como-saber-tengo-voz-locutor

¿Cómo saber si tengo voz de locutor?

Logo 35mm

Si te ronda por la cabeza introducirte en el mundo de la locución, es posible que te estés preguntando si tienes el talento y las características necesarias. Por ello, en este artículo trataremos de desvelarte cómo saber si tienes voz de locutor.

Además, te daremos algunos consejos para que tu voz suene como la de un auténtico profesional de la comunicación y te recomendaremos la mejor formación en locución.

 

Averigua si tienes voz de locutor: realiza una grabación

Si estás pensando en trabajar como locutor, crear un podcast o un canal de YouTube seguramente te preguntarás si tienes la voz adecuada. 

Para llegar a ser un buen comunicador es necesario tener unas características determinadas y un buen dominio de la voz, el principal instrumento de trabajo.

Obviamente, si tienes una buena voz el camino te resultará mucho más sencillo. Para averiguar si tienes voz de locutor y, por lo tanto, capacidad para captar el interés de la audiencia, debes ser consciente de cómo suena o como te escuchan los demás. Para averiguarlo, la mejor opción es realizar una grabación.

Seguramente, cuando te escuches, tu primera reacción sea de rechazo o sorpresa. Es normal y tiene una explicación sencilla; cuando hablamos el sonido de nuestra voz es recibido por dos canales; no solo por el oído externo, también a través de los resonadores corporales, (craneal, torácico y facial). 

Estos huesos vibran al mismo tiempo que las cuerdas vocales y trasmiten frecuencias más graves, por lo que realmente no escuchamos nuestra voz como la escuchan los demás.

Teniendo en cuenta esta circunstancia, es importante que conozcas cómo suena realmente tu voz para poder evaluarla, detectar posibles defectos y averiguar qué aspectos puedes mejorar. 

 

Pide la opinión de un amigo o familiar

La voz es una de las herramientas más importantes a la hora de comunicarnos y expresar emociones o sentimientos. Es una característica muy específica de cada persona y un rasgo más de nuestra personalidad, ya que muestra cómo somos y cómo nos relacionamos con nuestro entorno.

En este sentido, es importante resaltar que la mejor forma de comunicarnos es la naturalidad. Por este motivo es imprescindible que tu voz no suene forzada o trates de fingir alguien que no eres. 

Está bien que analices como suena tu voz poniéndote a locutar y realizando una grabación, pero si pides la opinión de un amigo/a o familiar podrás tener una idea más clara de cómo te escuchan los demás. 

Es posible que inconscientemente hables demasiado alto, suenes forzado, inseguro o poco natural. Si es así, no te preocupes, en realidad no es culpa de tu voz, solo necesitas aprender algunas técnicas, a relajarte y controlar bien tu respiración.

 

¿Cómo debe ser la voz de un locutor?

De nada sirve que averigües como suena tu voz o qué defectos tiene si no sabes cómo debe ser la voz de un locutor.

A pesar de que un locutor debe llamar la atención del oyente y comunicar de forma clara, sencilla y neutra cualquier mensaje, no debe perder la naturalidad. 

Muchos locutores y presentadores suenan igual, ocultan o suavizan su acento y al final pierden originalidad y frescura.

  La autenticidad y el estilo propio son características que ayudan a un locutor a destacar y a llamar la atención de sus oyentes. 

Ten en cuenta que los grandes locutores de radio o televisión suelen ser reconocidos por una característica concreta, por su forma de hablar o de expresarse.

No tengas miedo de mostrarte tal y como eres y sácale partido a las características que te diferencian de los demás.

Las productoras buscan locutores con carisma, que sorprendan y conecten con el público. Aunque quieras hablar como un locutor, nunca pierdas tu personalidad.

  Los tonos grandilocuentes o engolados se usaban en los inicios de la radio. Actualmente el tono de voz es mucho más coloquial, fresco y natural.

 

Consejos para mejorar tu voz

Ahora que ya sabes cómo averiguar si tienes voz de locutor, te daremos algunos consejos para mejorar tus locuciones. Son unas pautas muy sencillas, pero te ayudarán a comunicarte como un auténtico profesional.

Calienta la voz

Antes de comenzar, debes calentar tu voz. Los locutores profesionales realizan una serie de ejercicios de voz que les ayudan a tenerla preparada en el momento de salir al aire.

Los ejercicios de vocalización son perfectos para calentar la voz. Puedes comenzar con los sonidos más sencillos, los nasales. 

Prueba a decir “mmmmmm” o “nnnnnnnnn”. 

También puedes coger aire y al respirar repetir las vocales “aeiouaeiou” hasta que no puedas mantener la intensidad inicial o usar la técnica del bostezo-suspiro, tararear o el zumbido de labios.

Curso de Locución

Respira correctamente

La voz se crea cuando el aire exhalado por los pulmones pasa por las cuerdas vocales. Por lo tanto, sin aire no hay voz.

