Sumérgete en la historia del neorrealismo italiano

neorrealismo-cine-italiano

Nos centramos en un movimiento cinematográfico surgido en Italia tras la Segunda Guerra Mundial y que supuso un cambio radical en la forma de hacer cine.

Continúa leyendo y descubre con nosotros en qué consiste el Neorrealismo italiano.

 

El cine italiano de Mussolini

Antes de contarte en qué consiste el Neorrealismo italiano queremos viajar a los años previos a su aparición, concretamente en plena dictadura de Mussolini y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando estalló la guerra (1939) Italia estaba bajo el poder de Benito Mussolini, un fiel aliado de Adolf Hitler. Por aquel entonces, y tal como ocurría en Alemania, el fascismo ejercía un férreo control sobre la industria cinematográfica y prácticamente todas las películas que se producían en Italia se limitaban a resaltar las bondades del régimen, los valores patrióticos y el glorioso pasado del imperio romano.

A pesar del control de Mussolini sobre el cine, su utilidad propagandística propició el crecimiento de la industria y la aparición, poco antes del inicio de la guerra, del famoso Centro Experimental de Cinematografía, también conocido como Cinecittà, que pretendía competir cara a cara con los estudios de Hollywood en Estados Unidos. 

Los estudios iniciaron la producción de películas en 1937 y el primer año se rodarían 19 títulos. Durante los siguientes años se convertiría en uno de los estudios de cine más importantes de Europa, llegando a producir cerca de 200 largometrajes hasta el año 1943. 

Productora de Televisión, cine y al mismo tiempo escuela de cine, por los Estudios de Cinecittà pasarían los grandes nombres del cine italiano, como Roberto Rossellini, Federico Fellini, Vittorio De Sica y Luchino Visconti.

Pero, como ya te hemos contado, en los primeros años los estudios se limitarían a producir películas históricas, comedia italiana de baja calidad y dramas patrióticos, a excepción de unos pocos directores, como Mario Soldati o Renato Castellani, que no hicieron cine de propaganda, pero trataban de no criticar al régimen de Mussolini para poder seguir haciendo cine.

El cine del régimen de Mussolini tenía un gran valor propagandístico y mostraba una visión de Italia totalmente alejada de la realidad.

 

Si estás interesado/a en el
Curso de Guion Audiovisual

El cine retrata por fin la sociedad italiana

Durante la Segunda Guerra Mundial, la población italiana también consumía cine americano, un tipo de cine más glamuroso y seductor que reflejaba la prosperidad de Estados Unidos y que no tenía nada que ver con la realidad que sufría el pueblo italiano. 

Los finales felices se alejaban mucho de las penurias que sufría la población en las calles y poco a poco un espíritu crítico comenzó a aflorar en la sociedad italiana. Una de las primeras voces que se alzó en contra del cine propagandístico del régimen fue el periodista Leo Longanesi, que exigió a los cineastas rebelarse contra Mussolini y retratar lo que en realidad estaba pasando en el país; crisis social, guerra, desempleo y miseria.

Desgraciadamente, los estudios de Cinecittà serían saqueados por los alemanes, quienes la utilizarían primero como campo de concentración para civiles y posteriormente sería bombardeada por las fuerzas aliadas. Finalmente, el régimen de Mussolini caería en 1943 y dos años después finalizaría la guerra, dejando tras de sí ruina y devastación.

A pesar del triste panorama, a partir de 1945, libres de la censura de Mussolini, los cineastas se unieron para mostrar, al fin, las condiciones económicas y sociales en las que se encontraba el país. Nace así el Neorrealismo Italiano, un término acuñado por los críticos Antonio Pietrangeli y Umberto Barbaro tras estrenarse la que se considera una de las primeras películas de esta corriente, Roma ciudad abierta (1945), de Roberto Rossellini. 

Entre los directores más destacados de esta nueva corriente cinematográfica se encuentran Luchino Visconti, Roberto Rossellini, Vittorio De Sica, Giuseppe De Santis o Alberto Lattuada.

A partir de 1945 los cineastas italianos se unen para retratar la realidad de Italia oculta durante años por el régimen de Mussolini, nace así una nueva corriente cinematográfica, el Neorrealismo Italiano.

