20 Feb 2020by 35mm.es

La importancia de la regla de los tercios en fotografía

La importancia de la regla de los tercios en fotografía

Uno de los elementos fundamentales en la composición fotográfica es dar rienda suelta a nuestra creatividad. En el artículo de hoy vamos a dar unas nociones sobre la regla de los tercios, uno de los elementos que nos proporciona nuestra cámara para equilibrar y ordenar la imagen pero ¿sabemos lo que es? ¿Tenemos clara cuál es su utilidad?

Si quieres iniciarte en el mundo de la fotografía podrás encontrar todos los secretos con una formación completa que ponga a tu disposición el conocimiento de recursos técnicos y compositivos que ni te imaginas.

Dedícanos unos minutos y podrás verlo.

Utiliza la regla de los tercios como recordatorio para recurrir al centro del encuadre pero no abuses de ella o tus imágenes serán previsibles.

 

¿Qué es la regla de los tercios?     

Empecemos desde lo general a lo particular. Al coger nuestra cámara fotográfica y hacer los primeros ajustes nos aparecerá una cuadrícula con tres líneas imaginarias y nueve partes diferentes en nuestra pantalla o ante nuestro ojo. Se trata de la regla de los tercios, un elemento de composición utilizado para ordenar los elementos de una imagen con el fin de guiar la mirada del autor y conseguir un mayor equilibrio a la hora de captar nuestra imagen.

¿Cuál es nuestra tendencia natural? Esta clásica regla parece que nos indica que el centro de nuestro interés está también en el punto medio de la imagen o buscando un diálogo equilibrado entre los puntos de interés.

Evidentemente, esa es la norma general, y siempre es recomendable usar la regla de los tercios como guía pero es ahí donde entra el criterio del fotógrafo y la creatividad que en ese momento busca el ojo humano.

Es ahí donde debemos aprender a mirar y utiliza con flexibilidad los elementos de los que disponemos. Así pues ¿Cuándo es más adecuado emplear este elemento compositivo?

 

¿Cuándo debemos emplear la regla de los tercios?     

Partamos de la base de que el manejo adecuado de esta norma supone una excelente ayuda para establecer la estructura de la composición fotográfica. Si vamos a iniciar una sesión de fotografías, una de las normas de la regla de los tercios es colocar los elementos más importantes que captamos en nuestra imagen en las intersecciones de estas líneas o dicho de otro modo en el centro de intención de espectador.

Compositivamente, los puntos de interés se utilizan para destacar a un elemento sobre otros, situando los de mayor importancia en el cruce de líneas. Si a la hora de tomar nuestra imagen tenemos varios puntos de interés, es aconsejable colocarlos en intersecciones opuestas, a ser posible en diagonal.

Luego veremos que toda en toda norma puedes aplicar excepciones pero, por regla general, la regla de los tercios te permitirá captar unas imágenes más profundas y enérgicas.

A la vista de esto, es especialmente recomendable usar la regla de tercios en los siguientes casos:

  • Fotografía de paisaje o naturaleza: si contamos con varios centros de interés podemos evitar situar el horizonte en el centro de nuestro encuadre y aprovechar, por ejemplo, el diálogo o complementariedad entre el paisaje y el cielo o la aparición de una persona. Nos dará un mayor dinamismo a nuestra composición.
  • Nos ayudará a situar a la persona de forma descentrada en la composición o a fijar elementos como los ojos o las manos en los primeros planos. Puedes además colocar otro punto de interés con el que el sujeto interactúe, o simplemente dejar espacio vacío en esa parte.

Infórmate sobre nuestro Curso de Dirección de Fotografía

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

 

La regla de los tercios: tómatela como una sugerencia        

Una vez que conoces los principales ejes de la regla de los tercios, deberás tener claro que tanto si eres un aficionado a la imagen como si quieres iniciarte en el mundo de la creación y la dirección de fotografía, debes considerarla como una guía y no como una norma inmutable.

Todos los expertos coinciden en que no es conveniente abusar de ella pero tampoco pecar de un exceso de creatividad mal entendida: utilízala cuando  realmente creas que te será de utilidad para conseguir el resultado óptimo. Úsala como método para no recurrir siempre al centro del encuadre pero es importante que no abuses de ella o tus fotos serán más previsibles o convencionales.

 

Has visto aquí algunas de las posibilidades que te proporciona el uso habitual de la regla de tercios en la elaboración de tus fotografías. Pero la creación definitiva depende de ti. Como sabrás si eres un apasionado de la imagen, con frecuencia ocurre que si te saltas las normas obtienes excelentes resultados y fotos inolvidables.

Pero piensa que detrás de todo ello y del uso más adecuado de tu cámara es necesaria una formación. En Treinta y cinco milímetros ponemos a tu disposición un curso de dirección de fotografía en el que obtendrás todas las claves necesarias de técnica y composición fotográfica.

Aprende a iniciar el ejemplo de los grandes. Acepta el reto ¡Infórmate aquí!

Categories: Dirección fotográfica

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

La importancia de la regla de los tercios en fotografía


Cubre el siguiente formulario