diseno-sonoro-lenguaje-cinematografico

¿Qué es el diseño sonoro?

Logo 35mm

En la producción de una película no solo es importante cuidar la imagen, también es necesario prestar especial atención a un elemento fundamental y que a veces pasa desapercibido para el espectador, el sonido. 

A continuación, te explicamos qué es el diseño sonoro y qué papel juega en el lenguaje cinematográfico. 

 

El sonido: un elemento fundamental en el lenguaje cinematográfico 

Aunque la primera película sonora se proyectó por primera vez en París en 1900, pasarían décadas antes de que las películas con sonido integrado fueran comercialmente rentables. Esta situación fue debida a que la correcta sincronización entre el sonido y la imagen era difícil de lograr con los primeros sistemas de sonido en disco, y la amplificación y la calidad de la grabación también eran inadecuadas.

El público tendría que esperar hasta abril de 1923, cuando tuvo lugar, concretamente en Nueva York, la primera proyección comercial de una película con sonido totalmente sincronizado.

A partir de entonces y a pesar de las numerosas críticas (algunos llegaron a decir que era innecesario y perjudicial para la imagen) el sonido se convirtió en un elemento imprescindible para enriquecer la trama, causar efectos y aportar más dramatismo e intensidad a una escena.

En la actualidad, las voces, la música, los efectos de sonido e incluso el silencio forman parte del lenguaje cinematográfico y se utilizan para acompañar a las imágenes, ya que aporta información adicional de la escena y tienen la capacidad de influir en el espectador, trasmitiendo y generando emociones.

Los tres tipos de sonido; voces, música y efectos de sonido, son fundamentales para que un guion se convierta en realidad, ya que tiene la capacidad de generar emociones en el espectador y hace la historia más real y creíble.

Hoy en día el sonido es tan importante o más que la imagen. Los cineastas lo tienen claro y miman hasta el último detalle del diseño sonoro de sus películas, pero… ¿qué es exactamente el diseño sonoro?

A continuación, te damos la respuesta y te mostramos algunos ejemplos. ¡Toma nota!  

 

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Técnico/a de Sonido

¿Qué es el diseño sonoro?

Como ya te hemos contado, en una producción cinematográfica no solo se tiene en cuenta la banda sonora o las voces de los personajes, también juegan un papel importante otros sonidos que sirven para crear la atmosfera adecuada de una escena.

Por lo tanto, el diseño sonoro es una disciplina que se encarga de planificar todos los elementos sonoros de una película para dar continuidad a la narrativa, acompañar la trama y dar realismo a las localizaciones y a la acción. En este sentido, el diseño sonoro concibe todo lo que se escucha en la pantalla, desde las voces o la música, hasta los sonidos más imperceptibles, como el canto de un pájaro o el sonido del viento. 

Diseño sonoro: origen radiofónico y reconocimiento en el cine

Curiosamente esta disciplina no surgió con el cine, sino que tiene su origen en la radio. Fue en el medio radiofónico, concretamente en los seriales (radionovelas), donde se desarrolló por primera vez un diseño sonoro completo, creando ambientación y dando realismo a las historias que narraba un locutor o interpretaban con sus voces los actores. 

Gracias a la música y a los efectos de sonido el oyente radiofónico era capaz de visualizar la historia que estaba escuchando y vivirla de forma mucho más intensa. Esa capacidad de enriquecer y dar realismo a una historia fue aprovechada posteriormente por la industria del cine.

A pesar de que el cine supo ver que una correcta mezcla de sonidos, música y otros elementos sonoros era fundamental para contar una historia y acompañar las imágenes, el concepto de diseño sonoro tardaría años en aparecer en los títulos de crédito de las películas, concretamente hasta 1979.

El primer diseñador de sonido en ser reconocido con un título de crédito fue Walter Murch por su trabajo en la película Apocalypse Now (1979) de Francis Ford Coppola. El impresionante trabajo de Murch contribuyó a que el espectador viviera de forma tremendamente realista la guerra de Vietnam. Coppola supo apreciar su contribución y por ello lo incluyeron en los títulos de crédito con el título de montaje y diseño de sonido. Desde entonces, en prácticamente todas las películas se tiene en cuenta al principal responsable del diseño de sonido.

De todos modos, el trabajo de edición de sonido y mezcla de sonido fue reconocido en los premios Oscar desde 1963 hasta el 2019, año en el que ambos se unificaron en la categoría de mejor sonido.

 

Elementos del diseño sonoro en el cine

Ahora que ya sabes que el diseño sonoro tiene sus orígenes en el medio radiofónico y que es imprescindible en el lenguaje cinematográfico, veamos qué elementos se incluyen en el diseño sonoro cinematográfico.

Como ya te hemos contado, en el diseño sonoro de una película no solo se tienen en cuenta las voces o la música, también son fundamentales otros elementos.

 

Voz

Uno de los elementos más importantes a la hora de narrar una historia es la voz. Tanto los diálogos de los personajes, como los monólogos o un narrador o voz en off, son parte fundamental del relato y ayudan a desarrollar la historia de forma comprensible y lógica. 

Lo primero que solemos hacer cuando vemos una película es prestar atención sobre la palabra, por lo que el diseño sonoro procura que se entienda y se oiga bien, de lo contrario, se produce confusión en el espectador.

La voz o el habla en el conjunto de sonidos que conforman el audio de una película ocupan un primer plano en la percepción del espectador. 

