Narrador equisciente: entre el conocimiento limitado y la omnisciencia

narrador-equisciente

“Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.” Así comienza La Metamorfosis de Kafka, un ejemplo brillante de narración equisciente.

Es un recurso narrativo que manejan los/as expertos/as con un Curso de Guion Audiovisual para crear mundos inmersivos, vibrantes y que conecten con la audiencia. En unos minutos, conocerás las claves para implementarlo en tus obras.

¿Qué es un narrador equisciente y cuáles son sus particularidades?

Cuando nos referimos a un/a narrador/a como equisciente es que esa voz cuenta en tercera persona el mundo a través de los ojos de un/a personaje.

Es una narración en tercera persona, describiendo la visión de un personaje y con un conocimiento limitado sobre el entorno.

Aquí algunas características y diferencias con otros recursos narrativos:

  • A diferencia de un narrador omnisciente, que es imparcial, la riqueza de la equisciencia es la subjetividad del personaje que representa.
  • El/la narrador/a equisciente no presencia los hechos, como sí pasa con un/a narrador/a testigo. Describe en tercera persona lo que ven otros personajes y traslada su punto de vista.
  • Expone el mundo tal cual lo conocen los personajes que narra en tercera persona. Por lo tanto, su sapiencia es limitada.
  • Como su visión es limitada, es habitual que se plantee conjeturas sobre las incógnitas que despiertan el resto de personajes: no está en sus cabezas.
  • Convierte la experiencia de la historia en un viaje de descubrimiento que mantiene en vilo al público. ¿Qué hay más humano que la curiosidad y la sed por conseguir respuestas?
Si estás interesado/a en el
Curso de Guion Audiovisual

Consejos para manejar un narrador equisciente en tu narrativa

Toda decisión creativa tiene sus oportunidades para brillar y también sus debilidades, por eso debes tener claro el propósito por el que elegir a un/a narrador/a equisciente y explotar su voz al máximo.

Sigue estos consejos para cautivar al público.

Crea una personalidad tras el/la narrador/a

La narración acompaña al personaje que representa y describe, de alguna manera no es imparcial como un narrador omnisciente. Así que explota esto, úsalo a favor de la trama para hacerla más viva, interesante y colorida.

Curso de Guion Audiovisual

El/la narrador/a también debe encontrar respuestas

A lo largo de la historia, el narrador está viviendo las escenas junto al/la protagonista. Otro tipo de storytelling ya conoce toda la trama, de principio a fin; sin embargo cuando es equisciente, lo único que sabe es el interior del personaje y su relación con el mundo.

Explota esta perspectiva: crea un itinerario donde el narrador encuentre respuestas para ir desarrollando la trama y que también cautiven a la audiencia.

Canaliza la personalidad del protagonista con su voz

La riqueza de un narrador omnisciente reside en cómo saca a relucir las luces y sombras del protagonista y transmitir su visión sesgada del mundo.

Idea cada uno de los detalles de su carácter y personalidad y diseña el filtro con el que percibe la realidad para despertar la empatía de quien lo vea.

Trabaja una línea temporal cautivadora

Tienes que darle un ritmo a la historia y la narración es el mejor combustible para conseguirlo. Ten claros los puntos clave donde detonar los descubrimientos, conflictos y escenas que dejen impactado/a al espectador, junto al protagonista y narrador equisciente.

Deja espacio para diálogos internos

La narración equisciente puede tener su propia independencia fuera de la cabeza del personaje. Es decir, tiene libertad para crear sus propias conclusiones, advertir de que algo está mal o condenar las acciones del protagonista, aunque este pueda ignorarlas.

El narrador equisciente no tiene porqué estar de acuerdo con los actos del protagonista, puede criticarlos.

Usa este recurso para darle viveza al relato y, de alguna manera, conectar con una audiencia que se posicione del lado del narrador.

Localiza donde realizar sugerencias y deja que se equivoque

Una narración omnisciente es una especie de deidad que todo lo ve y, por lo general, no se equivoca. Sin embargo, la exploración de los universos con una narración equisciente puede jugar con los equívocos.

Una voz equisciente puede tener conjeturas sobre el mundo que explora, no significa que sean correctas.

Por ejemplo, teniendo asunciones equivocadas por algún malentendido o juzgando la reacción de personajes desde los ojos de un protagonista que puede no estar en lo cierto. Así despiertas interés en la trama con un ángulo interesante.

Encaja la identidad de la narración con el resto de personajes

El personaje se va a encontrar con otros personajes y cada cual debe tener su mundo interior, aunque el narrador lo desconozca.

Trabaja la reacción del/la protagonista con el resto de los personajes y asegúrate de que también tengan su propio mundo interior.

Asigna al resto de personajes inquietudes, ideas y personalidad propias que despierten reacciones en el protagonista.

También es interesante que crees actos que puedan ser engañosos para el ojo del protagonista y narrador equisciente, de tal forma que se enrede la trama. De nuevo, permite equivocaciones para hacer interesante la historia.

¡Domina la narración equisciente en tus obras!

Explota la narración equisciente en tus obras tras tu paso por el Curso de Guion Audiovisual de Treintaycinco mm. Aprende a canalizar tu creatividad de la mano de expertos/as que te den los consejos para darle todo el potencial a tus diamantes en bruto.

Conoce las exigencias del mundo audiovisual con 400 horas de formación online, masterclass que te revelen el sector por dentro o con el acceso a oportunidades de empleo que inicien tu historia en la profesión.

¡Rellena el formulario para abrir el telón de programa y que sean nuestros/as asesores/as quienes te lo cuenten!

 

 

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

Icon guion

Curso de Guion Audiovisual

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!