11 Ene 2021by Juan

Linda Blair: vida poseída por su filmografía

Linda Blair: vida poseída por su filmografía

Hoy queremos adentrarnos en la carrera profesional de una actriz fundamental en el género de terror. Se trata de Linda Blair, la responsable de encarnar a la niña poseída de una de las películas más terroríficas e impactantes de todos los tiempos: El exorcista (1973).

Sigue leyendo, descubrirás la fascinante y a la vez complicada vida de esta peculiar actriz y cómo su declive fue tan rápido e inesperado como su estrellato. Además, también os desvelaremos todos los secretos del maquillaje y caracterización de Regan MacNeil, el personaje que la catapultó a la fama.

 

Linda Blair: Modelo y estrella de cine infantil

Linda Blair nació el 22 de enero de 1959 en St. Louis, Missouri (EE.UU.). Su madre Elinore era agente inmobiliaria y su padre James un ejecutivo. A la edad de 2 años se muda a Westport, Connecticut.

linda Blair de pequeña

A partir de los 5 años Linda comienza su carrera como modelo, participando en multitud de anuncios publicitarios. Con tan solo 12 años ya ha trabajado en cerca de 100 campañas publicitarias y aparecido en cientos de catálogos como modelo infantil.

Linda Blair montando a caballo

Linda Blair también disfruta montando a caballo y es una excelente jinete.

 

A comienzos de los 70 debuta como actriz en la miniserie The Way We Live Now (1971) y en la comedia The Sporting Club (1971).

Posteriormente, a la edad de 14 años, se presenta, junto a otras 600 niñas, al casting de la película dirigida por William Friedkin, El exorcista (1973), un film que relata la historia de la posesión diabólica de Regan MacNeil, una niña de doce años de edad, y el posterior exorcismo al que es sometida.

Linda, que no tiene más pretensiones que ganar algo de dinero para financiar sus estudios de veterinaria, su verdadera pasión, logra el papel y sin ser consciente se embarca en uno de los proyectos más importantes de su carrera y el que le cambiará su vida para siempre.

Linda Blair con un perro

Tras su actuación en El exorcista, que resultó un éxito, la actriz salta rápidamente a la fama, siendo nominada al Óscar y al Globo de Oro a la mejor actriz de reparto en 1974.

La interpretación de la actriz fue aclamada por la crítica que valoró la fortaleza y madurez con la que la joven se enfrentó a una papel tan exigente y complicado.

A pesar de que Linda aparecía como favorita para ganar el Oscar en todas las quinielas, finalmente, cuando se filtró que la voz demoníaca fue aportada por la actriz Mercedes McCambridge y que se usó una doble para algunas escenas, su sueño se desvaneció y la preciada estatuilla fue para la actriz Tatum O’Neal por su papel en Luna de Papel (1973). Linda Blair finalmente sí conseguiría el Globo de Oro.

Linda Blair con un globo de Oro

El exorcista tuvo el honor de ser el primer título de terror nominado a Mejor Película en los Oscar. Además, fue un éxito en todo el mundo, aunque, evidentemente, hubo reacciones que no siempre fueron positivas. Muchos espectadores tuvieron que ser atendidos en los cines por desmayos o ataques de pánico o histeria. Debido a su temática religiosa y satánica fue prohibida en todos los países de Oriente Medio, salvo Israel y el Líbano.

via GIPHY

Tras el estrellato comienzan las amenazas de muerte

A pesar de la fama obtenida por su interpretación en El exorcista, la película condicionó para siempre la vida de Linda Blair.

Tras el estreno del film, que mostraba de forma muy realista una posesión demoníaca, comenzó a recibir amenazas de muerte a diario, por teléfono y por correo.

Muchos fanáticos religiosos, que confundían la ficción con la realidad, consideraron que Linda era una aliada de Satán. La productora Warner Bros entendió que el asunto era serio y decidieron que varios guardaespaldas cuidasen de la familia Blair durante las 24 horas del día en un periodo de seis meses. Desgraciadamente pasado ese tiempo las amenazas continuaron y, por precaución, la familia estuvo viviendo alternativamente entre Vermont, Connecticut y Nueva Jersey.

A pesar de los momentos complicados que la actriz vive con tan solo 15 años, continua su trabajo en el cine logrando varios papeles protagonistas, incluida la película de gran éxito Nacida Inocente (1974), un film que relata el drama de una adolescente recluida en un centro para menores que sufre todo tipo de abusos por parte de sus compañeras.

