28 Ene 2020by Juan

Rodrigo Prieto director de fotografía

Rodrigo Prieto director de fotografía

Hoy te hablamos de Rodrigo Prieto, uno de esos directores de fotografía que, con su talento, nos maravilla cada vez que vemos una de sus películas.

Rodrigo Prieto (Ciudad de México, 23 de noviembre de 1965) es conocido por sus trabajos con directores de la talla de Spike Lee, Curtis Hanson, Oliver Stone, Pedro Almodovar o Martin Scorsese, con el que ha trabajado hasta en tres ocasiones.

Quizás os estaréis preguntando, ¿cómo se llega a trabajar con estos directores de fama internacional?

Un director de fotografía es el responsable de narrar a través de la lente de su cámara una historia. Gracias a su trabajo, podemos disfrutar de las luces, los colores y las texturas de las imágenes del séptimo arte, que a menudo quedan grabadas en nuestra memoria visual para siempre.

A continuación repasaremos los inicios y la trayectoria de Rodrigo Prieto, tal vez encontremos la respuesta.

Rodrigo Prieto: Sus orígenes

Rodrigo Prieto mostró interés por el cine y la fotografía a muy temprana edad. Entusiasta de las historias de terror, recuerda como con tan solo 11 años descubrió la animación fotograma a fotograma y como con su hermano Antonio y su amigo Jacobo, modelaban monstruos de plastilina para después grabarlos con una cámara de 8 mm que le regaló su padre y realizar pequeños cortos de terror.

Cuando decidió estudiar cine, su padre Ingeniero Aeronáutico y formado en Nueva York, lo entendió y lo animó, ya que recordaba cuando él había decidido estudiar aeronáutica porque le apasionaban los aviones. Evidentemente tenía claro que a su hijo le apasionaba el cine. Por lo tanto, Prieto inició sus estudios en el Centro de Capacitación Cinematográfica de México.

En 1996 llegó su primera incursión en el cine comercial en el film “Sobrenatural” de Daniel Gruener, después llegó “Un embrujo” (1998) de Carlos Carrera y “Amores Perros” (2000) de Alejandro González Iñárritu, que fue la cinta que le abrió las puertas de Hollywood.

La carrera de Prieto está ligada a la de su compatriota Alejandro González Iñárritu, además de dirigir la fotografía de “Amores Perros”, también lo hizo en “21 gramos” (2003), “Babel” (2006) y Biutiful” (2010).

La trayectoria de Prieto está plagada de obras importantes como “Frida”, “8 Millas”, “Alejandro Magno”, “Brokeback Mountain”, “Los Abrazos Rotos” o “Argo”, ganadora del Óscar a la mejor película, en la que entabló una gran amistad con su director, Ben Affleck, del que destaca su gran capacidad de aprendizaje técnico y al que considera un director muy completo.

La cima de la carrera de Rodrigo Prieto llegaría con las nominaciones al Oscar de la Academia por su trabajo como director de fotografía en las películas “Brokenback Mountain” del director Ang Lee y por la película “Silence” de Martin Scorsese. 

Rodrigo Prieto: Un habitual de Martin Scorsese

Rodrigo Prieto ha contado con la confianza de Martin Scorsese, de hecho ha sido el encargado de dirigir la fotografía de sus tres últimas películas “El lobo de Wall Street” (2013), “El Silencio” (2016), y la estrenada a finales de 2019 en la plataforma Netflix “El Irlandés”.

Prieto recuerda que estaba en Los Ángeles cuando su agente le llamó para decirle que Martin Scorsese quería conocerle. Al día siguiente estaba en el salón de la casa de Scorsese hablando de cine.

Curiosamente Scorsese conoció el trabajo de Rodrigo Prieto como director de fotografía en una de sus cintas menos conocidas “Deseo, peligro” (2007) de Ang Lee, película totalmente opuesta al primer trabajo que hizo con Scorsese “El lobo de Wall Street”.

Rodrigo Prieto destaca la generosidad y amabilidad de Scorsese, también menciona la cantidad de películas que ve el director. “Todo el tiempo está viendo cine, es un adicto”.

Infórmate sobre nuestro Curso de Dirección de Fotografía

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

El lobo de Wall Street, 2013

La primera colaboración de Rodrigo Prieto con Scorsese, fue la película protagonizada por Leonardo DiCaprio que narra la historia de Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio), un excéntrico y ambicioso corredor de bolsa que pasó dos años en prisión por delitos de manipulación de valores bursátiles en la década de los 90, tras unos años en los que vivió rodeado de lujo, sexo y drogas.

