peliculas-enfermedades-mentales

Películas de Enfermedades mentales: locura en la trama

Logo 35mm

¿Por qué hemos decidido realizar un especial de películas de enfermedades mentales? Escroleando por Twitter nos encontramos con este hilo de Toni Gener Ferrero, donde solicitaba ayuda para encontrar títulos cinematográficos que toquen el tema de enfermedades mentales.

 


Así que nos lanzamos a buscar títulos y nos encontramos que también es el Día Mundial de la Salud Mental, celebrado cada año el 10 de octubre. Así que hemos decidido resolver dos asuntos al mismo tiempo: ayudar un poco a Toni con 50 películas que nombramos en este artículo; y visibilizar una problemática que afecta a una gran parte de la sociedad y que impide a las personas que lo sufren tener una vida plena y satisfactoria.

Nos sumergiremos, con la ayuda del séptimo arte, en el desconocido e inquietante mundo de las enfermedades mentales. Para ello, haremos un repaso por algunas de las mejores películas de la historia del cine donde la locura está presente en la trama, aquellas que retratan los aspectos más oscuros y terroríficos de la mente humana, donde se ocultan nuestros miedos, nuestras debilidades y nuestros más profundos traumas.

 

Enfermedades mentales: Tabú, incomprensión y miedo

Las enfermedades mentales son probablemente las dolencias más incomprendidas debido al desconocimiento general de la sociedad. El miedo, el tabú y los prejuicios las convierten en una problemática de la nos avergonzamos o que tratamos de ocultar como si no existiera, cuando en realidad una gran parte de la población sufre algún trastorno mental. 

Tristemente, la mayoría de las personas que sufren una patología mental están sin diagnosticar o lo sufren en silencio por miedo a ser señalados o discriminados.

Obviamente no todas las enfermedades mentales tienen la misma gravedad. Muchas personas son capaces de llevar una vida plena y feliz con la ayuda de un tratamiento específico. Sin embargo, otras tienen serias dificultades para relacionarse con el mundo real, lo que las lleva a la marginación y a depender del cuidado de otras personas.

Nadie está a salvo de padecer una enfermedad mental. El estrés, la ansiedad o la depresión forman parte de la naturaleza humana; y si estas patologías se prolongan en el tiempo pueden terminar desencadenando un trastorno mayor.

Por lo tanto, es de suma importancia enfrentarse sin miedo a cualquier desequilibrio emocional o a un trauma y buscar ayuda, ya sea en nuestros amigos, familiares y sobre todo en profesionales. 

El 10 de octubre es el día Mundial de la Salud Mental y por ello queremos ayudar a visibilizar unos trastornos que se presenta de múltiples formas y que afectan en mayor o menor medida a gran parte de la población.

Quizás algunas películas han ayudado a estigmatizar ciertas enfermedades mentales al retratarlas de forma efectista e inexacta. Sin embargo, otras sí han sabido o han querido mostrar la dureza y la realidad de las personas que sufren depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia, o cualquier otro tipo de trastorno mental.

A continuación, compartimos contigo una extensa lista de películas donde la trama gira en torno a alguna enfermedad mental. Hemos tratado de incluir títulos en los que sus protagonistas sufren patologías de diferente naturaleza y origen. Además, también las hemos organizado, esperamos que, con acierto, según su temática. ¡Comenzamos!

 

