deus-ex-machina

¿Qué es el deus ex machina en cine?

Logo 35mm

¡Atención cinéfilos! Hoy vamos a adentrarnos en uno de los recursos narrativos más utilizados en el séptimo arte: el deus ex machina. Ese elemento sorpresa que aparece en el clímax de la película para resolver la trama de forma inesperada.

Aunque se trata de un recurso muy criticado por romper las reglas y carecer de credibilidad, lo cierto es que el deus ex machina ha servido para ofrecer finales impactantes en grandes obras maestras del cine. Acompáñanos a descubrir los orígenes, el significado y las características de este controvertido elemento narrativo.

¿Quieres saber qué es el deus ex machina en el cine? ¡Continúa leyendo y descúbrelo con nosotros!

Además, si te atrae la industria audiovisual y quieres dejar de ser un mero espectador, al final de este artículo también te recomendamos la mejor formación.

¡Comenzamos!

Definición del término deus ex machina

El término «deus ex machina» hace referencia a un recurso narrativo que ha sido utilizado tanto en obras teatrales como literarias. Pero, ¿cuál es la definición precisa de este concepto? Repasamos su significado formal recogido en el diccionario y su explicación en un lenguaje más sencillo.

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Guion Audiovisual

Definición formal del término

La definición que proporciona la Real Academia Española resulta esclarecedora para entender el significado estricto de «deus ex machina»:

«Recurso inesperado o improbable introducido arbitrariamente para resolver una trama, especialmente al final de una obra dramática o literaria».

Esta definición señala dos ideas clave:

1. Se trata de un elemento que no surge de manera natural o verosímil del relato, sino que se introduce de forma forzada o artificial por el autor.

2. Suele aparecer sobre todo en el desenlace de obras teatrales o literarias, para alterar el rumbo de los acontecimientos justo antes del final.

Explicación sencilla de deus ex machina

La expresión «deus ex machina» se suele utilizar para referirse a un recurso narrativo que parece sacado de la manga o forzado de manera poco natural.

Un ejemplo que te ayudará a entender esta idea es el siguiente:

Imagina una película o novela en la que los protagonistas están atrapados en una situación imposible de resolver. No tienen salida. Pero de repente, en el clímax de la historia, aparece un elemento nuevo que no había sido presentado antes y que mágicamente les permite salir del conflicto.

Por ejemplo, si los protagonistas están rodeados por el enemigo sin posibilidad de escapar, de pronto llegan refuerzos inesperados que les permiten ganar la batalla. O si están a punto de caer por un precipicio, de la nada aparece un puente que les salva.

En estos casos, da la sensación de que el autor se ha sacado ese elemento de la manga en el último momento, sin una justificación coherente dentro de la trama, solo para forzar un final feliz o resolver la situación. No surge de forma natural del desarrollo previo de la obra.

Cuando hablamos de un «deus ex machina» nos referimos a ese recurso artificial, inverosímil, que parece introducido a la fuerza solo para solucionar el conflicto principal de forma conveniente pero poco creíble. Algo que el escritor se inventa sobre la marcha para salir del atolladero argumental. Una solución milagrosa pero poco satisfactoria desde el punto de vista narrativo.

¿Cuál es el Origen del término deus ex machina?

El término «deus ex machina» tiene sus raíces en el teatro griego clásico, donde originalmente se refería a la resolución de la trama mediante la intervención inesperada de los dioses. Con el paso del tiempo, esta expresión latina ha derivado en la idea de cualquier elemento externo que aparece de forma sorpresiva para solucionar el conflicto argumental. Pero es interesante remontarnos a sus orígenes en la tragedia griega para entender el significado original de «deus ex machina».

Origen del término en el teatro griego clásico

El recurso narrativo conocido como «deus ex machina» se originó en las grandes tragedias griegas de Esquilo, Sófocles y Eurípides. Hace referencia a la resolución del conflicto dramático mediante la llegada providencial de los dioses.

En el teatro griego, los actores representaban en el escenario mientras que los dioses hacían su aparición de forma espectacular gracias a una plataforma llamada «theologheion o deus ex machina». Se trataba de una grúa que permitía descender a los actores desde lo alto del escenario, generando un golpe de efecto sorpresivo en el público. De esta forma, la llegada de los dioses resultaba verosímil y creíble para alterar el destino de los personajes y resolver la trama.

El recurso del «deus ex machina» se utilizaba como un elemento decisivo en el desenlace de la obra. La aparición divina, mediante el uso de la plataforma mecánica, suponía todo un espectáculo visual para el público griego. Le otorgaba a la trama un final que parecía predeterminado por los designios de los propios dioses.

Significado original de la expresión latina

La frase «deus ex machina» significa literalmente en latín «dios desde la máquina». Explica de forma muy gráfica el recurso utilizado en el teatro griego: la llegada de los dioses gracias a una máquina o mecanismo teatral. Esta «máquina» o plataforma permitía descender a los actores desde lo alto para interpretar a las deidades.

Con el tiempo, la expresión latina «deus ex machina» derivó en la idea de cualquier intervención externa inesperada que resuelve el conflicto argumental de una obra.