 

Neorrealismo Italiano: fiel retrato de la posguerra

Tras el final de la censura del régimen y el fin de la guerra, los cineastas tenían la responsabilidad de ofrecer una mirada real y sincera de la situación de Italia, arruinada por la guerra y sumida en una crisis social y económica sin precedentes. 

Las nuevas generaciones de directores, valiéndose de muy pocos recursos y utilizando un estilo casi documental en blanco y negro, comenzaron a contar historias de la vida cotidiana de la gente, centrándose en los diálogos de los personajes para profundizar en sus sentimientos y en su cruda realidad.

Con la llegada del neorrealismo, las películas patrióticas y afines al régimen dieron paso al reflejo de la sociedad con total transparencia; el hambre de la posguerra, los muertos, la situación de las mujeres y los niños o las condiciones infrahumanas en las que vivía la población en general. 

El Neorrealismo italiano utiliza localizaciones naturales como las calles, casas, espacios públicos… y presta especial atención a los diálogos de los personajes para profundizar en sus emociones. 

El escaso presupuesto de las producciones también obliga a los cineastas a recurrir a actores no profesionales, a improvisar y a ser bastante flexibles a la hora del rodaje. La naturalidad es otro de los elementos clave del movimiento. Por medio de la técnica cámara en mano, el uso de localizaciones reales y utilizando tomas de larga duración se lograba filmar una película con los mínimos recursos. 

Por otro lado, a pesar de que muchos de los actores eran no profesionales, estos no se elegían a la ligera y habitualmente se realizaban castings multitudinarios para encontrar el reparto perfecto. Muchos actores se interpretaban a sí mismos y relataban sus propias experiencias.

El Neorrealismo Italiano surge en 1945 tras el final de la Segunda Guerra Mundial, tratando, a través de historias cotidianas en las que se presta especial atención a los diálogos y a los sentimientos de los personajes, retratar la triste realidad de la sociedad en Italia. 

 

Reconocimiento internacional del Neorrealismo Italiano 

El Neorrealismo Italiano destacaba por ser un tipo de cine que se alejaba de las imposiciones de Hollywood y del llamado Happy Ending (final feliz). Su prioridad era contar historias que mostraban de forma transparente y con espíritu crítico lo que realmente sucedía en la sociedad italiana. Huían del simple entretenimiento y se utilizaban como herramienta de denuncia social, buscando hacer pensar al espectador y hacerle consciente de la realidad que vivía.

Por otra parte, aunque muchas de las producciones del Neorrealismo Italiano se hicieron con un presupuesto muy reducido y, obviamente, no cuentan con el glamour de Hollywood, la temática de sus historias terminaría traspasando las fronteras del país trasalpino y muchas de sus películas obtendrían reconocimiento internacional. 

El Oscar de Hollywood concedido a El limpiabotas (1946) de Vittorio Sica, propició su expansión fuera de Italia, llegando a influir en otros cineastas y corrientes, como la Nouvelle Vague francesa, el cine brasileño e iraní e incluso en España, en directores como Juan Antonio Bardem, con Muerte de un ciclista (1955) o Luis García Berlanga, con El verdugo (1963), premiada en el festival de Venecia.

Uno de los principales exponentes del movimiento fue, sin duda, Roberto Rosellini, que, con su film Roma, ciudad abierta (1945) protagonizada por Anna Magnani y Aldo Fabrizi, mostraba al mundo la situación de Roma cuando estaba siendo ocupada por los nazis. Su film abrió las puertas a una nueva forma de hacer cine, mucho más humilde pero comprometido con la realidad social italiana.

Sin embargo, a pesar del reconocimiento internacional y del gran valor para los críticos de la época, el cine neorrealista italiano no llegó a popularizarse entre la población, que cansada de sus miserias prefería el cine americano. Además, los políticos de la época tampoco apoyaron este tipo de cine, dando pie a su progresiva desaparición.

 

Fin del Neorrealismo Italiano: americanización y censura 

A pesar del innegable valor histórico y social del Neorrealismo Italiano, la población de la época seguía prefiriendo el cine de Hollywood, mucho más positivo, glamuroso y entretenido. Tras años de fascismo y aislamiento, la sociedad italiana de principios de los años 50 mostraba interés por lo que sucedía fuera de sus fronteras y el cine americano era perfecto para soñar con una vida diferente y evadirse de la realidad en la que vivía. 