Ese mismo año, también tiene una breve aparición en la película Aeropuerto 75 (1974) y comienza una relación sentimental con el cantante australiano Rick Springfield, diez años mayor que él y con el que comienza a convivir.

Linda Blair y Rick Springfield

A continuación, Blair protagoniza Sara T.-Retrato de una joven alcohólica (1975) una película para televisión dirigida por Richard Donner, que como su título indica narra la historia de Sara, una adolescente de quince años que, tras probar el alcohol en una fiesta para vencer su timidez, se hace adicta a la bebida.

Linda Blair estuvo a punto de conseguir el papel de Iris en la película Taxi Driver (1976), pero al final mente Martin Scorsese eligió a Jodie Foster (que fue nominada a un Oscar por su interpretación).

Infórmate sobre nuestro Curso de Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

El exorcista II, arresto por posesión de drogas y declive

En 1977 Linda Blair vuelve a protagonizar la secuela de la película que le dio fama, Exorcista II: El hereje. El film, en el que Blair participa con la condición de no ser caracterizada de nuevo como una niña poseída, no obtiene el mismo recibimiento que la primera parte al alejarse del género de terror y convertirse en un thriller. Aun así, actualmente está considerada un film de culto.

Ese año se convierte en uno de los peores de la actriz. Junto con el fracaso de la secuela de El Exorcista, Blair sufre el divorcio de sus padres y rompe con su novio, el cantante Rick Springfield. Además, ese mismo año, tres de sus amigos de la banda de rock Lynyrd Skynyrd, fallecen en un accidente aéreo.

Linda Blair vuela a Florida para asistir al funeral y acompaña a un conocido a comprar cocaína a unos traficantes que también venden cachorros con pedigrí. Cuando regresa a Connecticut, Linda mantiene contacto con los traficantes para comprarles el cachorro. Pero la Agencia Antidrogas tiene interceptados los teléfonos y Blair es arrestada junto con más de 30 personas. En el momento del arresto, la policía encuentra en el domicilio de la actriz cocaína y anfetaminas.

Linda Blair, que ya tiene 18 años, es sentenciada a cumplir tres años de libertad condicional y a pagar una multa de 5000 dólares. También debe someterse a sesiones de rehabilitación y realizar diferentes trabajos de tipo social, entre ellos varias charlas para informar a los jóvenes sobre los peligros del abuso de drogas.

El arresto de Linda, y su posterior condena, repercute en su carrera cinematográfica y es incluida en la lista negra de Hollywood. A pesar de no volver a tener problemas de adicción, a partir de este momento la actriz solo consigue papeles en películas de serie B. Esta difícil situación la sume en una profunda depresión e incluso llega a pasar una temporada en un psiquiátrico.

Con la intención de borrar su reciente pasado y salir del encasillamiento del papel de Regan MacNeil, Blair se presenta para el papel de Emmeline en El lago azul (1980), pero finalmente la actriz elegida es Brooke Shields.

En 1979 consigue el papel protagonista de la comedia romántica Roller Boogie. El film que gira en torno al patinaje sobre ruedas supuso un gran esfuerzo físico para la actriz que la lleva a sufrir problemas de cadera.

 

Linda Blair: Relegada al cine de serie B

A partir de los años 80 comienzan los escándalos sexuales y sigue coqueteando con las drogas. Junto a su pareja de entonces, Rick James, posa en topless para unas fotografías que aparecen en todos los medios.

Linda Blair y Rick James

Linda Blair junto a su novio Rick James en el año 1982.

A pesar de verse relegada a títulos de bajo presupuesto y de serie b, Linda Blair participa en dos clásicos de culto; Rejas Ardientes (1983) y Calles Salvajes (1984).
Compartimos con vosotros la película Calles Salvajes en castellano, ya que también aparece una de nuestras scream queens favoritas de los 80, Linnea Quigley.

Pero la caída de Linda Blair continua de forma imparable y comienza a pasar por problemas económicos. Es entonces cuando decide posar desnuda en diferentes revistas para adultos, entre ellas Playboy. Con ello, pretende mostrar su atractivo físico y que puede interpretar papeles alejados del género de terror. Pero su estrategia no le sirve de nada y su declive ya es imparable.

Linda Blair en lencería

A lo largo de los años 80 y 90 la actriz continúa trabajando incansablemente. Pero su carrera se ve limitada a pequeños papeles y su estatus de actriz reconocida se va diluyendo poco a poco.

Aun así, en 1990 protagoniza, junto a Leslie Nielsen, Reposeída, una parodia del film que le dio fama y en el que vuelve a meterse en el papel de una mujer poseída por el diablo.