Lista de 50 películas sobre enfermedades mentales

1.- El invisible Harvey (1950) – Henry Koster

2.- El loco del pelo rojo (1956) – Vincente Minnelli

3.- ¿Qué fue de Baby Jane? (1962) – Robert Aldrich

4.- Corredor sin retorno (1963) –  Samuel Fuller

5.- Repulsión (1965) – Roman Polanski

6.- Una mujer bajo la influencia (1974) – John Cassavetes

7.- Birdy (1984) – Alan Parker

8.- Alguien voló sobre le nido del cuco (1988) –  Milos Forman

9.- Santa sangre (1989) – Alejandro Jodorowsky

10.- Besos de vampiro (1989) – Robert Bierman 

11.- La escalera de Jacob (1990) – Adrian Lyne 

12.- Léolo (1992) – Jean-Claude Lauzon

13.- Criaturas celestiales (1994) – Peter Jackson

14.- Doce monos (1995) – Terry Gilliam  

15.- Shine (1996) – Scott Hicks

16.- El club de la lucha (1999) – David Fincher

17.- Donnie Darko (2000) – Richard Kelly

18.- Requiem por un sueño (2000) – Darren Aronofsky

19.- Elling (2001) – Petter Naess 

20.- Una mente maravillosa (2001) – Ron Howard

21.- Spider (2002) – David Cronenberg

22.- El maquinista (2004) – Brad Anderson

23.- Lars y una chica de verdad (2007) – Craig Gillespie 

24.- Take Shelter (2011) – Jeff Nichols

25.- Tenemos que hablar de Kevin (2011) – Lynne Ramsay

26.- Un feliz acontecimiento (2011) – Rémi Bezançon

27.- Arrugas (2012)- Ignacio Ferreras

28.- Asylum: El experimento (2014) – Brad Anderson

29.- Love & Mercy (2014) – Bill Pohlad

30.- Joker (2019) – Todd Phillips

31.- El padre (2020) – Florian Zeller

32.- Violet y Finch (2020) – Brett Haley

33 – 50.- (Varios títulos relacionados con los anteriores)

 

Películas enfermedades mentales: Amigos imaginarios

El invisible Harvey (1950)

Comenzamos nuestra lista de películas, donde la locura está presente en la trama, con El invisible Harvey, una divertida cinta protagonizada por James Stewart y Josephine Hull que relata la vida de un agradable joven que siempre está dispuesto a ayudar a todo el mundo pero que tiene un “pequeño” problema; siempre va acompañado a todas partes por un enorme e imaginario conejo llamado Harvey.

Los amigos imaginarios son más comunes en la infancia, normalmente entre los 3 y los 7 años, y suelen ayudar a los niños a fortalecer su desarrollo, su creatividad y sus habilidades comunicativas. Sin embargo, cuando esta presencia continua en la edad adulta puede implicar carencias afectivas, dificultades de adaptación o traumas profundos.

 

Curso de Dirección Audiovisual

El club de la lucha (1999)

La siguiente película de nuestra lista es El club de la lucha, una cinta dirigida por David Fincher con Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter que relata la vida de un joven que debido al insomnio que padece, decide crear un club secreto de lucha para descargar sus frustraciones y su ira.

A pesar de que un hobby o una afición pueden ayudar a luchar contra el aburrimiento, el estrés e incluso la depresión, algunos profesionales han sugerido que el caso del protagonista de El club de la lucha puede ser mucho más grave que una simple depresión debido a su insomnio y que muestra síntomas de Esquizofrenia o Trastorno de Identidad Disociativa TID.

 

Donnie Darko (2000)

Otro título que no te puedes perder es Donnie Darko, una cinta protagonizado por Jake Gyllenhaal, Jena Malone y Drew Barrymore que nos cuenta la historia de Donnie, un chico que tras sobrevivir milagrosamente a un extraño accidente comienza a tener unas delirantes visiones en las que un siniestro conejo gigante llamado Frank predice el fin del mundo.

La cinta dirigida por Richard Kelly cuenta con una magnífica banda sonora y nos muestra un joven que según su psicóloga muestra signos de esquizofrenia. Sin embargo, la trama del film también nos introduce en complejos viajes en el tiempo, paradojas, bucles, los habituales problemas de la adolescencia y el apocalipsis. 

Otras películas con personajes que sufren trastorno de identidad disociativo (TID), ​ antes conocido como desorden de personalidad múltiple (DPM) son: Las tres caras de Eva (1957) de Nunnally Johnson, Sybil (1976) de Joseph Sargent, El cisne negro (2010) de Darren Aronofsky o Múltiple (2016) de M. Night Shyamalan. 

 

Películas ambientadas en instituciones psiquiátricas 

Corredor sin retorno (1963) 

Comenzamos nuestro pequeño apartado de películas en instituciones psiquiátricas con Corredor sin retorno, un film protagonizado por Peter Breck que relata la historia de un periodista que se hace pasar por loco e ingresa en un hospital psiquiátrico con el fin de obtener información de los tres únicos testigos de un asesinato no resuelto y así hacerse con el Premio Pulitzer.

