26 Jun 2020by Juan

Tobe Hooper

Tobe Hooper

En nuestro incansable empeño por mostrarte los cineastas más importantes del cine moderno, hoy nos disponemos a “destripar” a uno de los artífices del cine slasher americano. Se trata de Tobe Hooper, director, guionista y productor de cine que fue conocido por películas como La matanza de Texas (1974) o Poltergeist (1982); y que con su original visión del séptimo arte cambió para siempre la forma de hacer cine de terror.

Si quieres conocer en profundidad a Tobe Hooper, uno de los cineastas del género de terror más influyente de todos los tiempos, quédate con nosotros. Repasaremos su trayectoria profesional y su amplia filmografía.

 

¿Quién es Tobe Hooper? Sus inicios

Willard Tobe Hooper nació el 25 de enero de 1943 en Austin, Texas. Sus padres, Lois Crosby y Norman Hooper, eran gerentes de varios hoteles y propietarios de una sala de cine. (El propio Hooper afirma que su madre se puso de parto en el cine).

Las aficiones de Tobe eran, evidentemente, ir al cine, leer tebeos y hacer trucos de magia. A los 8 años de edad sus padres se divorciaron y Tobe pasó a vivir con su madre que viajaba constantemente por motivos de trabajo.

Quizás uno de los acontecimientos que cambió para siempre la vida del joven Tobe fue el día que encontró una cámara de 8 milímetros que pertenecía a su padre. Con tan solo 9 años comenzó a utilizarla para realizar pequeños cortos, entre ellos una adaptación de Frankenstein en la que sus amigos participaron como actores. Después, ya en la adolescencia, continúo con su afición de realizar películas con sus amigos, con los que recreaba películas de terror de la época.

Hooper inicia sus estudios en el departamento de cine de la Universidad de Texas, que compagina realizando anuncios publicitarios para una compañía de seguros. El presidente de la compañía, que estaba muy satisfecho con la labor de Hooper, decide financiarle un corto de 10 minutos llamado The Heisters (1964): una parodia sin diálogos en la que tres ladrones se ocultan en una guarida con el botín de su último robo.

Tobe Hooper iniciaría así su carrera como cineasta profesional, convirtiéndose en pocos años en una figura indispensable para el cine de terror de los años 70 y 80.

 

Tobe Hooper: primeros éxitos

Tobe Hooper continuó la década de 1960 trabajando como profesor universitario y realizando documentales. En 1969 filma Peter, Paul, and Mary: Song is Love, un documental de una hora de duración que seguía la gira del grupo de folk Peter, Paul and Mary (también conocido como PP&M) muy popular en esa década.

A continuación, llegaría el primer largometraje, Eggshells (Cáscaras de huevo, 1969) coescrito con Kim Henkel, una película de carácter experimental donde Hooper muestra muchos de los elementos que predominaran en películas posteriores.

La cinta, con un presupuesto de 40.000 dólares, narra como un grupo de hippies de Austin, Texas se instala en una vieja casa en el bosque. Poco a poco descubren que en el sótano habita una presencia de otro mundo que está influyendo en ellos.

Eggshells, pasó prácticamente desapercibida en las salas de cine de la época, pero supuso el reconocimiento de Hooper como director tras ganar un premio en el Atlanta Film Festival.

 

Tobe Hooper: llegan los títulos sangrientos

Ya en la década de los 70 llegaría una de las películas más importantes de Hooper: La matanza de Texas (1974). Hooper, que continuaba trabajando como docente en la Universidad de Austin, decidió filmar una película combinando elementos de una historia que escribió sobre el aislamiento y la oscuridad, con elementos de violencia extrema.

Para ello, se basó en los crímenes del asesino en serie Ed Gein en Wisconsin. Gein que aparte de asesino, era ladrón de tumbas y coleccionaba partes de sus víctimas, ha servido de inspiración para muchas películas, como Psicosis (1960), de Alfred Hitchcock, o El silencio de los corderos (1991), de Jonathan Demme.

En esta ocasión, Hooper filma una película ambientada en el desierto de Texas donde un grupo de jóvenes es atacado por una familia de caníbales. La película, que contó con un presupuesto de 140.000 dólares y recaudó más de 30 millones solo en Estados Unidos (convirtiéndose en una de las más taquilleras de los años 70).

Fue prohibida en multitud de países por su violencia extrema e incorpora por primera vez una motosierra en una película de terror.

Filmada en pleno verano, en las ciudades de Austin, Round Rock y Bastrop (ubicadas en el estado de Texas), los actores tuvieron que sufrir duras condiciones durante el rodaje debido al hedor de huesos de animales y a las altas temperaturas que a menudo rozaban los 40 grados.