Por otro lado, los políticos de la época también eran reacios a mostrar en las películas las miserias del país. El retrato que hacía el Neorrealismo no era el adecuado para dejar atrás el pasado y convertir a Italia en un país moderno y cosmopolita.

Así surgieron nuevas leyes, como la ley Andreotti, que instauró de nuevo la censura y propició el control por parte del gobierno de las producciones cinematográficas. De este modo, el Neorrealismo fue perdiendo fuerza, poco a poco comenzaron a surgir grandes productoras y el cine volvió a ser más comercial.           

En los años cincuenta, tras ser renovados los Estudios de Cinecittà, se rodaron grandes clásicos del cine ambientados en el Imperio romano, como Quo vadis (1951) y Ben-Hur (1959), siendo este período la edad de oro de los estudios.

Italia atrajo capital de la industria cinematográfica estadounidense y en los siguientes años se rodaron en los estudios de Roma grandes películas del Spaghetti Western, como Por un puñado de dólares (1964) o La muerte tenía un precio (1965).

A partir de los años 50, también se pondría de moda otro tipo de cine mucho más excitante y misterioso, el cine giallo italiano, que cuenta con un argumento sencillo y atractivo para el espectador. La sociedad evolucionaba a pasos agigantados hacia el llamado milagro económico italiano y esta circunstancia se reflejaba en la gran pantalla.  

A pesar de que el Neorrealismo italiano fue poco a poco perdiendo presencia, cambió para siempre la forma de hacer películas y su influencia sigue viva en el cine actual.

 

Mejores películas del Neorrealismo Italiano

Ahora que ya conoces que es el Neorrealismo Italiano, queremos compartir contigo una selección de las mejores películas de esta corriente.

¡Toma nota! 

Lista de las mejores películas de Neorrealismo Italiano

1.- Obsesión (1943) – Luchino Visconti

2.- Roma ciudad abierta (1945) – Roberto Rossellini.

3.- El limpiabotas (1946) – Vittorio De Sica

4.- Paisà (1946) – Roberto Rossellini 

5.- El ladrón de bicicletas (1948) – Vittorio De Sica

6.- La tierra tiembla (1948) – Luchino Visconti.

7.- Arroz amargo (1949) – Giuseppe de Santis 

8.- Europa ’51 (1952) – Roberto Rossellini 

9.- Umberto D (1952) – Vittorio De Sica

10.- La Strada (1954) – Federico Fellini

Como podrás comprobar en nuestra lista hemos incluido los títulos más conocidos del Neorrealismo Italiano y algunos que, aunque tienen una clara influencia del mismo, no tienen la crudeza de las primeras al haber pasado por el control de la Ley Andreotti.

 

1.- Obsesión (1943) 

Comenzamos nuestra lista de las mejores películas del neorrealismo italiano con Ossessione, una adaptación de la obra de James Cain “El cartero siempre llama dos veces” dirigida por Luchino Visconti, protagonizado por Clara Calamai y Massimo y considerada como una de las primeras películas italianas que comenzó a tratar temas relacionados con la dolorosa realidad del país. 

Argumento:

Casada con el viejo propietario de un restaurante, la joven y hermosa Giovanna verá como su triste vida cambia tras la aparición de Gino, un vagabundo que se convierte en su amante. En medio de una relación apasionada, Giovanna incitará a Gino a matar a su marido.    

El film fue rodado en plena guerra mundial y censurado por el régimen de Mussolini que caería ese mismo año.

Curso de Guion Audiovisual

2.- Roma, ciudad abierta (1945)

Proseguimos con una película del director Roberto Rossellini, Roma, ciudad abierta, considerada una de las obras maestras de la corriente neorrealista. 

Rodada en los últimos coletazos de la guerra, Rossellini tenía la necesidad de contar los tristes y recientes acontecimientos y salió a la calle a la búsqueda de historias.

El film de Rossellini comenzó a filmarse en enero de 1945 y a excepción de Anna Magnani y Aldo Fabrizi, todos los personajes son actores no profesionales.

