fotografia-bodegon

La fotografía de Bodegón: todas las claves

Logo 35mm

Los bodegones siempre han estado presentes en toda clase de artes desde que Caravaggio fundara este género pictórico allá por el siglo XVI. Retratar la presencia de elementos inanimados con una visión artística puede parecer algo sencillo, pero nada más lejos de la realidad. La evolución de la pintura y la aparición de nuevos medios artísticos como la fotografía han hecho que el bodegón cambie algo desde los tiempos de Caravaggio. 

Un buen artista; que controle a la perfección los aspectos técnicos del medio del que se valga, sea este un pincel, una espátula o una cámara fotográfica; podrá ser capaz de mostrar belleza y trasmitir emociones con una cantidad mínima de objetos a través de la composición. ¡Sigue leyendo y descubre todas las claves!

 

¿En qué consiste la fotografía de bodegón?

La fotografía de bodegón consiste en retratar fotográficamente la materia inanimada (también llamada naturaleza muerta), normalmente una serie de objetos cotidianos, dispuesta de tal manera que se cree una armonía visual entre los distintos elementos que la conforman. Es la traslación del género pictórico que fundó el artista renacentista Caravaggio a comienzos del siglo VII.

El fotógrafo de bodegones tiene pleno control en la disposición de los diferentes objetos, a diferencia de lo que ocurre en otros géneros como la fotografía de paisaje o de retrato, por lo que podrá manipularlos y disponerlos a lo largo del encuadre, atendiendo a aspectos importantes como la iluminación o el encuadre.

 

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Fotografía Digital

Cómo hacer fotografía de Bodegón

Al tener el fotógrafo el control sobre todos los parámetros que rigen el resultado final de la imagen (luz, fondo, composición del encuadre, etc.) la complejidad de la fotografía recae precisamente en la creación de esa puesta en escena, no tanto en la habilidad en la propia toma. También puedes jugar con fotografía de clave alta o clave baja para dar un toque distinto a la foto. 

Por eso, vamos a repasar algunos de los elementos más importantes que juegan un papel en la fotografía de bodegón:

Fotografía de bodegón: los objetos

Una vez que ya tengas definida la temática y lo que quieres transmitir con tu fotografía de bodegón, necesitas encontrar los objetos adecuados. Pueden ser desde flores hasta ingredientes para una receta, libros, relojes. En general, para la fotografía de bodegón se pueden seleccionar todo tipo de objetos cotidianos que evoquen ese concepto de naturaleza muerta. No obstante, dentro de esto, también encajan objetos creados por el ser humano.

Una vez seleccionado el objeto u objetos protagonistas, recuerda que es necesario que sean los protagonistas de la foto. Para ello hay que darle el protagonismo necesario a través de distintos elementos como, por ejemplo, la iluminación, el fondo, la combinación de colores, composición, etc. Vamos a profundizar en algunos de ellos.

Curso de Fotografía Digital

La iluminación en la fotografía de bodegón

Está claro que el principal elemento de cualquier fotografía es, sin lugar a dudas, la luz. Sin luz no habría foto y según el efecto que quieras conseguir, deberás manipularla siguiendo algunas pautas básicas. Por eso, te recomendamos que utilices algún tipo de luz artificial para así poder modularla y adaptarla al resultado que tienes en la cabeza.

Si tu idea es crear tu propio estudio fotográfico donde puedas contar con el mayor número de recursos lumínicos posibles, deberías ir haciéndote con diferentes focos o antorchas (estas últimas más baratas y versátiles) y algún tipo de filtro para suavizar el impacto de la luz en los objetos que queremos retratar. Según el efecto que quieras, podrás optar por distintos tipos de luz:

  • Luz frontal: la sombra estará más presente, con una mayor dureza y con bordes más marcados, lo que provocará un efecto de aplanamiento o bidimensionalidad en los objetos.
  • Luz lateral: sigue habiendo mucha dureza en las sombras, pero estas se dirigirán hacia el lado contrario a donde coloques el foco, quedando un lazo del objeto plenamente iluminado y el otro en la penumbra, creando un contraste muy interesante y que te puede dar mucho juego. Recuerda que cuanto más contraste, mayor sensación de dramatismo e importancia.
  • Luz semilateral: es una mezcla entre los anteriores tipos. Se coloca el foco a unos 45 grados, aproximadamente, lo que consigue crear un efecto de profundidad en el objeto muy realista.
  • Luz de relleno: cuando la colocación del foco en el lugar que te interesa provoca la aparición de alguna sombra que no deseas, deberías emplear una fuente de luz secundaria para bloquearla o eliminarla.
  • Contraluz: se produce cuando la luz sale de detrás de la escena, dejándonos ver tan solo el contorno del objeto, que quedará casi totalmente oscuro. De esta manera se amplifica el contraste entre el objeto (casi negro) y el fondo (totalmente iluminado), algo muy interesante si queremos hacer fotografía artística.

