pilar-miro

Pilar Miró

Logo 35mm

La historia de la realización televisiva en España está plagada de grandes profesionales. Una de las figuras más relevantes es, sin duda, Pilar Miró, una de las mujeres con más personalidad y prestigio del sector audiovisual de su tiempo.

Si quieres conocer en profundidad la trayectoria profesional de unas de las mejores realizadoras, tanto del cine como de la televisión española, continúa leyendo. Descubrirás el impresionante legado que abarca trabajos en el teatro, la televisión y el cine. También fue directora general de RTVE (Radio Televisión Española).

Además, si estás pensando en dedicarte a la realización, te recomendaremos la mejor formación, como el curso de realización audiovisual de Treintaycinco mm.

 

Los inicios de Pilar Miró

Pilar Miró nació en Madrid el 20 de abril de 1940 en el seno de una familia de militares. Su infancia transcurrió en un edificio del Ejército del Aire en el madrileño barrio de Argüelles y estuvo marcada por el fuerte carácter y autoritarismo de su padre, con el que solo compartía su pasión por la ópera. Miró también encontraba refugio en el cine.

A pesar de su pasión por el séptimo arte, Miró decidió estudiar Derecho, una carrera en la que apenas había mujeres. Posteriormente también estudiaría periodismo.

Tras sus estudios, Pilar Miró pronto despunta como cronista y realiza sus primeros trabajos firmando críticas taurinas para el semanario El Burdalero, aunque sus verdaderas aspiraciones son trabajar en televisión. Su oportunidad llegaría en 1962 cuando, por recomendación de un amigo de la familia, Blas Piñar, llega a televisión española.

Con 22 años Pilar Miró comienza a trabajar en RTVE, primero como ayudante de dirección y posteriormente como realizadora. También dirige dos obras de teatro y participa como guionista en La niña de luto (1964) y El juego de la oca (1965), dos películas dirigidas por Manuel Summers. En RTVE también dirige su primer programa, Revista para la mujer.

En 1968, mientras trabaja en televisión española, Miró finaliza sus estudios en la Escuela Oficial de Cinematografía, donde recibe su diploma como guionista. Más tarde también ejerce como profesora.

Ese mismo año, Pilar Miró también hace sus pinitos como actriz, mostrando su sólido carácter en películas como Ida y vuelta(1968)  del director Iván Zulueta

Posteriormente, participa en Novela, un espacio dramático de sobremesa que realiza adaptaciones literarias y que se emite cada semana en cinco capítulos.

Aunque la primera telenovela de Miró fue la titulada Lili, la que cosechó mayor éxito fue La pequeña Dorritt (1970) basada en una novela escrita por Charles Dickens e interpretada por una desconocida Ana Belén.

Gracias a su magnífico trabajo en el espacio dramático Novela, Miró logra uno de sus primeros premios en 1970, la Antena de Oro. 

En esa época Pilar Miró también se encarga de dirigir el programa musical Ritmo 70, un espacio, emitido los sábados en horario de sobremesa, presentado por José María Íñigo en Madrid y de Pepe Palau desde Barcelona.

Miró continuaría con gran éxito su carrera como realizadora en el medio televisivo, con programas como Cuarto de estar (1963) o Estudio 1 (1968-1979) una serie escrita y protagonizada por Adolfo Marsillach, que se ocupa de diseccionar el mundo del teatro.

Poco después Pilar Miró daría el salto a la gran pantalla y se convertiría en una de las realizadoras y directoras con más prestigio del país.

 

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Realización Audiovisual

Serie Curro Jiménez y el debut en el cine

En la década de los 70, Pilar Miró continúa demostrando su talento y se abre camino, poco a poco, en un sector dominado por hombres. Gracias a su carácter de hierro y su duro trabajo logra participar en los mejores programas y series de la época, entre ellas la mítica serie Curro Jiménez, emitida de 1976 a 1978 en La 1 de TVE.

La serie, basada en la figura de los bandoleros andaluces del siglo XIX, se desarrolla principalmente en la Serranía de Ronda.

Pilar Miró logra labrarse una carrera de prestigio y se convierte en precursora de la introducción de valores democráticos y progresistas en sus trabajos para televisión. 

En plena transición hacia la democracia en España, Pilar Miró debuta en la gran pantalla con su primer largometraje, La petición (1976), una cinta protagonizada por Emilio Gutiérrez Caba y Ana Belén, basada en un relato de Zola y que contiene escenas eróticas. A pesar de la reciente muerte de Franco, la primera película de Miró tiene problemas con la censura.

El Ministerio de Información y Turismo quería cortar la película, pero Pilar Miró se negó. El film se estrena con gran expectación y éxito de taquilla.

