24 Sep 2019by Juan

La importancia del sonido en el cine

La importancia del sonido en el cine

Una película sonora, a diferencia de una película muda, es una película con sonido acoplado o sincronizado a la imagen a través de medios tecnológicos.

La primera proyección pública de películas sonoras tuvo lugar en París en 1900, pero pasaron décadas antes de que las películas sonoras fueran comercialmente prácticas.

La correcta sincronización era difícil de lograr con los primeros sistemas de sonido en disco, y la amplificación y la calidad de la grabación también eran inadecuadas. La primera proyección comercial de películas con sonido totalmente sincronizado tuvo lugar en la ciudad de Nueva York en abril de 1923.

 

¿Qué importancia tiene el sonido en el cine? ¡Vamos a averiguarlo!

En sus inicios el cine sonoro obtuvo numerosas críticas, algunos llegaron a decir que era innecesario y perjudicial para la imagen. Sorprendente, verdad.

Es posible que el cine mudo trasmitiera más que las primeras grabaciones de cine sonoro, tal vez porque se limitaba a diálogos y efectos de sonido de uso realista y sincronizado con la imagen, sin apenas creatividad.

El sonido en el cine no obtuvo el reconocimiento que se merece hasta que no fue capaz de enriquecerlo, de causar efectos, emociones, o dar más dramatismo o intensidad a la escena.

Para un director de cine el sonido es una poderosa herramienta, ya que tiene la capacidad de atrapar y seducir. Como dijo una vez el gran editor de sonido Alan Splet, “el sonido es una cosa del corazón”.

Nosotros, la audiencia, interpretamos el sonido con nuestras emociones, no con nuestro intelecto. No obstante, el director y productor de cine George Lucas dijo una vez que “el sonido es la mitad” de la experiencia de ir al cine.

En la actualidad se puede decir que las voces, la música y los efectos de sonido se utilizan de forma creativa para que el espectador tenga la capacidad de interpretar y conectar de forma individual con cada escena.

Sin embargo, a menudo, el equipo encargado de realizar el trabajo de sonido suele ser el gran olvidado de la industria cinematográfica. No somos conscientes del papel fundamental de estos profesionales, ya que han de estudiar y conocer a la perfección los sonidos y los materiales, e innovar constantemente para aportar muchos de los sonidos que se escapan o no es posible grabar en el rodaje de una escena y que se incorporan posteriormente en postproducción.

 

Manipular la emoción y el estado de ánimo del espectador

En el cine se utilizan tres tipos de sonido para que una película sea realista para el público; las voces humanas, la música y los efectos de sonido (ruidos y silencios). El diálogo y los sonidos deben estar perfectamente sincronizados, si un sonido no coincide con lo que sucede en la pantalla, el acontecimiento en si pierde realismo.

Otra forma de hacer que una película sea más realista es incorporar ruidos de fondo o el sonido ambiente.

El creador de los efectos sonoros en el cine fue Jack Donovan Foley, más conocido como Jack Foley. Se le atribuye la invención de añadir a las películas efectos de sonido naturales y cotidianos.

Estos sonidos no están directamente relacionados con la acción que transcurre en una escena, pero pueden dar vida a una película. La incorporación de sonidos típicos de una ciudad (bocinas, pasos, motores…) o de un bosque (sonido de animales, insectos, agua discurriendo…) ayuda a crear una atmósfera determinada y que la escena de una película sea más realista.

Los efectos de sonido se utilizan para transmitir el estado de ánimo de una escena y manipular el estado de ánimo del espectador. Esto es particularmente práctico y recurrente en las películas de terror, que buscan crear la sensación de miedo. Se utilizan ruidos fuertes y discordantes, como el golpe de una puerta, que pretenden sorprender al público con la guardia baja y provocar el susto fácil.

 

Elementos que componen la banda sonora una película

A continuación te detallamos  los elementos principales de sonidos en una película.

 

Voces

La voz, la palabra, los diálogos o monólogos son parte fundamental del relato. Tiene la responsabilidad de desarrollar la historia de forma lógica. La voz o el habla en el conjunto de sonidos que conforman el audio de nuestra pieza ocupan un primer plano en la percepción del espectador.

Lo primero que solemos hacer es prestar atención sobre la palabra, por lo que debemos cuidar que se entienda y se oiga bien si este es nuestro interés; de lo contrario, se produce confusión en el espectador.

Debemos incluir en este apartando los diferentes sonidos que produce el ser humano (respiración, jadeos, gritos,…). Igualmente pasa con las voces de fondo que podemos considerar también como sonido ambiente.

Estas voces de fondo nos dan información sobre el contexto en el que presentamos la escena: ambientes lúdicos, de trabajo, de pánico, de fiesta, etc.