Los hospitales psiquiátricos han sido siempre el decorado perfecto para ambientar historias de terror. También han ayudado a mostrar al espectador la parte más cruda y triste de la enfermedad mental, cuando los pacientes son recluidos en una celda debido al peligro que implica su patología.

 

Alguien voló sobre le nido del cuco (1975)

Continuamos con otra obra imprescindible de la literatura y del séptimo arte, se trata de Alguien voló sobre le nido del cuco, un film protagonizado magistralmente por Jack Nicholson.

La película nos presenta a un estafador que cree que puede librarse de la cárcel si se hace pasar por loco. Pero sus planes lo llevan a ser recluido en una institución para enfermos mentales donde sufrirá peligrosas terapias, como el electroshock.

El film del director checo Milos Forman nos vuelve a mostrar la complicada vida en un centro psiquiátrico, donde en el pasado convivían enfermos de diferente índole y gravedad. 

En ocasiones, tristemente, también recluían a personas que simplemente no aceptaban seguir las conductas sociales establecidas y, por lo tanto, eran apartados de la sociedad y expuestos a terapias como el electroshock e incluso a la lobotomía.

 

Doce monos (1995) 

La siguiente película de nuestra lista mezcla viajes en el tiempo con la enfermedad mental. Doce monos es un film dirigido por el ex-Monty Python Terry Gilliam que nos muestra un futuro distópico arrasado por un virus letal. Solo unos pocos humanos han sobrevivido a la catástrofe y ahora los científicos tratan de recopilar pistas y datos sobre cómo vencer al virus.

La cinta protagonizada por Bruce Willis y Brad Pitt nos vuelve a mostrar la vida en una institución psiquiátrica, una especie de cárcel donde mantener almacenados y drogados a los locos para que no molesten en las calles. 

Obviamente, las instituciones mentales y el tratamiento químico son necesarios en muchos casos para tratar y mantener seguros a los pacientes, pero la salud mental es actualmente uno de los grandes desafíos de la sanidad pública.

 

Asylum: El experimento (2014)

Basado en un relato corto de Edgar Alan Poe, Asylum nos introduce en una siniestra institución mental donde un joven doctor recién llegado descubre los sorprendentes métodos del director.

Quizás es una de las películas más fantasiosas y alejadas de la realidad de las enfermedades mentales, pero la incluimos en nuestra lista porque sí refleja algunas de las atrocidades a las que eran sometidos en el pasado los enfermos mentales.  

 Asylum también nos presenta una patología con la que eran diagnosticadas muchas mujeres entre los siglos XVIII y XIX, la histeria, un tema tratado con mayor profundidad en otra interesante película; Hysteria (2011).

 

Películas depresión postparto

Tenemos que hablar de Kevin (2011)

Damos un giro radical y nos adentramos en la angustiosa enfermedad mental materna. En Tenemos que hablar de Kevin, un film dirigido por Lynne Ramsay e interpretado por Tilda Swinton, Ezra Miller y John C. Reilly, podemos ver a una pareja que decide tener un hijo con casi cuarenta años. Cuando nace Kevin, Eva, una mujer que antes de ser madre era fuerte y estaba satisfecha consigo misma empieza a derrumbarse.

En el film de Ramsay podemos apreciar diferentes patologías mentales y que están ligadas entre sí. Por un lado, nos encontramos una mujer que sufre una clara crisis de identidad y una depresión post parto, acentuada por la incomprensión y el nulo apoyo de su marido, y un niño con desordenes emocionales que poco a poco sufre conductas psicopáticas.

En esta imprescindible película se hace visible el drama que muchas mujeres viven tras dar a luz a sus hijos. 

Si no nos aseguramos de que las madres reciben el apoyo emocional y psicológico necesario, es imposible salvar los primeros y trascendentales momentos entre una madre y su hijo y crear un entorno saludable para ambos.      

