16 Oct 2020by Juan

¿Qué requisitos necesito para ser guionista?

¿Qué requisitos necesito para ser guionista?

¿Quieres saber qué requisitos necesitas para ser guionista? Puede parecer una cuestión muy amplia, pero es posible resumir la respuesta (que podría llevarnos páginas y más páginas) en unos cuantos puntos esenciales.

Si cuentas con todos ellos, o por lo menos con los esenciales, no te quepa duda: podrás llegar a trabajar como guionista de cine, televisión o publicidad.

 

Requisitos para ser guionista: 7 puntos que no te deben faltar

Al final, intentando resumir los requisitos para ser guionista que muchos profesionales consideran básicos, he logrado quedarme con “siete magníficos” indispensables. Muchos de ellos los conocerás; otros los descubrirás hoy, y otros sabías que existían… Pero también, que todavía no los tienes.

La buena noticia es que todos ellos están a tu alcance si realmente te apasiona el mundo del guion audiovisual y estás deseando formar parte de este universo. ¿Es así? Entonces, ¡sigue leyendo!

 

Amor por la escritura y las historias

Amor, sin comillas ni vergüenza en pronunciar la palabra. Es el requisito indispensable, el número uno de nuestra lista. Para ser guionista y llegar a triunfar en la profesión te tiene que gustar muchísimo lo que haces. Ten en cuenta que en este tipo de trabajos prácticamente no hay horarios.

Por un lado, la inspiración aparece cuando aparece. Y por otro, a lo largo de la confección de un guion surgen constantemente cambios, nuevas incorporaciones, ideas de última hora y mil cosas más que necesitan de atención permanente por parte del guionista.

Si adoras tu profesión y no puedes dejar de imaginar personajes, situaciones, escenarios… Todo el trabajo que le dediques se convertirá en placer y diversión. Y no hay nada mejor que trabajar en aquello que más nos gusta. En resumen, ¿estás seguro de tu vocación? Entonces, ya cuentas con el más importante de los requisitos para ser guionista. ¡Sigamos!

 

Estar al día de las tendencias

Probablemente, este será un requisito que no te costará nada cumplir. Para ser un buen guionista es fundamental saber qué es lo que se hace en el mundo de las producciones audiovisuales del momento. Conocer lo último en series y películas, qué géneros triunfan y por qué y cuáles son las innovaciones más importantes de los últimos años, sobre todo en materia de historias. Por ejemplo, ¡todos sabemos el éxito que tienen ahora mismo las distopías!

Y esto solo se consigue de una forma: pasando muchas horas frente a la pantalla. La televisión, el cine y los canales de internet te ofrecen mil opciones para informarte. Y no hay excusa: desde la pantalla hasta el móvil, el universo audiovisual nos acompaña 24/7. Si eres consumidor compulsivo de series, largometrajes, documentales y otros formatos, ¡ya tienes el segundo requisito cumplido!

 

Tener capacidad para trabajar, y trabajar… y trabajar

Pasamos ya a campos algo más exigentes. Cualquier profesional que haya trabajado alguna vez en una producción audiovisual te lo confirmará: uno de los requisitos fundamentales para ser guionista (o director, o productor…) es tener una enorme capacidad de trabajo. Porque en estos proyectos, los horarios pasan muchas veces a segundo plano.

Tendrás que dedicar muchas horas a reunirte con clientes, productores, directores y técnicos. Y en ocasiones, dedicarás gran parte de tu tiempo a poner tu trabajo en común con otros guionistas. Sin olvidar el tiempo que deberás pasar en plató para implementar cambios, y por supuesto, el que dedicarás a la investigación y preparación previa de los textos.

 

Poseer una imaginación desbordante

Si hay algo que hace falta hoy en el mundo audiovisual, a mi juicio es precisamente eso: imaginación. Las buenas historias escasean, hasta el punto de que una gran mayoría de las nuevas producciones son versiones de series o películas de hace años. También nos encontramos a menudo con libros y novelas de éxito llevadas a la pantalla… Por cierto, una de tus tareas como guionista puede ser precisamente esa: adaptar textos.