fotografia-bodegon

La luz sirve para crear contraste y dar o restar profundidad a los objetos

Materiales necesarios para hacer un buen bodegón

Estos son algunos de los materiales que vas a necesitar para hacer fotografía de bodegón:

  • Mesa de trabajo o un espacio adecuado para colocar los materiales
  • Flash externo
  • Distintos objetivos para la cámara, pero, una focal media (35mm a 100mm) suele ser la más adecuada
  • Cartulinas, telas, maderas y distintos elementos que sirvan para decorar el fondo
  • Platos, cubertería, alimentos, telas, todos los objetos que necesites que protagonicen el bodegón
  • Trípode para la cámara

Fotografía de bodegón: el fondo

Además de los propios elementos que quieras retratar, escoger un fondo u otro influirá enormemente en la percepción que crees en el espectador. Puedes usar una simple pared blanca para transmitir sencillez y sobriedad, pero también puedes jugar con la fuerza de los colores, con la textura o incluso con los reflejos del material del mismo.

Es muy bueno que experimentes con todo tipo de elementos, como cortinas, cartulinas o incluso espejos que tengas por casa. No pretendas sacar una fotografía excelente a la primera. Conseguirás una buena foto cuando, primero pienses previamente en el resultado aproximado que quieras obtener, y luego juegues con las infinitas opciones que tienes a tu disposición.

fotografia-bodegon

La textura del fondo puede aportar interés y contraste a tu fotografía de bodegón

La composición dentro del encuadre composición en fotografía de bodegón

Al igual que ocurre en el cine, la composición de la imagen es uno de los recursos que más peso tendrán en el resultado final de tu fotografía de bodegón. Se define como la colocación y disposición los distintos elementos que aparecerán dentro del encuadre para transmitir diversas sensaciones y emociones en el subconsciente del espectador.

Esta teoría lleva estudiándose desde el Renacimiento y dio lugar a una serie de normas o principios, como puede ser la regla de los tercios, que repercutirán en la percepción del espectador en cuanto a, por ejemplo, el centro de interés o el recorrido visual que hará en los primeros segundos que observe la imagen.

fotografia-bodegon

La composición influye directamente en la percepción de belleza o de equilibrio

Angulación necesaria para la fotografía de bodegón

Existen distintas maneras de plantear una fotografía de bodegón en lo que a la angulación se refiere:

  • Punto de vista frontal. Se trata de un punto de vista en el que se coloca la cámara a la altura de lo que vamos a representar.
  • Angulación de 45º. Colocando la cámara por encima de los objetos, adoptado la perspectiva de una persona que se siente a observar su plato de comida.
  • Cenital. Es la angulación más descriptiva y nos coloca por encima de la escena.

Estos son las principales angulaciones que se pueden usar, pero al final, todo depende de lo que queramos transmitir con nuestra fotografía de bodegón. Al componer los objetos y el fondo, trata de pensar en que ángulo de cámara encaja mejor con lo que quieres hacer y ¡se creativo!

 

¡Encuentra tu propio estilo personal con el Curso en Fotografía Digital de Treintaycinco mm!

La capacidad de un fotógrafo se basa, ante todo, en su conocimiento de los aspectos técnicos que regulan la fotografía. Si quieres iniciarte en este arte fascinante y dedicarte profesionalmente a ello, el Curso en Fotografía Digital de Treintaycinco mm está pensado para ti.

Aprende con los mejores profesionales del sector y sumérgete en el apasionante mundo de la fotografía, compartiendo trabajo y experiencias con otros amantes de este arte. ¡No lo dudes e inicia tu futuro como fotógrafo!

¡Consigue gratis nuestro temario!

Curso de Fotografía Digital