 

Un feliz acontecimiento (2011) 

Continuamos con la depresión postparto con Un feliz acontecimiento, una interesante película francesa dirigida por Rémi Bezançon y protagonizada por Louise Bourgoin y Pio Marmai.

El film basado en la novela homónima de Eliette Abécassis, nos muestra una visión diferente de la maternidad. Llena de humor ácido y momentos trágicos, la historia nos presenta a una feliz pareja que ve como su vida cambia radicalmente tras la llegada de su primer hijo.

El nacimiento de un bebé debería ser un feliz acontecimiento, pero en ocasiones puede desencadenar un terremoto de emociones difíciles de gestionar que van desde el entusiasmo y la alegría hasta el miedo más atroz y la ansiedad. 

Un tratamiento a tiempo puede ayudar a controlar los síntomas de la depresión postparto y a crear un vínculo sano y afectivo con el bebé. 

Otras películas que tratan la depresión postparto son: La semilla del diablo (1968) de Roman Polanski, El demonio quiere a tu hijo (2017) de Brandon Christensen o Tully (2018) de Jason Reitman.

 

Películas que abordan la depresión en los artistas

El loco del pelo rojo (1956) 

El siguiente título de nuestra demente lista es El loco del pelo rojo una película biográfica que narra la complicada vida del pintor neerlandés Vincent van Gogh, un genio que, según la leyenda, vendió un único cuadro en vida. 

Los artistas tienen fama de excéntricos y de estar un poco locos. La verdad es que hay que estarlo para dedicarse a una profesión tan sacrificada, inestable y solitaria.

Según varios estudios existe un estrecho vínculo entre la creatividad y la depresión. Muchos grandes artistas como el propio Vincent van Gogh han sido conocidos por manifestar, a lo largo de su vida, síntomas de diferentes trastornos mentales, en su caso; síntomas del Trastorno Bipolar. 

  

¿Qué fue de Baby Jane? (1962) 

Continuamos con el imprescindible film protagonizado por Bette Davis y Joan Crawford, ¿Qué fue de Baby Jane?  La cinta, dirigida por el emblemático Robert Aldrich, narra la historia de dos hermanas que fueron estrellas infantiles de Hollywood. Una de ellas, al crecer, se convirtió en una actriz de éxito. Sin embargo, la otra hermana fue olvidada por el público y ahora es una caricatura grotesca de su infancia.  

A todos nos suena la expresión juguete roto de la tele o del cine, una expresión que viene a definir a aquellas personas que tuvieron un momento de gloria en la pantalla y que de repente desaparecieron y cayeron en desdicha. 

Obviamente, no es fácil asimilar que ya no eres querido por el público y esa situación, en ocasiones, puede acarrear envidias, anclarse en el pasado, depresión y comportamientos autodestructivos, como el consumo de drogas.

 

Shine. El resplandor de un genio (1996)

Proseguimos nuestro descenso a las conductas más oscuras, destructivas e incomprendidas del ser humano con Shine. El resplandor de un genio, un film australiano protagonizado por Geoffrey Rush que relata la vida real de David Helfgott, un prodigioso músico que terminó sufriendo una enfermedad mental debido a las presiones de su trabajo y a los maltratos que le infligió su padre.

De nuevo volvemos a presenciar como las presiones y el estrés que sufren artistas de primer nivel, sumado a condiciones ambientales adversas o traumas familiares, puede desencadenar en un trastorno esquizofrénico y antisocial.

 

Películas depresión, ansiedad y fobias

Repulsión (1965) 

El director Roman Polanski ha sabido como nadie retratar la locura en la gran pantalla, en Repulsión, una cinta protagonizada por Catherine Deneuve, muestra la repulsión que una joven siente por el sexo, una repulsión que la lleva a un desequilibrio psicológico y a sufrir alucinaciones.

El trastorno por aversión al sexo es una patología que lleva a los que la sufren a sentir repugnancia o repulsión al sexo en general o a ciertas prácticas sexuales. Suele darse con más frecuencia en mujeres y puede estar asociada a abusos sexuales en el pasado o a traumas infantiles. 