En este apartando también se incluyen los diferentes sonidos que produce el ser humano (respiración, jadeos, gritos…) Igualmente, pasa con las voces de fondo, que podemos considerar también como sonido ambiente. Estas voces de fondo nos dan información sobre el contexto en el que se produce la trama: si son ambientes lúdicos, de trabajo, de pánico, de fiesta, etc.

 

Curso de Técnico/a de Sonido

Música

La música es parte fundamental de la banda sonora de una película y en ocasiones llega a alcanzar un éxito similar o mayor que la propia película. Esta contribuye a trasmitir los estados emocionales del relato y puede evocar alegría, tristeza, dolor, miedo, placer… (sería difícil provocar estas mismas emociones en el espectador sin música). 

La música puede estar presente a lo largo de toda la grabación o aparecer en momentos puntuales para destacar ciertas situaciones o momentos de la narración.

Sin la música sería muy difícil lograr sensaciones concretas y es especialmente útil en el cine de terror o suspense. 

Un claro ejemplo lo podemos apreciar en la película Psicosis (1960) de Alfred Hitchcock, donde la pieza musical “The Murder” del genial compositor Bernard Hermann crea una tensión insoportable en el espectador y convierte el asesinato de la protagonista en la ducha en una de las mejores escenas de la historia del cine.

La música debe suplantar lo que los actores no alcanzan a decir, puede dar a entender sus sentimientos, y debe aportar lo que las palabras no son capaces de expresar (Bernard Hermann).

Curiosamente Hitchcock concibió la famosa escena solo con los sonidos ambientales, sin música. En el siguiente video puedes apreciar la diferencia (con música y sin música).

Un caso semejante los podemos vivir en la película Tiburón (1975) de Steven Spielberg, donde la música de John Williams acompaña de forma impecable y terrorífica el ataque del gran escualo. 

Cuando la música comienza en el minuto 3:05 del siguiente video y va poco a poco in crescendo, sabemos que el tiburón va hacer acto de presencia y atacará a los bañistas.

Sin duda, combinar la magia del cine y el poder de la música solo puede lograr un gran resultado. 

 

Efectos de sonido y sonidos ambientales

Otro elemento fundamental en el diseño sonoro de una película son los efectos de sonido. Incorporar ruidos de fondo o sonidos ambientales ayuda a crear una atmosfera concreta y hace más realista una acción.

En ocasiones, estos sonidos no son correctamente captados en el rodaje y deben incorporarse posteriormente en postproducción. 

La incorporación de sonidos ambientales típicos de una ciudad, como; bocinas, pasos, murmullos, motores… o de un bosque, como; el sonido de animales, insectos, agua discurriendo… ayuda a crear una atmósfera determinada y que la escena de una película sea más realista.

Por otro lado, nos encontramos con los sonidos foley o efectos de sala. Estos se realizan directamente en una sala utilizando diferentes objetos y accesorios y deben estar sincronizados en tiempo real, durante su registro, con la acción de la escena a la que están destinados. 

El creador de los efectos sonoros en el cine fue Jack Foley. A este pionero de los sonidos de sala, se le atribuye la invención de añadir a las películas efectos de sonido naturales y cotidianos.

Se trata de sonidos cotidianos, como el sonido del suelo por donde andan los actores, la textura de su ropa, cristales rotos, una puerta que chirría, las páginas de un periódico al abrirse o el sonido que produce cualquier objeto al tocarlo. Son efectos, especialmente onomatopéyicos, de los sucesos de la película.

Disfruta en el siguiente video del ingenio de dos artistas foley. 

 

Silencio 

El silencio es otro elemento que forma parte del diseño sonoro de una película. Se utiliza, bien como pausa entre diálogos, ruidos o música, o bien como recurso expresivo. Con el silencio aportamos emociones o sensaciones, ya que tiene una gran eficacia dramática a la hora de crear atmosferas de diversa índole (asfixiantes, introspectivas, etc.)

Películas como; Un lugar tranquilo (2018) de John Krasinski o No respires (2016) de Fede Álvarez, tienen como protagonista central de la trama el silencio, un elemento que aporta tensión y dramatismo a la historia.

Tanto la música, como las voces, los sonidos ambiente e incluso los silencios ayudan a manipular las emociones del espectador y hacen que este viva la historia de forma más realista e intensa.

Si todavía no tienes del todo claro que es el diseño sonoro, te animamos a que veas el siguiente video donde Ren Klyce nos explica el diseño sonoro de la película El club de la lucha (1999).

 

Fórmate en la escuela audiovisual Treintaycinco mm

Llegamos al final de nuestro post dedicado al diseño sonoro. Como has podido comprobar, se trata de una disciplina imprescindible para narrar una historia y acompañar las imágenes de una película.

Si te atrae el sector del sonido y quieres trabajar en el cine, te recomendamos una buena formación. ¿Te imaginas captando sonido directo en rodajes y realizando su postproducción?

Con Treintaycinco mm eso es posible, ya que tenemos lo que necesitas para formarte como técnico de sonido especializado. 

Con nuestro curso tendrás a tu disposición todos los conocimientos generales de la profesión de técnico de sonido y además podrás elegir entre las siguientes especializaciones:

  • Postproducción de Audio & Sonido Directo
  • Producción Musical
  • Sonorización de Espectáculos y Eventos

¡Consigue gratis nuestro temario!

Curso de Técnico/a de Sonido