Prieto destaca que Scorsese tenía muy claro como quería filmar, pero que dejaba espacio para la opinión de los demás y para la improvisación. También señala que a pesar de que el rodaje se alargó casi cinco meses, el humor fue la nota predominante.

Respeto a su trabajo como director de fotografía, su principal objetivo era conseguir que las imágenes de la cinta tuviesen el estilo del cine de finales de los años 80 y comienzos de los 90, que es cuando Prieto salió de la escuela de cine, por lo tanto, tenía muy claro como lo tenía que hacer.

Está claro que el resultado fue espectacular, de hecho estuvo nominada a 5 Oscar de la Academia y Leonardo DiCaprio se llevó el Globo de Oro en la categoría de Mejor actor – Comedia o musical.

Os animo a disfrutar de esta trepidante y provocadora cinta, si aún no la habéis visto.

El Silencio, 2016

El segundo film en el que participó Rodrigo Prieto como director de fotografía junto al director estadounidense fue “El silencio”, proyecto en el que Scorsese llevaba casi 30 años trabajando.

La película está basada en la novela de 1966 de Shusaku Endo, y retrata el Japón del siglo XVII, cuando los funcionarios del país se sienten amenazados por la rápida propagación del cristianismo entre los pueblos de campesinos, forzándolos a abandonar su fe o a enfrentarse a un cruel sufrimiento.

Rodrigo Prieto combinó el celuloide y formatos digitales, utilizando cámaras ARRI con lentes Hawk, Zeiss y Angenieux Optimo para pintar paisajes exuberantes y capturar el contenido emocional de la historia.

En la película hay una evidente progresión de color. Prieto se inspiró en los pintores barrocos, partiendo de tonos más fríos, blues y cyans, y avanzando hacia el verde de la naturaleza, que es un personaje importante de la historia, para pasar después a una sensación más “japonesa” con matices más ámbar, amarillo y oro que representan el mismo arte de las estampas japonesas durante el período Edo.

Una de las localizaciones de la película fue hallada por Ricardo en un momento que necesito buscar un lugar apartado para orinar, en ese momento se percató de que la localización en la que se encontraba era perfecta para una de las escenas principales del film, la confesión.

El Irlandés, 2019

“El Irlandés” (2019) es la última película de Rodrigo Prieto con Scorsese. El film cuenta con la participación de actores como Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci, y narra las memorias de Frank Sheeran, un gánster de origen irlandés.

Estamos ante la película más cara de Scorsese rodada hasta la fecha, y esto es debido no solo a la necesidad de ambientar el film durante varias décadas, también por el proceso de rejuvenecimiento digital al que se sometieron los personajes principales.

Rodrigo Prieto tuvo que utilizar tres cámaras especiales, llamadas informalmente “Hidra”, para rodar las escenas de los actores y poder posteriormente rejuvenecerlos en postproducción.

En la última película de Scorsese “El Irlandés” podemos ver, gracias a técnicas digitales, como Robert de Niro va envejeciendo a lo largo de varias décadas.

rodrigo prieto director de fotografia

Como la historia trascurre durante varias décadas, Prieto necesitó cambiar la paleta de colores de la película para que se adaptase visualmente a las diferentes épocas, para ello tuvo que estudiar cómo Kodak reproducía los colores en los diferentes periodos.

Todo el look que transcurre en los años 50 tiene aspecto de rollo de fotos Kodachrome, que eran una emulsión colorida. Después, en los 60, el color cambia a un tipo de rollo Ektachrome que hace que lo que es oscuro se vea más azul verdoso. Y ya en los años 70, cambia a una forma de color que se llama ENR, que da más contraste y quita color.

En definitiva, la historia en la juventud de Sheeran comienza a todo color y a partir de la muerte de Hoffa, el color se va de toda su vida.

Y hasta aquí, el repaso a la trayectoria de Rodrigo Prieto como director de fotografía. Estaremos muy atentos a sus próximos trabajos, ya que tenemos claro que aún tiene mucho recorrido para continuar creciendo profesionalmente y para sorprendernos gratamente.

Para terminar, solo nos queda recomendarte, si quieres introducirte en el mundo de la dirección de fotografía e influir en la imagen de la industria cinematográfica, que realices un buen curso.

Por ello, te recomiendo el curso de dirección de fotografía de la escuela audiovisual 35mm, ya que una buena formación es imprescindible para convertirte en un auténtico profesional.

Categories: Dirección fotográfica

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

Rodrigo Prieto director de fotografía


Cubre el siguiente formulario