 

Una mujer bajo la influencia (1974) 

La siguiente película de nuestra lista es Una mujer bajo la influencia, una cinta del director John Cassavetes que nos adentra en la desquiciada mente de una ama de casa casada con un obrero de la construcción y con tres hijos.

No sabemos nada del origen del estado mental de la protagonista de esta extraordinaria película, pero es fácil adivinar que en ocasiones el rol de ama de casa es muy difícil de soportar. ¿Cuántas mujeres, esposas y madres viven encerradas en sus hogares sin ningún reconocimiento? ¿Cuántas mujeres toman antidepresivos y ansiolíticos para vivir su día a día? 

Según los estudios, España es, después de Portugal, el país de la Unión Europea que más ansiolíticos, sedantes e hipnóticos consume. 

Película completa con subtítulos en español:

 

Lars y una chica de verdad (2007) 

Continuamos con Lars y una chica de verdad, una tragicomedia dirigida por Craig Gillespie y protagonizada por Ryan Gosling que nos presenta a un joven muy tímido que vive con su hermano y que, debido a su incapacidad para relacionarse con una mujer real, opta por comprar una muñeca por internet.

En un mundo en el que cada vez es más complicado relacionarse con otras personas comienzan a manifestarse con mayor gravedad elementos como la soledad, la marginación o la fobia social. Estas conductas pueden desencadenar trastorno de personalidad por evitación (TPE), una patología que se caracteriza por evitar situaciones sociales por miedo al rechazo.

En el film de Gillespie vemos como el acompañamiento terapéutico es efectivo para su curación. 

Esta terapia se lleva a cabo dentro del domicilio y de la comunidad del paciente y consiste en crear una red de apoyo normalizada, ayudando al sujeto a crear nuevos vínculos o cambiando y mejorando las relaciones ya existentes. 

 

Películas de alucinaciones por drogadicción

La escalera de Jacob (1990) 

La escalera de Jacob nos muestra el descenso a los infiernos de un cartero de Nueva York que, atormentado por el recuerdo de la muerte de su hijo y las experiencias sufridas en Vietnam, comienza a sufrir extrañas y terribles alucinaciones.   

La mente humana es extremadamente delicada y cualquiera puede sufrir una depresión o cualquier otra patología mental, pero si nuestra psique es expuesta a una serie de sucesos traumáticos y al consumo de estupefacientes, la combinación pude resultar explosiva y causar estragos irreparables.

 

Réquiem por un sueño (2000)

Continuamos con Réquiem por un sueño un título protagonizado por Jennifer Connelly y Jared Leto que relata como los sueños de sus protagonistas van poco a poco desvaneciéndose debido al consumo de estupefacientes.

En el film dirigido por Darren Aronofsky destaca la actuación de la veterana actriz Ellen Burstyn que interpreta a una ama de casa depresiva y adicta a las anfetaminas.     

Réquiem por un sueño retrata de forma magistral el trágico mundo de las drogas y como las adicciones incapacitan y terminan destruyendo a las personas. La depresión, la baja autoestima y la incapacidad para enfrentarse a los difíciles acontecimientos de la vida, lleva a los personajes del film a resguardarse bajo el oscuro manto de las drogas, aumentando así la gravedad de sus patologías iniciales.

La película de Aronofsky está claramente influenciada por Trainspotting (1996), otra cinta imprescindible para entender los estragos de las drogas. 

 

Love & Mercy (2014)

Love & Mercy es una película biográfica dirigida por Bill Pohlad que narra la vida del cantante y compositor de los Beach Boys, Brian Wilson.

La cinta protagonizada por Paul Dano y John Cusack nos muestra los inicios de los Beach Boys, su éxito, sus escarceos con las drogas y como la salud mental de Brian Wilson comienza a empeorar hasta caer en manos del controvertido terapeuta Dr. Eugene Landy.

Brien Wilson es el claro ejemplo de artista, con serios traumas infantiles, que con el constante consumo de drogas y un trabajo estresante pierde poco a poco el control de su mente. 

En Love & Merci podemos ver el relato de su historia en dos épocas diferentes; su juventud, donde se desarrolla su etapa creadora y comienzan a surgir sus problemas mentales y su etapa adulta en la que ya está bajo tratamiento y bajo la tutela del detestable Dr. Eugene Landy. 