 

Música

La música es parte fundamental de la banda sonora de una película y en ocasiones llega a alcanzar un éxito similar o mayor a la propia película. No obstante, contribuye a trasmitir los estados emocionales del relato; puede evocar alegría, tristeza, dolor, miedo, placer… sería difícil provocar estas mismas emociones en el espectador sin música.

Puede estar presente a lo largo de toda la grabación o aparecer en momentos puntuales para destacar ciertas situaciones o momentos de la narración.

Sin la música, sería muy difícil lograr sensaciones concretas como el miedo: en Psicosis, por ejemplo, donde la escena de la ducha no iba a contar con ambientación musical y, afortunadamente, Bernard Hermann logró introducir la pieza de “The Murder” a Hitchcock, convirtió esa escena en un clásico del cine. Un caso semejante podemos vivir en la película “Tiburón”, donde la música del bajo acompaña de forma impecable y terrorífica el ataque del gran escualo.

Combinar la magia del cine junto con el poder de la música solo puede lograr un gran resultado.

A lo largo de la historia del cine hemos podido disfrutar de grandes compositores que con sus creaciones han enriquecido el séptimo arte, como Ennio Morricone, Hans Zimmer o John Williams.

 

Ruidos

Son efectos, especialmente onomatopéyicos, de los sucesos de la película.

Existen tres tipos:

  1. Ruido diegético/objetivo: el que suena tal como es. Puede ser el de ambiente general (viento, lluvia, tráfico) sin necesidad de ser sincrónico.
  2. Ruido no diegético/subjetivo: se produce para crear una situación anímica sin que el objeto productor se vea. Por ejemplo, el tictac de un reloj, pasos lentos o puertas que chirrían.
  3. Ruido descriptivo: el inventado para producir sonidos irreales, fantásticos o sobrenaturales. Por ejemplo, las voces de extraterrestres en las películas de ciencia ficción, máquinas o artilugios desconocidos.

 

Silencios

Si, el silencio también forma parte de la banda sonora de una película. Se utiliza bien como pausa entre diálogos, ruidos o músicas, o bien como recurso expresivo. Con el silencio aportamos emociones o sensaciones, ya que tiene una gran eficacia dramática a la hora de crear atmosferas de diversa índole (asfixiantes, introspectivas, etc.)

Últimamente se han puesto de moda películas en las que la falta de diálogos y los momentos de silencio son esenciales para el argumento. Aquí te presentamos unos ejemplos:

‘Un lugar tranquilo’ (John Krasinski, 2018)

En un futuro en el que los seres humanos se han convertido en presas, una familia sobrevive en silencio para no ser escuchados por las criaturas que acechan en el bosque. 

‘No respires’ (Fede Álvarez, 2016)

Entrar en una casa para robar nunca es buena idea, pero si el dueño además es un ciego psicópata con ganas de pillar a algún intruso para darle una lección, mucho menos. 

The Silence’ (John R. Leonetti, 2019)

Al tratar de llegar a un refugio para escapar de unas terroríficas criaturas que detectan a sus presas por el sonido, una joven y su familia se encuentran con una secta. 

 

Conclusión ¿Qué aporta el sonido al cine?

El sonido no debería ser un recurso de última hora para la postproducción; debe ser un componente integral que se considere de principio a fin, comenzando con el guión y la producción y terminando en la mezcla final.

Si somos conscientes del papel trascendental del sonido en la producción audiovisual, seremos capaces de exprimir todas sus posibilidades y nos ayudará a detallar elementos fundamentales de la trama, a intensificar las emociones que trasmite una imagen o a facilitar herramientas al espectador para que comprenda la esencia de la obra.

Trata de escuchar con detenimiento  el sonido en el cine, a buen seguro te sorprenderá. 

 

Curso de Técnico de Sonido de 35mm.

¿Te imaginas captando sonido directo en rodajes y realizando su postproducción, grabando y produciendo el nuevo álbum de una banda o sonorizando auditorios y teatros? En Treintaycinco mm tenemos lo que necesitas para formarte como técnico de sonido especializado. Contamos con una sólida formación base y tres especializaciones para que selecciones la que mejor se adecúe a tus objetivos.

Tendrás a tu disposición todos los conocimientos generales de la profesión de técnico de sonido y además podrás elegir entre las siguientes especializaciones:

  • Postproducción de Audio & Sonido Directo
  • Producción Musical
  • Sonorización de Espectáculos y Eventos

Descubre toda la formación de 35 mm  Si estas interesado en el curso de técnico de sonido, no dudes en solicitar información.

Categories: Sonido

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

curso de técnico de sonido


Cubre el siguiente formulario