcra.

 

Utiliza una segunda fuente para el sonido

Es verdad que este consejo apunta más a quien filma que a quien edita, pero como editor es importante saber que siempre se obtendrá un audio más claro con un micrófono que no sea el de la cámara. Si es posible, siempre es mejor grabar el audio con un mejor micrófono y un sistema de grabación separado.

Eso sí, ten en cuenta que cuando trabajas con sonido capturado por un dispositivo externo a la cámara, la sincronización pasa a ser algo absolutamente fundamental. Para conseguir esta sincronización puedes hacer coincidir visualmente las formas de onda del sonido, utilizando una claqueta de cine o simplemente aplaudiendo frente a la cámara.

La tecnología ha avanzado tanto que Adobe Premiere CC ofrece una función de sincronización integrada que ofrece resultados más que aceptables.

Ten en cuenta que la sincronización de sonido solo es posible con editores de vídeo avanzados, por lo que los editores de “gama baja” no te ofrecerán esta opción.

¿Quieres otro consejo para editar vídeos dentro de este consejo? Si es posible, consigue un micrófono que se pueda conectar directamente a la cámara. Esta es una solución rápida para conseguir un mejor audio y de paso asegurarse una correcta sincronización.

 

Busca siempre el dinamismo

Una cosa fundamental a tener en cuenta cuando aprendemos cómo editar vídeos es mantener al espectador interesado en lo que está viendo. En lugar de usar siempre la misma toma para todo el video, intenta variar las cosas con ángulos más interesantes. Esto puede ser algo tan simple como grabar una entrevista con dos cámaras e ir cambiando entre ellas (que, de paso, es otra forma práctica y disimulada de ocultar los incómodos “mhm” de los que hablábamos antes).

Ahora bien, como en todo, es importante usar estos cortes con moderación. Si lo haces cada dos segundos estarás más cerca de generar un ataque epiléptico a tus espectadores que de mantenerlos interesados. Una buena regla a tener en cuenta es hacer cortes basados ​​en el ritmo de la música o en las pausas que hace la gente cuando habla.

 

Nunca pierdas la historia de vista

Esto es, sin duda, uno de los consejos para editar vídeos más importantes. Siempre asegúrate de contar una historia cuando estés editando. Para esto debemos tener en cuenta los conceptos básicos de la narración: introducción, nudo y desenlace. Piensa en un editor como un narrador de historias. Sin los editores de vídeo, en lugar de tener un film tendríamos un repositorio de tomas aleatorias sin nada que las vincule.

 

Hasta aquí llega nuestro listado de diez consejos que esperamos te ayuden para resolver tus dudas de cómo hacer vídeos profesionales. Como seguramente has notado, buena parte de los consejos parten del sentido común, por lo que solo prestando atención a las diferentes tareas y haciéndolas de la forma más lógica ya estarás asegurándote buena parte del trabajo bien hecho.

Categories: Edición y postproducción

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

¿Cómo editar vídeos profesionalmente? 10 consejos útiles


Cubre el siguiente formulario