remedios-para-la-afonia

Remedios para la afonía con los que cuidar tu voz

Logo 35mm

La voz es el instrumento de trabajo de los locutores y las locutoras. Si tu pasión es la locución, tu peor pesadilla es perder esa vocecita, por esta razón, en el artículo de hoy te acercamos los mejores remedios para la afonía.

¿Quieres ser loc. o loca. profesional? Para dejar de ser un aficionado/a necesitas una formación, que demuestre que estás preparado para pilotar un programa de radio o presentar un show televisivo. Puedes encontrar esta titulación en el Curso de Locución: ¡contacta con Treintaycinco mm!

 

¿Qué factores están dañando mi voz? 10 causas comunes

Si estás leyendo estas líneas, quizás te estás preguntando por qué se produce tu afonía. La explicación es más sencilla de lo que pueda parecer a simplemente: porque tienes las cuerdas vocales inflamadas o irritadas.

Esta inflamación y/o irritación ocasiona que tus cuerdas vocales no se puedan mover con naturalidad. Esto produce una distorsión de tu voz habitual. Es más, en los peores casos puedes llegar a perder tu voz. Sin embargo, no vas a perder tu voz definitivamente, va a regresar si la cuidas.

Por esta razón vamos a explicar las 10 causas que originan la afonía y/o están perjudicando tu voz:

  1. Gritar: en nuestro país muchas personas hablan a voces, es decir, gritando. Esto es malísimo porque estás forzando la voz. No la fuerces demasiado si quieres cuidarla.
  2. Infecciones: en otoño vuelven las gripes, los resfriados, las laringitis… estas infecciones de garganta pueden acabar con una afonía.
  3. Alergias: aunque no son lo más habitual en octubre, las alergias también afectan a tus cuerdas vocales. No te saltes el control porque ya pasase la época de primavera-verano. ¡Cuidado con el polen o el polvo! 
  4. Aire acondicionado: resístete a encender el aire acondicionado entre el veranillo de San Miguel y el veranillo de San Martín. Aunque las temperaturas suban por encima de los valores habituales del otoño, no bajes demasiado la temperatura. En el siguiente punto vas a entender por qué.
  5. Oscilación térmica: en esta época de entre tiempo, que no hace ni frío ni calor, un día puede hacer 25 grados de día y de noche 15 o menos. Estos cambios repentinos de temperatura otoñales pueden causar afonía.
  6. Lesiones: los nódulos y los pólipos son lesiones que dañan tus cuerdas vocales.
  7. Reflujo: intenta cenar entre las 7 y 8 de la tarde, o por lo menos varias horas antes de acostarte, porque si no, el reflujo gastroesofágico irritará tus cuerdas vocales durante la noche.
  8. Bebidas del tiempo: el agua, la Coca-Cola o el café, da igual, mejor que sea del tiempo. No te tomes el café recién salido de la cafetera o del micro, ni le pongas 2 o 3 cubitos de hielo a tu refresco. Es importante tener hidrata la garganta, pero no quemarla ni congelarla. 
  9. No comas la comida muy caliente: del mismo modo, no tomes el caldo recién hervido ni la tortilla cuando acabas de darle la vuelta a la sartén. Los alimentos demasiado calientes pueden secar la garganta y la laringe.
  10. Deja de fumar: el tabaco tiene muchas sustancias dañinas, pero además el humo del cigarrillo daña tus cuerdas vocales y la garganta.

Con estos consejos puedes evitar la afonía, pero si es demasiado tarde y ya estás afónico/a te contamos los mejores trucos para que vuelvas a recuperar tu tono de voz natural.

 

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Locución

¿Cómo puedo recuperar mi voz si me quedo afónico?

En Treintaycinco mm te asesoramos para que recuperes tu voz en dos sencillos pasos.

Tus cuerdas vocales necesitan un descanso

La mejor solución es callarse, así de sencillo, o por lo menos hablar lo menos posible durante las próximas 48 horas.

Debes evitar por todos los medios:

  • Hablar en alto
  • Toser
  • Carraspear
  • Respirar por la boca

Si no te queda más remedio que hablar, intenta hacerlo muy bajito, casi susurrando. El descanso vocal es imprescindible para recuperar tu voz.

Curso de Locución

Tómate unas pastillas para chupar

Con silencio y pastillas seguro que puedes curar la afonía. Las pastillas para chupar protegen la garganta.

Puede parecer obvio, pero las pastillas no son caramelos, son para chupar la miel y el limón, ¡no para tragar! Finalmente, no te olvides de leer el prospecto y respetar las dosis que recomiendan los fabricantes.

 

Remedios caseros para cuidar la voz de un locutor

Si no quieres comprar pastillas para chupar en la farmacia no te preocupes porque tenemos los remedios de la abuela, los tradicionales, los de toda la vida. ¡Continuamos!

Hazte una infusión

Seguro que tu abuela te daba una infusión en las frías noches de invierno. Los ingredientes secretos son:

  • Un trozo de jengibre fresco
  • Zumo de limón o una rodaja en la propia bebida
  • Miel

El jengibre es lo mejor para la garganta y la voz. El agua con limón y miel son la combinación completa porque funciona como calmante mientras el jengibre consigue resultados inmediatos.

Hacer gárgaras

Tus cantantes favoritos hacen gárgaras para hidratar y mineralizar sus cuerdas vocales

Es aconsejable realizar gárgaras con agua y sal porque esto suaviza las cuerdas vocales y alivia los dolores de garganta.

Puedes mezclar una cucharadita de sal con un vaso de agua del tiempo. Finalmente, haz las gárgaras durante 5 minutos.

Bebe agua

El agua es fundamental para mantener hidratada la garganta. No te olvides, no te pases con el hielo, lo mejor es que la tomes del tiempo. Beber al menos, como mínimo, 2 litros de agua al día es fundamental si quieres recuperar tu bella voz.

En conclusión, el agua hidrata la laringe y evita la sequedad de la garganta.

 

Consulta el programa de Treintaycinco mm para que no pierdas la voz

Aprende a sacar el máximo provecho a tu voz para entrar en el mundo de la locución. En Treintaycinco mm te enseñamos a locutar con un/una auténtico/a profesional de las ondas.

En el Curso de Locución tienes toda la información que necesitas para llegar a la televisión o a la radio. Empieza una formación con los docentes, recursos, medios y equipos que necesitas para aprender a controlar tu voz (y tu afonía).

Estás a un minuto de empezar tu camino para ser loc. o loca. ¿Cómo? Tan solo tienes que rellenar el formulario que ves en pantalla:

¡En Treintaycinco mm tienes los cursos para encontrar empleo en la locución profesional!

¡Consigue gratis nuestro temario!

Curso de Locución