peliculas-berlanga

Películas de Berlanga: el gran director de cine español

Logo 35mm

En la levantina Valencia, ciudad que celebró los Goya 2022, nació hace 100 años José Luis García-Berlanga Martí: un director de cine y guionista. Hoy rendimos un más que merecido homenaje a uno de los nombres más grandes del séptimo arte. Vamos a empezar repasando las películas de Berlanga: ¡Si te apasionan los filmes clásicos no te lo pierdas!

La dirección cinematográfica es tu auténtica pasión. Estás haciendo tus primeros pinitos en el mundo del cine, pero tienes dudas de por dónde continuar tu carrera fílmica. Te recomendamos una formación de calidad en dirección audiovisual para que tú también puedas llevar tus proyectos a la gran pantalla.

 

José Luis García-Berlanga: un maestro del cine 

Más de diez años después de su fallecimiento, las películas de Berlanga siguen siendo Patrimonio Nacional. Este director valenciano se ha grabado un nombre propio en la historia del cine español a lo largo de cinco décadas de trabajo. Sería imposible entender la dirección cinematográfica de la segunda mitad del Siglo XX sin conocer el apellido Berlanga.

Las películas de Berlanga retratan la España del pasado Siglo XX con mucho humor y grandes dosis de esperpento, lo que le ha valido un gran reconocimiento a nivel internacional. 

Fue el primer director español nominado al Óscar por su obra maestra Plácido.

José Luis García-Berlanga fue un director audaz, que consiguió evitar hábilmente la censura de sus guiones por el régimen franquista. A lo largo de su carrera dirigió más de 15 largometrajes. Sin embargo, hoy vamos a centrarnos en las mejores películas de Berlanga.

 

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Dirección Audiovisual

Películas de Berlanga: la lista definitiva con sus mejores obras

Son muchas las películas de Berlanga que consiguieron que España, y el mundo entero, se rindiese a su ingenio y estilo propio. Con el paso de los años, podemos enumerar en cuatro sus películas imprescindibles

Estas obras fueron claves para romper con el cine que se venía desarrollando en nuestro país hasta mediados de los años 50, renovando así el panorama cinematográfico nacional y adaptándolo a las corrientes culturales europeas, alejándose del folclore y el moralismo de la época.

«Bienvenido, Mister Marshall» (1953)

El director valenciano retrató de forma irónica la Castilla rural de una posguerra que duraba ya demasiados. Nos acerca a la realidad de la sociedad, del entorno y de la de la España del momento.

Ambientada en la ficticia localidad soriana de Villar del Río y rodada en la sierra madrileña, la película es una sutil crítica de la realidad española del periodo de la autarquía.

El título de la película es una referencia al Plan Marshall de los Estados Unidos en Europa Occidental. Hemos de recordar que España quedó fuera de los países que recibieron esta ayuda económica por sus apoyos a Alemania durante la II Guerra Mundial. El propio Berlanga combatió en Rusia en la División Azul.

Volviendo a la película, Bienvenido Míster Marshall superó la censura, criticando y caricaturizando las clases sociales españolas y los estamentos resultantes de la Guerra Civil. 

El reloj del pueblo que no funcionaba, el alcalde sordo o la fuente de la que no manaba agua son símbolos que utilizó Berlanga para transmitir la idea de una España que no progresaba.

Curso de Dirección Audiovisual

Películas de Berlanga: «Plácido»  (1961)

Plácido es una obra maestra del cine. La película marcó un antes y un después en el cine español, pues es indiscutible que fue la primera película nacional en ser nominada a un Óscar.

Este filme se llamaba originalmente “Siente un pobre a su mesa”, pero la censura exigió el cambio del título, debido a que coincidía con el lema de una campaña propagandística del régimen franquista. Entonces Berlanga eligió titular a su obra Plácido, utilizando el nombre del protagonista.

La película es una crítica a esta campaña de las autoridades. Berlanga se sirvió de la ambientación en una pequeña localidad catalana para atacar el concepto de la caridad cristiana, mostrándolo como una forma de limpiar las conciencias de las clases privilegiadas.

El elenco, que contó con muchos de los mejores actores del panorama español del momento, muestra las diferencias entre los pobres y los ricos benefactores de turno. Los planos secuencia, el reparto coral y el contraste de imagen y sonido que utilizó Berlanga potencian esta crítica a la burguesía española.

«El verdugo» (1963)

En la dictadura del General Franco aún se conservaba el viejo oficio de verdugo. El método que se utilizaba en España por aquel entonces era el cruel garrote vil.

El Verdugo es una coproducción hispano-italiana. La cámara de Berlanga recoge las inquietudes de aquella incipiente clase media de la España del desarrollismo. En esta sátira social se nos muestra las contradicciones de un padre de familia que se ve forzado a aceptar el trabajo de verdugo para mantener su tren de vida.

Esta película es una crítica a la pena de muerte y que refleja los problemas de una clase media, que acepta este tipo de oficios en connivencia con la dictadura. 

Una comedia negra que utiliza la fotografía, los símbolos y cada escena para reflejar las contradicciones que viven las personas que realizan la ejecución de los reos.

Películas de Berlanga: «La escopeta nacional» (1978)

Esta película es la primera de una trilogía sobre la familia Leguineche. Es un retrato de las clases altas españolas del tardofranquismo. Para esto Berlanga utiliza sus característicos planos secuencia, repletos de un humor mordaz.

La Escopeta Nacional, a la que sigue Patrimonio Nacional, es una crítica a la aristocracia española. Los planos son una sucesión de situaciones simbólicas e imposibles. La cacería es un reflejo de la forma de hacer negocios de las clases altas del régimen.

Las actitudes absurdas y disparatadas de los personajes reflejan los arquetipos de una clase social en decadencia, que venía acostumbrada del tráfico de influencias y a controlar el poder durante los 40 años de Franco.

En resumen, esta obra muestra los cambios sociales y económicos de una España que evoluciona desde la dictadura.

 

¡Fórmate para dirigir tus propias películas!

Estás a un paso de dirigir las películas que lleven tu nombre a la gran pantalla. Tan solo necesitas una formación especializada, como el Curso de Dirección Audiovisual de Treintaycinco mm, para mostrar tu arte al mundo.

Con un temario lleno de conceptos teóricos y técnicos, vas a conseguir aprender de los auténticos profesionales del cine. Nuestros profesores, expertos del audiovisual, te van a formar en las Masterclasses y tutorías pedagógicas.

Apuesta por una formación flexible: administra a tu manera las 600 horas de curso y las 300 horas de prácticas en empresas del sector audiovisual. Avanza a tu propio ritmo para desarrollar un estilo de película:

¡Con el Curso de Dirección Audiovisual aprenderás a dirigir plano a plano!

¡Consigue gratis nuestro temario!

Curso de Dirección Audiovisual