Argumento:

Roma se encuentra ocupada por los nazis y la Gestapo trata de arrestar al ingeniero Manfredi, un comunista que es el líder del Comité Nacional de Liberación. En la redada, Manfredi consigue escapar y pide ayuda a Francesco, un camarada que en unos días se casará con su novia Pina, una viuda con un niño. 

Roma, ciudad abierta inspiró el posterior cine realizado en Italia, por fin las miserias y la realidad de la población llegaban a la gran pantalla. No esperes un final feliz.

 

3.- El limpiabotas (1946) 

Otro film imprescindible de la corriente neorrealista es El limpiabotas de Vittorio De Sica. La trágica historia de dos niños limpiabotas logró alcanzar un gran éxito internacional, logrando alzarse con el premio Oscar a la mejor película extranjera en 1948.

Argumento:

En la Roma de posguerra, dos niños limpiabotas sueñan con comprarse un caballo y huir de la miseria. La única forma de lograr su objetivo es trapichear en el mercado negro e intentar no ser atrapados por la policía. 

La película de Vittorio de Sica refleja de forma emotiva la precaria situación de la Italia de posguerra y es una de las primeras muestras del neorrealismo italiano y su éxito internacional.

 

4.- Paisà (Camarada, 1946) 

Según los críticos, Paisà, de Roberto Rossellini, es una de las películas más representativas y puras de la corriente neorrealista, ya que contiene todos los elementos que la definen. El film está compuesto por 6 historias con un nexo común, el avance de las tropas aliadas en Italia.

Argumento:

En el film podemos vivir, entre otras historias, la invasión aliada de Sicilia, la invasión peninsular y la captura del puerto de Nápoles, las aventuras de un soldado borracho en la Roma liberada o como tres religiosos norteamericanos pasan la noche en un monasterio.

La película de Rosellini obtuvo un gran éxito nacional e internacional. Logró el premio BAFTA 1949 a la mejor película y fue nominada en 1950 al Oscar al mejor guion original.

5.- El ladrón de bicicletas (1948)  

Sin duda El ladrón de bicicletas es la película más conocida del movimiento neorrealista. Dirigida por Vittorio De Sica, un experto en mostrarnos personajes emotivos e historias desgarradoras, el film narra el miserable día a día de un padre y un hijo que luchan por mantener la integridad moral a pesar de vivir en una sociedad cruel e insolidaria.

Argumento:

Antonio es un obrero en paro que, consigue un humilde trabajo pegando carteles, tras comprar con mucho esfuerzo una bicicleta. Desgraciadamente, el primer día se la roban. A partir de entonces, Antonio y su hijo Bruno comienzan toda una aventura para recuperarla. 

Considerada una de las mejores películas de la historia del cine, El ladrón de bicicletas ganó el Oscar Honorífico, el Globo de Oro a la mejor película extranjera y el BAFTA a mejor película, entre muchos otros premios.

Película completa en castellano:

 

6.- La tierra tiembla (1948) 

El fim de Luchino Visconti es otra de las obras maestras del neorrealismo italiano y a pesar de que se concibió para ser una trilogía sobre Sicilia, nunca fue completada. Casi a modo de documental, La tierra tiembla nos traslada a un humilde pueblo pesquero de Sicilia y nos muestra la humilde vida de la familia Valastro.

Argumento:

Cansado de la explotación por parte de los mayoristas que le compran pescado, ‘Ntoni Valastro, un humilde pescador de la costa de Sicilia y los demás miembros de su familia, deciden comprar una barca que les de independencia. A pesar de que al principio las cosas parecen ir bien, finalmente fracasa en su empresa.    

A pesar de provenir de la aristocracia, Visconti siempre estuvo marcado por ideas marxistas, mostrando en sus películas la eterna lucha de clases. La tierra tiembla es un claro ejemplo.

Como curiosidad te podemos contar que el reparto está formado por actores amateurs y por vecinos de la villa pesquera siciliana de Aci Trezza.  

7.- Arroz amargo (1949) 

Continuamos con un film del director Giuseppe de Santis, Arroz amargo que ambienta un relato criminal en la campiña italiana. Intrigas amorosas, trama criminal e incluso erotismo hacen de esta película una de las más originales del movimiento neorrealista.