 

Películas protagonizadas por parejas con trastornos mentales

Criaturas celestiales (1994) 

Amor, amistad, mundos imaginarios… estos son los principales ingredientes de Criaturas celestiales, un film, dirigido por Peter Jackson y protagonizado por Melanie Lynskey y Kate Winslet, que nos muestra la relación entre dos chicas provenientes de niveles sociales diferentes en la Nueva Zelanda rural de los años 50 y que son separadas por sus respectivas familias al temer que son lesbianas.   

Criaturas Celestiales nos muestra la importancia de aceptar y respetar la condición sexual de las personas, tanto por parte del propio individuo como por parte del entorno familiar y social. Ir en contra de la propia naturaleza humana puede acarrear profundos traumas mentales y consecuencias devastadoras.

 

Elling (2001) 

Regresamos al viejo continente con Elling, una cinta noruega dirigida por Petter Naess que nos muestra como dos amigos se enfrentan al mundo real tras pasar un tiempo recluidos en una clínica psiquiátrica. Tras su encierro pasan a vivir en un piso tutelado en el centro de Oslo. 

La adaptación cinematográfica de la exitosa novela homónima del noruego Ingvar Ambjornsen, que fue nominada al Oscar a la mejor película en habla no inglesa, nos muestra el difícil camino y la enorme voluntad que necesitan las personas que han sido internadas, debido a su enfermedad, para reintegrarse en la sociedad.

La reforma de la asistencia psiquiátrica del año 1986 permitió en España el cierre y reconversión de los antiguos manicomios y hospicios para enfermos mentales. También propició la reinserción social de muchas personas que solo conocían la vida en un internado.

 

Violet y Finch (2020)

Violet y Finch es un film dirigido por Brett Haley y protagonizado por Elle Fanning y Justice Smith que nos presenta la relación amorosa entre dos jóvenes con serias cicatrices emocionales.

Basada en el bestseller de Jennifer Niven, la película se adentra en patologías como la depresión y el trastorno de bipolaridad, una enfermedad mental que ha sido retratada en varias ocasiones en el cine y que causa cambios extremos en el estado de ánimo de los que la sufren.

En el film de Haley, además del trastorno bipolar que sufre Finch y que le hace sufrir un comportamiento errático, nos encontramos con la depresión de Violet, originada por la muerte de su hermana.

Otras películas que retratan el trastorno bipolar son: Mr. Jones (1993) de Mike Figgis, Wilbur se quiere suicidar (2002) de Lone Scherfig, Biutiful (2010) de Alejandro González Iñárritu o Loco por ella (2021) de Dani de la Orden.

 

Películas sobre el Alzheimer

Arrugas (2012)

Arrugas es una cinta de animación española dirigida por Ignacio Ferreras que relata la historia de Emilio y Miguel, dos ancianos recluidos en un geriátrico que se hacen amigos. Cuando Emilio comienzan a padecer los primeros síntomas del Alzheimer, Miguel y otros compañeros tratan de evitar que lo trasladen a la planta de los desahuciados. 

La imprescindible cinta de Ferreras, adaptada del cómic Geriátrico de Paco Roca, nos muestra, alejándose de dramatismos y con gran sentido de humor, como es la inevitable llegada a la tercera edad y la vida en una residencia de ancianos.

 

El padre (2020)

Otro título interesante para entender la desorientación y el sufrimiento que padecen las personas afectadas por el Alzheimer es El padre, un film protagonizado por Anthony Hopkins y Olivia Colman, que nos muestra como un hombre de 80 años sufre el paulatino deterioro de su mente.

La demencia senil o el Alzheimer es una de las patologías más tristes y más complicadas de asimilar. Los ancianos que la padecen sufren la pérdida progresiva de sus funciones cognitivas. 

La pérdida de memoria, del lenguaje, desorientación e incluso delirios y alucinaciones afectan de forma gradual a los ancianos que terminan perdiendo su propia identidad, la realidad que les rodea y finalmente las funciones corporales. 

