¿Para qué sirve cada brocha de maquillaje?

para-que-sirve-cada-brocha-maquillaje

De eventos, de fantasía, para bodas, de efectos especiales… Cuando hablamos de tipos de maquillaje, podemos encontrar una amplia variedad de tipos. Para lograr efectos realistas y profesionales, en todos los casos resulta preciso utilizar las mejores técnicas y materiales de trabajo, como las brochas y pinceles. ¿Quieres conocer estos instrumentos y descubrir para qué sirve cada brocha de maquillaje? Entonces, ¡estás en el lugar indicado!

Además, matriculándote en el Curso de Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales de Treintaycinco mm podrás aprender a emplear todas estas brochas y sacar tu creatividad para crear los maquillajes FX más alucinantes. ¡Infórmate sobre el curso y ve desempolvando tus pinceles!

¿Qué es y para qué sirve cada brocha de maquillaje?

En el maletín de cualquier profesional del maquillaje y los efectos especiales de caracterización hay una serie de instrumentos que no pueden faltar nunca. Esponjas, cepillos, sacapuntas e hisopos son algunos de los más habituales, pero hay otras herramientas que son también imprescindibles: son las brochas de maquillaje.

Las brochas son herramientas utilizadas para aplicar maquillaje o pintura facial. Están compuestas por un mango rígido de madera o plástico y un conjunto de cerdas, que pueden ser naturales o sintéticas, en las que se puede usar diferentes materiales de maquillaje: líquido, en polvo o en crema, por citar algunos ejemplos.

Estos instrumentos resultan de lo más útiles por diversos motivos. Por un lado, permiten resultados más minuciosos, exactos y realistas. Por otro, logran que el trabajo del profesional sea más cómodo y ágil, al evitar manchas en los dedos y otras partes de la mano que provocarían que este tuviese que limpiarse o retirar los restos con frecuencia.

Otro aspecto interesante de las brochas es que tienen una sorprendente variedad de utilidades y pueden servir para lograr efectos increíbles según la brocha que se aplique o la forma de emplearla.

A continuación, vamos a ver en detalle para qué sirve cada brocha de maquillaje. ¡Toma nota de todas las opciones existentes!

Brochas planas

Una de las brochas más populares es la brocha plana, a menudo denominada como “lengua de gato”. Suele tener una forma redondeada, pero ligeramente aplanada, en la que las cerdas hacen un efecto en el que las centrales son ligeramente más largas que las de los extremos.

Este tipo de brocha está concebido para un uso muy concreto: la aplicación de maquillaje líquido, y sobre todo la base de maquillaje. Esto se debe a que el diseño ayuda a repartir el producto sin dejar marcas en la piel y distribuyéndolo de manera uniforme por todo el rostro.

Las brochas planas son muy beneficiosas para los profesionales del maquillaje, ya que permite utilizar todo el producto sin malgastar ni una gota.

Curso de Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales

Brochas grandes y gruesas

Al explicar para qué sirve cada brocha de maquillaje, no podemos pasar por alto la más popular de todas y la que suele encontrarse en casi todos los maletines y neceseres. La brocha grande y gruesa destaca por tener un mango realmente ancho y también un gran número de cerdas. Resulta muy útil para aplicar polvos bronceadores o polvos matificantes, que sirven para eliminar los brillos indeseados en la piel por exceso de sebo.

También pueden utilizarse en algunos casos para la aplicación de colorete, sobre todo en personas con pómulos prominentes o una forma ancha en el rostro.

Brochas de abanico

La forma de esta brocha es, como su nombre indica, similar a la de un abanico. Tiene una estructura redondeada, pero muy plana y con menos cerdas que otras opciones más densas. Esta herramienta está concebida sobre todo para aplicar iluminador en polvo, aunque también puede resultar muy cómoda para eliminar el exceso de otros productos en formato polvo que se hayan aplicado previamente en el rostro.

Brochas biseladas

Una de las tendencias de maquillaje más populares de los últimos años es el contouring, que consiste en jugar con efectos de luz y sombras para esculpir el rostro y destacar los puntos más atractivos de cada persona.

En este tipo de técnica es donde más se usa la brocha biselada o de acabado asimétrico, cuya forma irregular ayuda a llegar con mayor precisión a todos los ángulos del rostro. Suele aplicarse en puntos clave como la frente, la mandíbula y los pómulos, con el objetivo de marcar los relieves.

Brocha kabuki

La brocha kabuki es, por decirlo de algún modo, una versión mini de la brocha gruesa y compacta. Tiene un mango más corto, pero mantiene el grosor en la parte de las cerdas, que suelen tener además una gran densidad. Es útil para la aplicación de polvos sueltos y bronceadores, aunque algunos profesionales lo emplean también para colorete o polvos de sol.

Para qué sirve cada brocha de maquillaje: pinceles

En los orígenes del maquillaje, cuando todavía no existía la amplia variedad de herramientas de la que disponemos en la actualidad, las brochas solían emplearse para el rostro y los pinceles para los ojos. Ahora, en cambio, existen pinceles que también sirven para el maquillaje de cara y que pueden utilizarse para conseguir efectos y caracterizaciones de lo más alucinantes.

Por eso, en este artículo en el que analizamos para qué sirve cada brocha de maquillaje, no podemos olvidarnos de mencionar algunos de los pinceles más populares entre los profesionales del sector. ¡Veámoslos a continuación!

  • Pincel corrector: suele ser una versión más plana y fina que la brocha redonda o de lengua de gato, con unas cerdas muy cortas. Su utilidad se centra en la aplicación de correctores, sobre todo para la zona de las ojeras o para cubrir pequeñas manchas de la piel.
  • Pincel de sombras: este está indicado para la zona de los ojos y concretamente para aplicar sombras tanto en el párpado móvil, como en el inmóvil o en el lagrimal. Suelen tener un tamaño muy reducido y estar compuestos de cerdas finas y delicadas. En algunos casos, este tipo de pincel se sustituye por una versión con esponja, para lograr efectos dramáticos, ahumados o mezclas de colores.
  • Pincel biselado de pelo duro: este suele aplicarse sobre todo en la parte superior del rostro, en la zona de ojos y cejas. Con este pincel se puede aplicar el eyeliner en polvo o el lápiz de relleno de cejas, pero también es posible crear diferentes efectos, como un difuminado.
Si estás interesado/a en el
Curso de Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales

Ya sabes para qué sirve cada brocha de maquillaje…

Ahora, ¡es el momento de formarse! Aprender en profundidad para qué sirve cada brocha de maquillaje y saber emplearlas correctamente pasa por una formación completa y detallada… ¡Y sobre todo por mucha práctica! Si quieres familiarizarte con estos instrumentos y confeccionar caracterizaciones sorprendentes para revistas, cine, televisión, teatro y mucho más, en el Curso de Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales podrás hacerlo de la mano de profesores con años de experiencia en el sector.

Disfrutarás de 400 horas de formación y hasta 300 horas de prácticas en empresas para poner en práctica lo aprendido. Además, podrás realizar talleres prácticos presenciales con los que ir cogiendo soltura en el uso de brochas, pinceles y prótesis.

¿A qué esperas para iniciar tu especialización en un arte en auge? Consúltanos para recibir toda la información sobre el curso. ¡El futuro profesional de tus sueños empieza aquí!

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

Icono maquillaje

Curso de Maquillaje y Caracterización de Efectos Especiales

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!