Argumento:

Huyendo de la policía, la cómplice de un ladrón se oculta entre unas jornaleras que se dirigen a las plantaciones de arroz del valle del Po. Tras reunirse con su amante y con la ayuda de unos amigos planean apoderarse de la cosecha.

Nominada al Oscar a la mejor historia, Arroz amargo destaca por su magnífica fotografía y más aún por el erotismo de las campesinas y la actriz protagonista, al menos por aquel entonces el baño de la exuberante Silvana Mangano llamó mucho la atención. En España se estrenó con numerosos cortes.

Fragmento película en italiano:

https://youtu.be/sqJQclp-16c

 

8.- Europa ’51 (1952)  

El siguiente film de nuestra lista, Europa ’51, dirigido por Roberto Rossellini con Ingrid Bergman (su mujer entonces) como protagonista, pone la mirada en las clases acomodadas. Entre tanta pobreza y hambre nos permite ver como la burguesía, protegida en su burbuja, actuaba en los momentos más oscuros y complicados del continente europeo.  

Argumento:

Tras sufrir el suicidio de su hijo, una mujer estadounidense de clase acomodada decide expiar sus culpas, por no haber cuidado mejor a su hijo, ayudando a la gente más necesitada en los barrios más humildes de la ciudad de Roma.

Europa ’51 está considerada parte de la Trilogía de la soledad de Rossellini, junto a Stromboli (1949) y Viaggio in Italia (1953). También te las recomendamos.

Película completa en italiano con subtítulos:

 

9.- Umberto D (1952) 

Umberto D es un film del director Vittorio De Sica y pertenece a la época en la que el neorrealismo comenzaba el inicio de su decadencia. Debido a la ley Andreotti, la película que cuenta la historia de un jubilado que lleva una miserable vida, fue tachada de desleal y antipatriótica. El propio Andreotti escribió una carta pública a De Sica tachándolo de traición a Italia.

Argumento:

Umberto es un jubilado que vive en una humilde pensión con su fiel perro Flike. Debido a su miserable pensión no consigue reunir el dinero suficiente para pagar el alquiler y su casera lejos de ayudarle lo maltrata.

Estamos ante una obra entrañable e imprescindible que fue nominada al Óscar al mejor guion en 1956.

10.- La Strada (1954) 

No podíamos finalizar nuestra lista de películas del neorrealismo italiano sin incluir un título del genial director Federico Fellini. Al final nos hemos decantado por La Strada, la quinta película de su filmografía como director y una de las más lacrimógenas. Interpretada por Anthony Quinn y Giulietta Masina (esposa de Fellini) la cinta sigue a una pareja de pobres artistas.

Argumento:

Tras enviudar, el artista ambulante Zampanó compra a Gelsomina, la hermana de su mujer fallecida. Pese al carácter violento de Zampanó, la joven se siente atraída por el estilo de vida nómada del artista, sobre todo cuando este la incluye en su espectáculo. 

La Strada es un ejemplo clásico del período neorrealista de Fellini y le otorgó un gran prestigio internacional. El film ganó el Óscar a Mejor película extranjera en 1956.

Película completa en italiano con subtítulos:

 

Fórmate en la Treintaycinco mm

Llegamos al final de nuestro artículo dedicado al Neorrealismo Italiano, una corriente cinematográfica imprescindible, cuya influencia sigue estando presente en nuestros días. 

Esperamos que hayas disfrutado. Si es así, es posible que también te interese la lectura de ¿Qué es el star system hollywoodiense? y Cine slasher: descubre este género cinematográfico.

Como siempre, solo nos queda recordarte que Treintaycinco mm dispone de un completo catálogo de cursos relacionados con el séptimo arte. 

Si quieres formar parte del apasionante mundo del cine seguro que te interesa alguno de nuestros cursos como Dirección de Fotografía, Guion Audiovisual, Dirección de arte, Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales, Doblaje, Edición y Postproducción de video… Escoge la mejor formación audiovisual y descubre todos los cursos que tienes a tu alcance.

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

Icon guion

Curso de Guion Audiovisual

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!