Cartel Reposeída

Como curiosidad, cabe destacar, que la cinta fue estrenada un mes después de la tercera parte de la saga de El exorcista en la que Linda Blair, en esta ocasión, no participa.

Posteriormente Linda Blair consigue una breve aparición en la película de terror satírica del director de culto Wes Craven, Scream (1996). En la cinta Blair interpreta a la insistente periodista que se acerca a Sidney cuando regresa a la escuela después de ser atacada por el asesino.

Linda Blair y Davir Arquette
Linda Blair junto al actor David Arquette en un fotograma de la película Scream (1996).

En 1997 Blair participa, en el papel de Rizzo, en el musical Grease en Broadway. A partir de entonces sus apariciones en la gran pantalla desaparecen y la actriz decide centrarse en otra de sus grandes pasiones, los animales.

A finales de los 90, Blair regresa al mundo de la equitación, participando y ganando varios trofeos de salto ecuestre. Ya en el año 2000, Fox le ofrece un trabajo estable en la serie Scariest Places on Earth (2000), un programa que duró seis años y en el que Linda visitaba lugares supuestamente embrujados a lo largo de todo el mundo.

Linda Blair en el cartel de Scariest

En los últimos años la carrera cinematográfica de Linda Blair se ha reducido a intervenciones secundarias y muy esporádicas, ya que se ha volcado en una faceta mucho más gratificante para ella: la protección de animales abandonados.

De hecho, Linda Blair fundó su propia ONG Linda Blair WorldHeart Foundation que sigue a día de hoy activa, dedicándose a rescatar y rehabilitar animales maltratados y abandonados.

Gracias a su ONG, la actriz ha ganado numerosos premios por su labor de protección de los animales. También ha colaborado en muchas ocasiones con otras organizaciones como PETA y, entre otros logros, rescató y salvó la vida a 51 perros tras el huracán Katrina en 2005.

Linda también se ha declarado vegana. La actriz escribió el libro Going Vegan! reivindicando el consumo de alimentos y productos de origen no animal. También tiene su propia marca de ropa, llamada Linda Blair’s Wild West Collection.

 

Linda Blair en la actualidad

Actualmente, a sus 61 años, Linda Blair está volcada en su fundación, está soltera y no tiene hijos. Trabaja y vive en un finca-refugio en California donde sigue involucrada en la protección de los animales más indefensos.

Evidentemente, sigue ligada al personaje más importante de su carrera, Regan Macneil. Para bien o para mal siempre será la niña del exorcista y gracias a ello, sigue siendo invitada a muchas convenciones y eventos de terror.

Linda Blair con ella en el Exorcista

La propia Linda Blair confiesa que cuando empezó en el mundo de la actuación quería ser, como todas las niñas, una princesa y trabajar en las películas de Disney, quería estar en Lassie y Flipper.

Linda no quería ser un monstruo pero, tras su papel en el exorcista, la gente se asustaba cuando la veía. Linda también confiesa que aún hay personas que le piden que gire la cabeza y que no pasa ni un solo día que alguien no le comente algo al respecto de la película. “Mi vida está poseída por El exorcista,” afirma la actriz.

 

Maquillaje y caracterización de Regan MacNeil, la niña de El exorcista

A continuación, compartiremos con todos vosotros los secretos del rodaje de El exorcista y cómo se hizo el maquillaje y caracterización de Regan MacNeil, la niña de El exorcista. Además, os desvelaremos todos los secretos de la película dirigida por William Friedkin.

Antes de comenzar debemos mencionarte que la película El exorcista (1973) está basada en la novela homónima de William Peter Blatty publicada en 1971 y que relata la escalofriante historia de una posesión demoníaca inspirada en una historia real acontecida en Washington en 1949.

La novela de Peter Blatty fue llevada a la gran pantalla por William Friedkin, un director que ya había ganado un Oscar por el thriller The French Connection, contra el imperio de la droga (1971). El exorcista está protagonizado por actores poco conocidos en la época, como Ellen Burstyn (la madre de Regan) Jason Miller (el padre Karras) o el sueco Max von Sydow (el padre Merrin).

Secretos del rodaje

El rodaje de la película fue todo un reto para los actores, ya que tuvieron que vivir auténticas penurias. El director William Friedkin se tomaba muy en serio su trabajo y procuraba mantener la tensión en todo momento. Para ello, hacía sonar la banda sonora de Psicosis durante las pausas de rodaje. A veces también irrumpía en el plató con una pistola pegando tiros al aire.