Posteriormente, llegaría una de las películas más controvertidas de Pilar Miró, El crimen de Cuenca (1979), un film basado en hechos reales por el que la realizadora es objeto de un proceso militar en el que se le piden seis años de cárcel.

Los tribunales de justicia consideraron que «podía ser delictiva contra el Cuerpo judicial y la Guardia civil “ya que muestra con gran minuciosidad las torturas infringidas a dos inocentes por parte de la Guardia Civil.

Finalmente, la película es estrenada a mediados de 1981, siendo la única película española prohibida durante la democracia tras la desaparición de la censura en 1977.

 

Pilar Miró: Directora general de Cinematografía y RTVE 

Ya en la década de los 80, Pilar Miró dirige otra de sus películas más conocidas, Gary Cooper que estás en los cielos (1980), una cinta claramente autobiográfica que relata la historia de una joven y prestigiosa directora de televisión (Mercedes Sampietro) que debe operarse con urgencia.

La temática de la película coincide con ciertos aspectos de la vida de Miró, incluidos sus cada vez más preocupantes problemas de salud.

En 1982, tras la victoria electoral de Felipe González, Pilar Miró es nombrada directora general de Cinematografía, propiciando durante su mandato una ley de subvenciones anticipadas para el cine denominado «Decreto Miró».

En ese periodo, Pilar Miró dirige dos películas; Hablamos esta noche (1982), una cinta que sigue a un ingeniero responsable de una central nuclear y Werther (1986), una adaptación moderna del clásico de Goethe interpretada por Eusebio Poncela y Mercedes Sampietro.

Película completa en castellano:

Desgraciadamente los problemas de salud empiezan a hacer mella en Pilar Miro, que aquejada de una enfermedad cardíaca debe ser sometida en 1982 a la implantación de dos válvulas en el corazón en dos operaciones a corazón abierto. 

La realizadora se recupera y continúa como directora general de Cinematografía hasta 1986, año en el que es nombrada directora general de Radio Televisión Española.

Tras preparar el ente público para competir con los futuros canales privados, Miró dimite en 1989 cuando es procesada por la Audiencia de Madrid por un presunto delito de malversación de fondos públicos​. Finalmente es absuelta.

 

Década de los 90: Directora premiada y muerte repentina

Con el inicio de la década de los 90, Miró regresa a la gran pantalla para dirigir una de sus mejores películas; Beltenebros (1991), una adaptación de la novela de Antonio Muñoz Molina, rodada en inglés e interpretada por Terence Stamp, que le valió un Oso de Plata en el Festival de Berlín. También logra estar nominada a dos premios Goya.

Cinco años más tarde, llegaría la penúltima película de la realizadora y una de las más arriesgadas; El perro del hortelano (1996), un film basado en la comedia homónima escrita por Lope de Vega rodada en verso y que logró 7 Premios Goya.

Pilar Miró veía por fin su reconocimiento como directora de cine en la ceremonia de los Goyas, donde El perro del hortelano consigue siete estatuillas, incluida la de mejor dirección que dedicó a su hijo Gonzalo.

Ese mismo año, rueda su última película, una adaptación de la novela de Joaquín Leguina; Tu nombre envenena mis sueños (1996) de nuevo con Carmelo Gómez y Emma Suárez protagonistas de El Perro del Hortelano.

A pesar de los éxitos, los problemas cardiacos continúan afectando la salud de la realizadora que se siente enferma y cansada.  

En 1995 y 1997 Miró se encarga de la realización televisiva de los enlaces de la infanta Elena y de la infanta Cristina. Lamentablemente, fallece de un infarto a los pocos días de esta última retransmisión.

La mañana del 19 de octubre de 1997 Miró muere súbitamente a los 57 años debido a una enfermedad cardíaca. A su entierro acuden multitud de personalidades de la cultura y la política del país.  

A título póstumo, en 2011 Miró obtiene una estrella en el Paseo de la Fama de Madrid. Desde 2017 la calle de Fernández Ladreda de Valladolid fue rebautizada como Calle de Pilar Miró.

 

Llegamos al final de este recorrido por la trayectoria profesional de Pilar Miró, una de las realizadoras más emblemáticas e influyentes de nuestro país. 

Si tu sueño es trabajar como realizador y triunfar en el sector audiovisual, Treintaycinco mm pone a tu disposición el curso para ser Realizador Audiovisual.

Con esta formación podrás prepararte para planificar, coordinar y ejecutar un rodaje, tendrás la capacidad de analizar un guion, dominarás la narrativa audiovisual y los diferentes planos y transiciones. Además, aprenderás a situar las cámaras, a decidir la iluminación adecuada y estarás preparado para liderar a tu equipo en la cabina de realización.

¡Consigue gratis nuestro temario!

Curso de Realización Audiovisual