 

Otras películas que tratan la enfermedad del Alzheimer son: Iris (2001) de Richard Eyre o Quédate conmigo (2012) de Michael McGowan. 

 

Películas sobre la esquizofrenia

Birdy (1984) 

En nuestra lista de películas de enfermedades mentales no podía faltar una de las patologías más complicadas y difíciles de tratar, la esquizofrenia. 

Birdy es una cinta protagonizada por Matthew Modine y Nicolas Cage que nos presenta un adolescente apasionado por los pájaros. Su gran interés por las aves lo lleva incluso a apartarse del mundo y a realizar experimentos que ponen en peligro su vida. Tras participar en la guerra del Vietnam, el joven regresa convencido de que es un pájaro.

Birdy nos muestra los síntomas propios de la esquizofrenia de tipo catatónico, una patología que aparece tras sus experiencias en Vietnam y que lo llevan a aferrarse, como forma de escape, a las criaturas aladas de la juventud, un símbolo de inocencia y libertad. 

 

Santa sangre (1989) 

La película Santa sangre del director chileno Alejandro Jodorowsky, nos muestra la dramática infancia de Fénix, un niño que trabaja en el circo de su padre y cuya madre es una fanática religiosa que lidera una iglesia llamada «Santa Sangre» que venera una niña cuyos brazos le fueron arrancados mientras la violaban. Sus traumáticas vivencias lo llevan a ser recluido en un hospital psiquiátrico. Ya en la edad adulta, emprende un viaje interior con el fin de liberarse de los fantasmas del pasado.

La cinta de Jodorowsky contiene numerosas referencias psicoanalíticas y nos muestra como un entorno hostil, que se prolonga durante años, puede llevar al aislamiento y a padecer serios trastornos mentales. 

  

Besos de vampiro (1989) 

Continuamos con un clásico de culto protagonizado por un jovencísimo Nicolas Cage que nos cuenta la historia de un agente literario con una enfermedad mental cuya situación empeora cuando cree que ha sido mordido por un vampiro.

Esta divertidísima y caótica comedia negra, dirigida por Robert Bierman, nos muestra los síntomas propios de una enfermedad tan devastadora como la esquizofrenia, una enfermedad que puede provocar alucinaciones, delirios y trastornos graves en el pensamiento y el comportamiento y que afecta gravemente a la vida diaria de quienes la padecen. 

 

Léolo (1992) 

Otra película imprescindible para entender la naturaleza y los orígenes de los trastornos mentales y una pequeña joya del séptimo arte es Léolo, una cinta canadiense, dirigida por Jean-Claude Lauzon, que nos muestra la vida de Léolo, un niño que cree ser hijo de un tomate (tiene explicación), que vive en el seno de una familia de dementes y que trata de huir de su realidad creando un mundo alternativo.  

Porque sueño, yo no lo estoy loco” esta es una de las frases que Léolo se repite constantemente para recordar que él no es como su familia.   

Esta delirante y desgarradora historia nos presenta la frágil mente de un niño que padece una personalidad esquizoide que le hace aislarse en su propio mundo, un trastorno provocado probablemente por factores genéticos y su situación familiar.

  

Una mente maravillosa (2001)

La siguiente película de nuestra lista está basada en la novela homónima de Sylvia Nasar y cuenta la vida de John Forbes Nash, ganador del Premio Nobel de Economía en 1994.

Protagonizada por Russell Crowe y Jennifer Connell, Una mente maravillosa nos muestra los primeros años de vida del genio de las matemáticas y como poco a poco comienza a desarrollar una esquizofrenia paranoide y a sufrir delirios y alucinaciones.

John Nash tenía 30 años cuando le diagnosticaron esquizofrenia paranoide, una enfermedad con la que aprendió a convivir gracias a su gran inteligencia y a su capacidad de superación. 

Algunos de los síntomas de la enfermedad son la incapacidad de organizar pensamientos o expresarlos, conducta antisocial, paranoia, delirios, alucinaciones y la imposibilidad de entablar relaciones afectivas.

 

Spider (2002)

Es el turno de Spider, un film dirigido por el canadiense David Cronenberg, un director de culto que ha sabido como nadie retratar los recovecos más oscuros de la mente humana.