Características del recurso literario deus ex machina

Como has podido comprobar, el deus ex machina es un recurso literario que ha sido utilizado desde la antigüedad clásica. A continuación, te explicamos algunas de las características principales de este recurso:

  • Aparece al final de la obra: Una de las principales características del deus ex machina es que suele introducirse en el clímax o en el desenlace de la trama, cuando esta se ha vuelto muy compleja de resolver. De esta forma, altera el rumbo de los acontecimientos justo antes del final.
  • Resuelve el conflicto de forma inesperada: La aparición del deus ex machina supone una resolución sorpresiva del conflicto central de la obra, pues hasta ese momento no existía ningún elemento que permitiera vislumbrar ese giro argumental. Suele ser, por tanto, una solución que no se espera y que coge por sorpresa al espectador.
  • Suele ser un elemento externo a la trama: Otra característica importante es que se trata de un elemento ajeno a la historia, que no ha sido presentado o desarrollado previamente en la trama. Aparece de repente, sin justificación dentro de la lógica argumental.
  • Alteración de las reglas previas: La irrupción del deus ex machina supone una ruptura de las convenciones y reglas previamente establecidas en el mundo narrativo de la obra. Permite resolver el conflicto por medios que hasta ese momento no se habían presentado como posibles.

El recurso del deus ex machina ha sido criticado a menudo por considerarse una solución «fácil» o «perezosa» para resolver tramas muy enrevesadas. Algunos autores lo evitan para mantener la coherencia interna de la obra. Otros, en cambio, lo utilizan de forma consciente para provocar un efecto de sorpresa en el lector o espectador.

Sea como fuere, se trata de un recurso literario que permite dar un giro inesperado a la trama e introducir elementos fantásticos o absurdos para resolver situaciones aparentemente irremediables. Su efecto en el lector o espectador depende en gran medida de cómo se introduzca y desarrolle dentro de la lógica de cada obra.

Ejemplos de uso del deus ex machina en el cine

El recurso literario conocido como deus ex machina ha sido utilizado en innumerables ocasiones en el cine a lo largo de la historia. Veamos algunos ejemplos de uso en películas famosas:

El señor de los anillos

Uno de los ejemplos más emblemáticos aparece en la trilogía fílmica de El señor de los anillos. Cuando Frodo y Sam se encuentran acorralados en el Monte del Destino sin posibilidad de completar su misión, aparecen repentinamente las águilas gigantes que los rescatan y los llevan a un lugar seguro.

Estas águilas actúan como un elemento completamente ajeno a la trama que salva a los protagonistas de una situación imposible, alterando el curso de los acontecimientos de forma conveniente pero inverosímil.

Curso de Guion Audiovisual

Jurassic World

Otro caso claro es el de Jurassic World, cuando los protagonistas son perseguidos por los velociraptors y estos cambian súbitamente de bando para atacar al villano, salvando así a los personajes principales. Este giro argumental no tiene justificación previa, pues altera arbitrariamente el comportamiento de los dinosaurios solo para resolver la trama de forma conveniente.

Matrix

También en Matrix podemos encontrar un deus ex machina en la resurrección de Neo tras ser asesinado. Si bien se justifica por su condición de Elegido, esta súbita vuelta a la vida se percibe como un recurso externo introducido por los guionistas con el fin de permitir el final heroico y emocionante que buscaban.

Encontraríamos más casos en películas como Titanic, donde al final aparece un barco en el horizonte que rescata a Rose; en Independence Day, cuando se introduce un virus informático para desactivar los escudos de los alienígenas; o en Exodus: Dioses y reyes, donde se produce la milagrosa apertura del Mar Rojo que permite a Moisés cruzarlo. En todos estos casos se recurre a elementos ajenos a la trama para forzar un final determinado, alterando las reglas del mundo narrativo previamente establecidas.

Conclusión y consejos formativos

En definitiva, el deus ex machina es un recurso narrativo que consiste en introducir un elemento ajeno a la trama para resolver de forma inesperada el conflicto central. Su uso en el cine presenta ventajas, como permitir cerrar tramas complejas o sorprender al espectador, pero también desventajas, ya que se considera un recurso «flojo» que resta credibilidad.

Entre las ventajas destaca que puede aportar soluciones imaginativas para tramas enrevesadas, generar suspense con giros inesperados y dar finales claros evitando cierres ambiguos. Sin embargo, al alterar las reglas internas del relato sin una justificación previa, se critica por considerarse una «salida fácil» que denota poca habilidad narrativa, además de resultar inverosímil y decepcionar al espectador.

En conclusión, el deus ex machina es un recurso controvertido que, bien dosificado, puede ser interesante, pero su abuso rompe la coherencia de la trama. Los buenos guionistas sopesarán pros y contras antes de utilizarlo. Bien empleado o no, seguirá formando parte del imaginario cinematográfico como viene haciendo desde el teatro griego clásico.

La clave de este polémico recurso está en integrarlo de forma natural en la narrativa, justificando mínimamente su aparición para no alterar en exceso la credibilidad del relato. Un guionista hábil podrá sacar partido de este recurso sorprendiendo al público sin decepcionar sus expectativas.

Llegamos al final de nuestro artículo dedicado al deus ex machina. Si te ha picado el gusanillo por conocer más secretos del guion cinematográfico, desde Treintaycinco mm te animamos a que realices nuestro curso de guion audiovisual, donde aprenderás todos los trucos y recursos narrativos, incluido el deus ex machina, para crear tramas verosímiles y sorprendentes.

¡Inscríbete ya y conviértete en un experto guionista!

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

Curso de Guion Audiovisual

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!