Una de las actrices que sufrió los excesos del director fue Ellen Burstyn. En la escena en la que Linda Blair le da una bofetada, para crear la sensación de que la niña tenía una fuerza sobrehumana, la actriz fue amarrada por un cable del que tiraba un tramoyista. A pesar de las advertencias de la actriz, el director ordenó al tramoyista que tirase con todas sus fuerzas, por lo cual la actriz sufrió una lesión crónica de espalda.

Además, para dar más realismo a las escenas del exorcismo, el director tuvo la magnífica idea de situar la habitación dentro de una cámara frigorífica. Los actores echaban auténtico vaho por la boca y casi quedan congelados.

Otra escena mítica, la del vómito verde, cogió por sorpresa a Jason Miller (el padre Karras). El actor desconocía que el vómito iría a parar directamente a su cara, por lo que su expresión de asco es auténtica. Al menos tuvo la suerte de que se trataba simplemente de puré de guisantes.

Obviamente la que más sufrió en el rodaje, que se alargó hasta 7 meses, fue Linda Blair. La joven actriz no solo debía aguantar una sesión de maquillaje que duraba varias horas, también debía retorcer su cuerpo de formas imposibles, simular la masturbación con un crucifijo o soltar numerosas obscenidades.

Afortunadamente Blair era sustituida por otra actriz en las escenas más complicadas y escabrosas. Además, el director contrató a una actriz de doblaje para las escenas en las que Regan tiene voz demoníaca.

 

Maquillaje y caracterización

El maquillaje y caracterización de El exorcista corrió a cargo de Dick Smith, uno de los pioneros del maquillaje moderno en el cine (Smith es conocido por ser el maquillador de películas como Taxi Driver, Amadeus o El padrino).

Para convertir a Regan, una niña de 12 años con cara angelical, en un auténtico demonio, Dick Smith utilizó una técnica innovadora que consistía en aplicar fragmentos de látex independientes entre sí y que sustituían a las máscaras de una sola pieza usadas por aquel entonces. Con esta técnica lograba más flexibilidad en el rostro y mejor adhesión en la piel. Además, lograba que el actor mantuviese toda su expresividad.

Linda Blair en el exorcista

El trabajo de Dick Smith exigió tres meses de planificación antes del rodaje y, al margen de los constantes retoques, cinco horas de maquillaje diarios.

el exorcista

Para simular las malformaciones y cicatrices en el rostro de Regan se usaron entre 8 y 10 capas de látex. También se utilizó una prótesis dental aparentemente sucia, lentillas amarillas con decoloraciones negras y azules, y otras completamente blancas.

Para una de las escenas más espeluznantes del film, en la que Regan gira completamente la cabeza, Rick encargó una cabeza robótica con un molde de la cabeza de la actriz.

Otra de las escenas más efectistas es la del vómito verde. Para lograr la sensación de que sale de la boca de Blair, el puré de guisantes fue canalizado, oculto por el maquillaje, desde la parte trasera de las orejas de la actriz hasta su boca.

Pero Linda Blair no fue la única que soportó largas sesiones de maquillaje. El actor sueco (recientemente fallecido), Max von Sydow, tenía 43 años cuando se rodó la película y para encarnar al anciano padre Merrin, el sacerdote que practicaba el exorcismo, debía sufrir una transformación que en ocasiones llevaba más trabajo que el de Linda Blair.

Max von Sydow

El exorcista se convirtió en el primer film de terror nominado al Oscar a la Mejor Película. En total, la cinta recibió 11 nominaciones, pero sólo se llevó dos estatuillas: las de Mejor Guion Adaptado y Mejor Sonido. Y aunque el trabajo de maquillaje y caracterización no logró ninguna estatuilla, ya que todavía no existía esa categoría, podemos decir que el fantástico trabajo de Dick Smith fue crucial para crear la aterradora atmósfera de la película.

El exorcista logró recaudar cerca de 441 millones de dólares frente a 12 millones de presupuesto, convirtiéndose en la película de terror más taquillera de la historia hasta que fue superada recientemente por It 2 (2019) del director Andrés Muschietti.

Hasta aquí nuestro repaso por la carrera cinematográfica de la actriz Linda Blair y la película que le dio fama, El exorcista. Si quieres saber algo más de la actriz puedes consultar su página web o sus redes sociales, en las que se muestra muy activa.

Como siempre recordarte que 35 mm pone a tu disposición los mejores cursos relacionados con el sector audiovisual. Si quieres crear personajes tan terroríficos como los de El exorcista, esta es tu oportunidad. ¡Solicita más información!

Categories: Cine

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

Linda Blair: vida poseída por su filmografía


Cubre el siguiente formulario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.