26 Oct 2020by 35mm.es

Matthew Libatique: una carrera junto a Darren Aronosfsky

Matthew Libatique: una carrera junto a Darren Aronosfsky

Los filmes de éxito son el resultado de un trabajo en equipo realizado por parte de los diferentes departamentos que participen en la producción audiovisual. En esta ocasión vamos a centrarnos en Matthew Libatique, un director de fotografía que consigue brillar al máximo cuando se una a la dirección general de Darren Aronosfsky.

Si quieres profundizar en esta profesión, consulta todos los detalles de nuestro curso de dirección de fotografía.

 

Matthew Libatique: de la fotografía amateur a la dirección fotográfica

Para entender lo mucho que destaca el trabajo de Matthew Libatique debemos hacer especial hincapié en los orígenes de Libatique como director de fotografía. Nacido en Queens en 1968, se interesó por la fotografía a raíz de que su padre le regalase de niño una cámara Nikon.

El ahora director de fotografía explicó en diferentes entrevistas que “él [su padre] le enseñó los fundamentos de la fotografía a una edad en la que no sabía que acabaría usando esa cámara el resto de su vida”.

 

 Una formación que lo llevaría al cine

Si bien Matthew Libatique no se formó universitariamente en un primer momento como director de fotografía, sí lo hizo en Sociología y Comunicaciones, lo que le permitió abordar una perspectiva complementaria a la que sería después su futura profesión. De hecho acabaría ganándose una Máster en cinematografía en el prestigioso Conservatorio AFI.

 

El dúo Matthew Libatique y Aronosfsky: inicios universitarios

La amistad entre Libatique y Aronosfsky se forjó durante la etapa universitaria de ambos. Se conocieron precisamente en el Conservatorio AFI donde, juntos, trabajaron en diferentes proyectos como el cortometraje Protozoa.

Apenas tres minutos de producción completamente casera en la que Libatique y Aronosfsky ya empezaban a mostrar su interés por crear historias complejas a través de una fotografía con predominio de planos cruzados y colores vibrantes.

 

El despegue de la carrera profesional de Libatique

Es normal hablar de dúo porque estos dos profesionales decidieron trabajar conjuntamente en numerosos proyectos audiovisuales, sobre todo aquellos que les permitieron dar a conocer sus nombres en el sector cinematográfico.

Y es que el talento de ambos era notable. Su primera película profesional juntos fue Pi (1998), seguida de Réquiem por un sueño (2000). Esta última fue nominada como Mejor Película en el Premio de Espíritu Independiente.

 

Fotografía de Réquiem por un sueño

La crítica aclamó este filme. Con una temática centrada en el consumo de drogas, Matthew Libatique demuestra su dominio técnico de la cámara con espectaculares contraplanos que refuerzan el mensaje de los efectos de estupefacientes. Además, la atmósfera del color generada introduce al espectador en una película que atrapa.

 

Black Swan, la oscuridad del ballet

En 2010 se estrenó Black Swan (Cisne Negro), una película que muestra la más inmensa oscuridad de la vida de una bailarina profesional de ballet. Con un marcado carácter psicológico, la fotografía de Matthew Libatique consigue angustiar al espectador hasta un punto claustrofóbico.

De nuevo nos encontramos con una película donde la fotografía apoya el magnetismo del argumento. Colores oscuros, contrapuestos con la luminosidad que desprende todo el mundo que rodea al ballet, un sector donde demuestran que puede llegar a existir una violencia cruda.

 

Noé, el arca de Noé en la gran pantalla

Con una temática completamente diferente a la que nos tiene acostumbrados este director de fotografía, Noé se presenta como una de las grandes producciones del año 2014 para los cines. Esta película narra, con una espectacularidad en cuanto a elementos escénicos, el relato bíblico sobre Noé.

A diferencia de en los trabajos previos de este dúo cinematográfico, en Noé, Libatique cuenta con elementos que ya de por sí le permiten realizar un espectacular trabajo visual, apoyado en gran medida por los efectos especiales de postproducción.

 

Infórmate sobre nuestro Curso de Dirección de Fotografía

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Otros trabajos de Matthew Libatique: el éxito de Ha nacido una estrella

Matthew Libatique es también el director de fotografía de la aclamada por la crítica Ha nacido una estrella, obra debut de Bradley Cooper como director de cine. En esta cinta Libatique demuestra que da igual la temática que le presenten: siempre va a dar el máximo posible por conseguir planos, iluminación y colores que consigan captar la atención plena del espectador.

En este caso, la fotografía estaba perfectamente acompañada por la parte musical, protagonista de este espectacular proyecto. Ha nacido una estrella está llena de planos detalle y primeros planos donde se demuestra la fuerza visual de la cinta.

 

Quiero convertirme en director de fotografía: ¿cómo puedo lograrlo?

Si tras leer este artículo sigues teniendo ganas de profundizar en la carrera profesional de la dirección fotográfica, necesitas formarte y dar rienda suelta a tus sueños y objetivos profesionales.

Matthew Libatique es tan solo un ejemplo de profesional que ha ido creciendo poco a poco. Al principio de este artículo te presentábamos su primer trabajo, un pequeño cortometraje que, en comparación con sus últimos trabajos, nada tiene que ver.

El éxito se consigue a base de formación y práctica. En 35mm ponemos a tu disposición nuestro curso de dirección de fotografía, una propuesta formativa en la que aprenderás las bases necesarias para empezar a crecer como profesional.

 

Curso de dirección fotográfica: temario formativo

A continuación te contamos los apartados más representativos de este curso de dirección de fotografía. ¡Toma nota!

  • Módulo 1. Narrar con imágenes. Aprenderás las claves del lenguaje fotográfico y la narrativa cinematográfica.
  • Módulo 2. Los oficios del cine. Un apartado del temario donde situarte dentro de los organigramas propios de la producción audiovisual.
  • Módulo 3. Cinematografía digital. Te enseñaremos todo lo que debes controlar sobre el uso de cámaras.
  • Módulo 4. Iluminación. El uso de la luz es fundamental para dotar de marca propia a tus trabajos como director de fotografía.
  • Módulo 5. Postproducción digital y corrección del color. Profundizarás en temas como la corrección a través de softwares de edición audiovisual.
  • Elaboración del proyecto final.

No dejes escapar tus sueños y ¡fórmate con el curso de dirección de fotografía de la Escuela 35mm!

Categories: Dirección fotográfica

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

Matthew Libatique: una carrera junto a Darren Aronosfsky


Cubre el siguiente formulario