Protagonizado por Ralph Fiennes y Miranda Richardson, la cinta de Cronenberg nos sumerge en la historia de Dennis «Spider», un esquizofrénico que, tras ser dado de alta de un psiquiátrico, trata de recordar los turbios acontecimientos de su pasado, repleto abusos y muerte. 

En Spider vemos claramente como las carencias emocionales y los traumas que sufrimos durante la infancia afectan de por vida a los complejos y enigmáticos rincones del alma humana. 

  

El maquinista (2004)

El director Brad Anderson nos propone en El maquinista, una historia donde su protagonista sufre insomnio desde hace un año, un problema que trata de ocultar, pero que le provoca alucinaciones cada vez más inquietantes. A causa de ello, el trabajo que desempeña en una fábrica se vuelve cada vez más difícil.

La película rodada en Barcelona y protagonizada magistralmente por Christian Bale, que perdió 28 kilos para interpretar su papel, esconde de nuevo una esquizofrenia paranoide originada por la falta de sueño, debida a su vez por los remordimientos relacionados con un suceso traumático del pasado. 

     

Take Shelter (2011)

Continuamos con una de nuestras películas favoritas de la lista, se trata de Take Shelter, una cinta, dirigida por Jeff Nichols y protagonizada por Michael Shannon y Jessica Chastain, que relata la historia de Curtis LaForche, un padre de familia que comienza a sufrir alucinaciones apocalípticas en forma de sueños. Dudando si sus sueños son fruto de una enfermedad mental o verdaderas premoniciones, Curtis decidirá construir un refugio anti tornados con el fin de proteger a su familia.

En este film, que mezcla drama doméstico y terror sobrenatural, podemos apreciar la inseguridad, el sufrimiento y sobre todo la incomprensión que provoca una posible enfermedad mental.

  

Joker (2019)

Otra película imprescindible y que retrata con gran acierto la soledad y el abandono que sufren muchos enfermos mentales es Joker, una película dirigida por Todd Phillips y protagonizada por el oscarizado Joaquin Phoenix que relata la desdichada vida de Arthur Fleck y como sus problemas mentales y el continuo rechazo de la sociedad terminan por convertirlo en un villano.

El film protagonizado por uno de los villanos más icónicos del cine se centra en la soledad y la frustración de su protagonista que padece Epilepsia Gelástica, una enfermedad que le causa una risa histérica, descontrolada y compulsiva. Su enfermedad mental sumada a la injusticia, la desesperación y la traumática revelación de su triste pasado lo empujan a convertirse finalmente en un psicópata.

Otras películas con personajes esquizofrénicos son: El resplandor (1980) de Stanley Kubrick o Psicosis (1960) de Alfred Hitchcock o K-Pax (2001) de Iain Softley.

 

Hasta aquí nuestro artículo sobre películas de enfermedades mentales, si crees que padeces algún trastorno mental, adicción o, simplemente pasas por un mal momento, no dudes en hablarlo con tu entorno o consultar a un profesional. Reconocer los problemas y buscar ayuda es el primer paso para encontrar una solución.  

Como siempre, queremos recordarte que la escuela audiovisual Treintaycinco mm dispone de un completo catálogo de cursos relacionados con el sector audiovisual. 

Si estás buscando un nuevo camino en tu vida y te atrae el apasionante mundo del séptimo arte, esta es tu oportunidad.

Tenemos más información sobre nuestro

Curso de Dirección Audiovisual

Fuera de guion

Descubre toda la actualidad de la industria audiovisual a golpe de clic

Peliculas-Robots-35MM

Queremos compartir contigo una lista con las mejores películas de robots, aquellas donde las máquinas y los seres mecánicos son

Leer más
Peliculas-videojuegos

En Treintaycinco mm nos gusta elaborar y compartir con nuestros lectores listados de películas clasificadas por temáticas o géneros. Hoy

Leer más
Festival de Cine de Madrid

En Treintaycinco mm nos gusta rodearnos de lo mejor. Es por eso que este año ¡estamos presentes en el Festival

Leer más