surrealismo cinematográfico

Guía para conocer y comprender el surrealismo cinematográfico

Logo 35mm

El surrealismo es una corriente artística que invadió todas las artes a principios del siglo XX, extendiéndose también al cinematográfico, que todavía estaba en pañales y dando sus primeros pasos. Y es que el cine siempre se ha nutrido de otras artes para crear su propia forma de crear, muy próximo a la pintura y a la fotografía, el séptimo arte nunca ha dejado de beber de estos medios, pero lo hacía más en sus primeros años de vida.

En este artículo vamos a explorar el surrealismo cinematográfico. Para ello, veremos algunas de las claves del movimiento dentro del séptimo arte y también a algunos de los nombres propios que destacaron dentro de él. Un surrealismo que sigue vivo en el cine porque la influencia de lo fantástico, el inconsciente y lo irracional siempre nutre esta arte.

¿Te interesa la Dirección Audiovisual? ¡No te pierdas ni un detalle de lo que te vamos a contar sobre el surrealismo cinematográfico!

Los fundamentos del surrealismo: el arte de desafiar la realidad

El surrealismo cinematográfico tiene sus orígenes en las vanguardias artísticas de principios del siglo XX. En el caso del séptimo arte, la corriente se materializa en la ruptura de las convenciones narrativas y visuales. Para ello se da paso a la creación de mundos en los que la lógica convencional no tiene cabida.

En este contexto, los cineastas surrealistas buscan expresar lo inexplicable, lo onírico y el subconsciente a través de sus obras. El objetivo pasa de ser el contar una historia a ofrecer una experiencia que haga reflexionar al espectador a través del impacto visual y le lleva a cuestionar la realidad en si misma.

El surrealismo cinematográfico surge en los años 20 y tiene claros referentes, pero extiende su influencia a lo largo de los años y está presente en muchas cintas y directores a lo largo de la historia.

Icono temario
Si estás interesado/a en el
Curso de Dirección Audiovisual

La Influencia de los Grandes Maestros

Dentro del surrealismo cinematográfico hay dos figuras clave: Dalí y Buñuel. Vamos a explorar cada uno de ellos para entender un poco mejor cual es su trabajo y como han influido en otros directores más modernos.

Salvador Dalí: Pinceladas en Movimiento

Salvador Dalí es uno de los exponentes del surrealismo en varias de las facetas de esta corriente artística. Destacó tanto en pintura como en escultura o grabación. Sin embargo, su inquietud artística le llevo a dejar su impronta en el surrealismo cinematográfico.

En este caso, Dalí solo tiene una cinta como director: Impressions de la haute Mongolie (1976), un documental sin guion que es, básicamente, una experiencia audiovisual que trabaja como homenaje a Raymond Russell, solo que, en vez de juegos con el lenguaje, Dalí hace juego con las composiciones visuales y el montaje de la cinta.

Dalí ha sido una de las influencias más notables dentro del surrealismo cinematográfico, aunque no se haya prodigado en esta corriente dentro del séptimo arte.

Pero la incursión en el cine de Dalí no se acaba ahí, ya que también colaboró estrechamente con Luis Buñuel en algunas de sus películas y trabajó con Alfred Hitchcock en Recuerda (1945). En esta cinta, Dalí diseño uno de los sueños del personaje interpretado por Gregory Peck.

Curso de Dirección Audiovisual

Luis Buñuel: Narrativas Surrealistas

Luis Buñuel es un director nacido en España pero que desarrolló gran parte de su carrera entre México y Estados Unidos, aunque entra en contacto con el surrealismo en París. Colaboró en algunos proyectos con Dalí y es uno de los máximos exponentes del surrealismo cinematográfico.

En el caso de Buñuel, su carrera siempre se centró más en la exploración de nuevas formas narrativas dentro del cine con temáticas recurrentes como el erotismo, la religión, la moralidad o el antifascismo.

En este sentido, algunas de sus obras clave son Un perro andaluz (1929), La Edad de Oro (1930) o Viridiana (1961). Otras obras notables dentro de la filmografía de Buñuel son: El ángel exterminador (1962),  Belle de Jour (1966), El discreto encanto de la burguesía (1972).

Elementos clave en el cine surrealista

Dentro del cine surrealista existen una serie de elementos fundamentales, una serie de características que suelen estar presentes en parte o completamente en las películas de este movimiento y que han influenciado o han estado presentes en películas de todo tipo. Vamos a explorar, uno a uno, cada uno de ellos:

Experimentación visual y técnica

El surrealismo como movimiento nace de una necesidad de experimentación y transgresión con lo anterior. Es un movimiento de vanguardia y, como tal, uno de sus elementos clave es la experimentación tanto a nivel técnico como visual. Así, los cineastas que trabajan el surrealismo cinematográfico suelen busca nuevas formas de expresarse a través de técnicas inusuales o estilos visuales no vistos antes. Esto incluye la manipulación de la iluminación o un uso creativo de la cámara. También se suelen incorporar nuevas técnicas de animación y efectos especiales para conseguir determinado impacto visual.

Distorsión del tiempo y el espacio

Quizás este es uno de los elementos más calve dentro de la intencionalidad del cine surrealista. Y es que, en este género siempre nos vamos a encontrar con una realidad que transcurre en un tiempo y espacio completamente distorsionado. Saltos temporales, bucles narrativos o ubicaciones poco convencionales son algunos de los elementos que destacan en este sentido. Por supuesto, hay una intención clara detrás de esto que es la de generar desconcierto y desubicar a los espectadores. Se trata, al mismo tiempo, de una herramienta narrativa y una invitación a explorar nuevas dimensiones de la realidad.

Simbolismos y metáforas

Otro de los elementos clave dentro del surrealismo cinematográfico es el uso de simbolismos y metáforas. Son dos puntos clave para enriquecer temáticamente este tipo de cine. Los directores usan metáforas visuales y exploran conceptos abstractos y las emociones que subyacen a ellos y pueden generase en los espectadores. Así, cada elemento visual que aparece en este tipo de películas tiene múltiples interpretaciones, lo que permite que el espectador se sumerja en un proceso de reflexión y exploración personal.

Mundos imaginativos

En el surrealismo cinematográfico el mundo, el universo en el que se desarrolla la acción se construye desde una libertad casi ilimitada. Se trata de lugares en los que no hay leyes físicas ni realidades cotidianas, todo se transforma bajo el ojo del cineasta, que desata toda su creatividad para construir un universo único. Además, no es algo que se construya en el vacío, sino que este tipo de mundos sirven para hacer que la trama funcione y para generar una experiencia sensorial concreta en los espectadores.

¡Fórmate en cine en Treintaycinco mm!

Como conclusión podemos extraer que el surrealismo cinematográfico sigue igual de vivo ahora que antes. Una fuerza poderosa que ha influenciado a los directores de cine a lo largo de toda la historia del séptimo arte. Una relevancia que tú debes conocer y entender para poder llevar tu talento a otro nivel. Un talento que puede explotar con la formación adecuada.

En Treintaycinco mm te ofrecemos la mejor formación con nuestro curso de Dirección Audiovisual para que puedas demostrar toda la creatividad que tienes. Una formación hecha para crear profesionales del sector de la mano de los mejores profesores y expertos. ¿Quieres saber más? Rellena el formulario para que nuestros asesores puedan resolver todas las dudas que puedas tener. ¡Te esperamos!

¡Consigue gratis nuestro índice del temario!

Curso de Dirección Audiovisual

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¡Un asesor se pondrá en contacto contigo lo antes posible!