En cualquier caso, esas historias fascinantes que nunca se han contado y nos llegan al corazón son oro puro para muchos productores. Si tu imaginación no te deja respiro y constantemente imaginas universos, escenas, anécdotas, chistes o cualquier tipo de relato, tendrás ya el cuarto requisito esencial para ser guionista (y no morir en el intento).

 

Ser una persona de recursos

La imaginación de un guionista es su mayor tesoro. Si no, que se lo digan a uno de los guionistas de ficción más interesantes de la historia del cine: Barton Fink, protagonista de la película de los hermanos Cohen. En el filme, el pobre Barton se enfrenta a un terrible bloqueo creativo (y a otras cosas, a cada cual más inquietante), algo que tú también sufrirás o después.

Por lo tanto, como guionista tendrás que contar con recursos que te ayuden a enfrentarte con el folio en blanco. Saber dónde y qué buscar, aprender a relajarte para dejar que fluyan las ideas y decidir qué fuentes de información o de inspiración son las más adecuadas son algunas de las técnicas para conseguirlo, pero hay más. Y para hacerte con ellas, la mejor solución es pasar al siguiente punto de este artículo.

 

Contar con la formación adecuada

Sin formación, probablemente no tengas muchas opciones para trabajar. Lejos quedan los tiempos en los que los oficios se aprendían sobre el terreno, o en los que los guionistas noveles llamaban a las puertas de los grandes estudios para entregarles sus trabajos. Actualmente, al igual que en muchísimos otros ámbitos laborales, la competencia es feroz y los mejor formados tienen muchas más oportunidades.

Mi consejo, sin ninguna duda, es que te informes sobre cuál es la formación más adecuada para empezar a trabajar lo antes posible. Te recomiendo que eches un vistazo a nuestro artículo sobre las opciones para estudiar guion de cine, donde encontrarás una interesante guía con todas las posibilidades que ofrecen distintos centros en la actualidad.

Una de las alternativas más interesantes es realizar un curso de guion audiovisual completo, impartido por profesionales en activo y con un temario cien por cien actualizado. La opción de realizar este tipo de cursos online es una de sus mayores ventajas, ya que no tendrás que desplazarte y podrás adaptar el curso a tus necesidades.

Olvídate de prejuicios pasados de moda: hoy día, la formación online tiene la misma calidad que la presencial y suma muchísimas ventajas.

Tener experiencia de trabajo en productoras o estudios

Lo siento, pero tenía que llegar. Nos guste o no, este factor es uno de los requisitos para ser guionista más importantes que se me ocurren. Y no solo para ser guionista: en realidad, todas las profesiones contratan de forma preferente a profesionales experimentados. Por eso, en lugar de lamentarnos porque no es fácil conseguir experiencia sin tener experiencia (la pescadilla que se muerde la cola), lo que hay que hacer es buscar una solución. Porque la hay.

Cuando elijas qué formación vas a cursar para trabajar en este mundillo, asegúrate que incluye horas de prácticas en empresas del ramo. Cuantas más horas, mejor; algunas propuestas, como este curso de guion audiovisual, ofrecen hasta 300 horas desarrollando tu trabajo en ambientes profesionales. Las ventajas son muchísimas:

  • Añadirás la ansiada experiencia a tu currículum
  • Pondrás en práctica tus conocimientos nada más titularte
  • Harás contactos
  • Aprenderás con los mejores profesionales en activo
  • Conocerás cómo es el trabajo de un guionista “real”
  • Y puede que el estudio o la productora te contrate después o te metan en su bolsa de empleo

Y con este último, hemos finalizado los “siete magníficos” de la lista de requisitos para ser guionista. Ya no tienes excusa: es el momento de ponerse manos a la obra y hacerse con la mejor formación.

Dentro de unos años, puede que tus guiones formen parte de la serie con más éxito o de la película más premiada. ¿Quién sabe?

Categories: Guion audiovisual

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

¿Qué requisitos necesito para ser guionista?


Cubre el siguiente formulario