Quizás puede parecer demasiado sencillo, pero respirar de forma correcta y consciente, preferiblemente por la nariz, puede mejorar tu voz. Si tienes dudas puedes encontrar ejercicios específicos en YouTube.

  Una postura correcta y una respiración profunda, dejando que el aire llegue al abdomen, es la mejor manera de mejorar el tono de voz al hablar.

Cuida tu voz

Otro requisito fundamental para mejorar tu voz es llevar una vida sana. Mantente hidratado, evita los líquidos extremadamente fríos o calientes, procura no gritar, cuando puedas reposa la voz y realiza alguna actividad física. Obviamente, evita en lo posible el tabaco y las bebidas alcohólicas.

Ejercicios de locución

Aunque hay momentos para la improvisación, la mayor parte del tiempo un locutor se ciñe a un guion y por lo tanto está leyendo. 

Aquí es donde entra en juego la interpretación, una herramienta muy útil para conectar con tus oyentes. Para lograrlo, deberás practicar y leer en voz alta cualquier texto. Pero no de cualquier forma, trata de que no suene como una lectura, interprétalo, juega con él. 

Intenta simular que estás narrando un evento deportivo, informando sobre una catástrofe natural o anunciando un nuevo champú. 

Finge que estás enfadado, triste, que tienes miedo…Estos ejercicios te ayudaran a trasmitir un texto de forma natural.

Elige un buen micrófono

La voz es el principal instrumento de trabajo de un locutor, pero no es el único. Aunque tengas una buena voz, invertir en un buen micrófono puede marcar la diferencia. Además, es importante que lo sitúes de tal forma que puedas mantener una postura cómoda.

Varía el tono y realiza pausas

Para comunicar cualquier mensaje de forma clara y sencilla es necesario hacer pausas en el momento correcto. No hables demasiado deprisa ya que puedes generar estrés en el oyente y que este no se entere de lo que tratas de comunicar.

Además, ten en cuenta que variando el énfasis o el tono en una frase puedes cambiar su significado o hacer hincapié en un aspecto importante de tu discurso.

Bajar el tono de voz te puede ayudar a ser más persuasivo, ya que un tono de voz grave transmite mayor sensación de autoridad. 

Controla el nivel y la intensidad de la voz

Si quieres hablar como un auténtico locutor, debes controlar el nivel y la intensidad de la voz. Lograrás emitir un sonido uniforme, sin vacilación, ni temblor. 

Esto se consigue impostando la voz, es decir, fijándola bien en las cuerdas vocales para emitir el sonido en toda su plenitud. Cuando no lo hacemos, se habla con esfuerzo y se producen trastornos y errores que impiden trasmitir correctamente lo que queremos decir.

Mantente hidratado 

Mantener hidratada la garganta durante el periodo de uso vocal es fundamental para reducir la irritación. Ten siempre a tu lado una botella de agua

Tras una larga jornada de trabajo, Inhalar vapor durante un baño caliente también puede relajar y humedecer las vías respiratorias superiores y así evitar patologías como la afonía.

Descansa la voz 

Sí, la voz también necesita descanso. Aprovecha los momentos de silencio para realizar respiraciones lentas y rítmicas. Lograrás aliviar la tensión del cuello, huesos de la cara y laringe. La técnica del bostezo-suspiro también es muy útil para relajar la faringe y la laringe.

 

Iníciate en la locución con una buena formación

Como has podido comprobar, para ser un buen locutor no es necesario tener una voz determinada, lo más importante es ser natural y seguir ciertas pautas para aprovechar todas sus posibilidades.

Para expresarte de forma clara y nítida es fundamental que conozcas y domines técnicas de respiración, relajación, dicción, modulación, expresividad… ya que te ayudarán a mejorar tu entonación y tu pronunciación.

Evidentemente, como cualquier otra profesión, requiere de esfuerzo y dedicación. Una buena formación también puede ayudarte a dominar todas las técnicas y mostrar toda tu personalidad a través de la voz.

Ten en cuenta que en la actualidad la profesión de locutor tiene grandes perspectivas laborales.

A los sectores tradicionales, como la radio y la televisión, se suma el mundo del video marketing y la publicidad, los audiolibros, videojuegos, domótica, podcast o la sonorización de cualquier producto audiovisual.

Si quieres aprovechar las numerosas oportunidades del sector, te recomendamos que realices una buena formación.

Tenemos más información sobre nuestro

Curso de Locución

Fuera de guion

Descubre toda la actualidad de la industria audiovisual a golpe de clic

como-tener-voz-mas-grave

Si tu voz es aguda o infantil, es posible que te estés preguntando si es posible tener la voz más

Leer más
como-saber-tengo-voz-nasal

En este artículo te ayudaremos a detectar si tienes la voz nasal y te daremos algunos consejos para suavizarla o

Leer más
cuanto-cobra-presentador-eventos

El presentador de eventos tiene que captar la atención de la gente y entender al público, y esto no es

Leer más