Argumento:

Sally Hardesty y su hermano parapléjico Franklin deciden viajar con sus amigos a Texas para examinar la tumba de su abuelo que ha sido profanada. Tras descubrir que la tumba está intacta, se detienen en una gasolinera, pero descubren que no hay combustible. Los jóvenes deciden pedir ayuda en la granja de los Hardesty, una siniestra familia que practica el canibalismo.

La matanza de Texas cambiaría para siempre el género de terror, convertiría a Tobe Hooper en un conocido cineasta y le abriría las puertas de Hollywood, donde realizaría sus siguientes trabajos.

Película completa:

 

El siguiente proyecto de Hooper fue Eaten Alive (Trampa mortal, 1976) coescrita, al igual que en sus anteriores trabajos, con Kim Henkel y que fue filmada por completo en el corazón de Hollywood, en los Raleigh Studios. De nuevo, la cinta se inspira en otro asesino en serie, esta vez Joe Ball, que oficialmente mató a dos personas y se dice que es el responsable de la desaparición de unas 20 mujeres en la década de 1930. Actos que lo llevaron a apodarse “The Alligator Man”.

Hooper, que vuelve a apostar por un sanguinario asesino, que en esta ocasión en vez de una motosierra usa una guadaña, consigue crear una película con una atmósfera misteriosa y un cromatismo irreal claramente inspirados en los cómics de la editorial EC y en uno de nuestros cineastas favoritos, el director italiano Mario Bava.

Argumento:

La película presenta a un hombre llamado Judd, un asesino en serie que dirige un hotel en los pantanos de Louisiana y que dispone de los cuerpos de sus víctimas para alimentar a su mascota, un feroz caimán.

El siguiente título de Hooper fue El misterio de Salem’s Lot (1979), una miniserie para televisión con un presupuesto de 4 millones de dólares basada en la novela homónima de otro de los amos del terror, Stephen King. En esta ocasión, la trama se centra en un escritor inglés que, tras regresar a Salem, su pueblo natal, descubre que sus habitantes se están convirtiendo en vampiros.

 

En 2004 se estrenaba Salem’s Lot una nueva adaptación para televisión de la novela de King, con Rob Lowe, Andre Braugher y Donald Sutherland como protagonistas. A continuación, llegaría la película The Funhouse” (La casa de los horrores, 1981), donde Hooper vuelve a los adolescentes acosados por un monstruoso asesino, en esta ocasión en una siniestra feria ambulante.

Algo está vivo en la casa de los horrores… algo que tiene la forma de un humano, pero no el rostro … algo que se alimenta de la carne y la sangre de inocentes jóvenes

En la década de los 80 también llegaría uno de los trabajos más importantes de Tobe Hooper, esta vez de la mano de Steven Spielberg. Se trata de Poltergeist: Fenómenos extraños” (1982), una de las mejores películas sobre el fenómeno poltergeist de todos los tiempos.

Spielberg, que quería hacer una película con alienígenas que asaltaban una aislada granja familiar, fue convencido por Hooper para modificar el argumento y centrarse en una historia sobre fenómenos paranormales que suceden en una casa. Los motivos de Hopper eran su especial interés por los fenómenos poltergeist, ya que él mismo durante la adolescencia había sufrido experiencias extrañas.

La cinta sería producida por Spielberg mientras se encargaba de otro gran éxito E.T. El extraterrestre, y Tobe Hooper se encargaría de su dirección. Tuve experiencias paranormales después de la muerte de mi padre, cuando tenía diecisiete años. Vasos, platos y otras cosas en la cocina explotaban y se movían… Experiencia que dejó en mí el deseo de hacer una película sobre ello”.

El fantasmal film narra los inquietantes sucesos que vive una familia después de instalarse en la tranquila urbanización de Cuesta Verde.  Al principio, los fenómenos poltergeist parecen amistosos, pero poco apoco comienzan a intensificarse hasta que la pequeña Carol Anne desaparece y la familia tiene que recurrir a la médium espiritual Tangina, que rápidamente percibe que la casa está invadida por espíritus y un demonio.

La cinta arrasó en taquilla y tras la muerte de varios de sus protagonistas y otros acontecimientos trágicos la convertirían en una película maldita y de culto. Además, recibió tres nominaciones al Óscar: mejor banda sonora original, mejor edición de efectos de sonido y mejores efectos visuales, todos ellos ganados por la otra película de Spielberg: ET: El Extraterrestre.

A pesar del éxito de Poltergeist, unos comentarios de Spielberg adjudicándose el mérito de la película y desprestigiando al director, tachándolo de poco responsable y sin peso en el rodaje, puso en una situación complicada a Tobe Hooper, que pasó muchos años tratando de defender su trabajo en el film. Spielberg trato de enmendar sus comentarios escribiendo una carta abierta de disculpas y elogiando el trabajo de Hooper, pero el daño ya estaba hecho.

Con las puertas cerradas de Hollywood, Tobe Hooper firma un contrato con la productora de películas de serie B, Cannon Films y se embarca en tres proyectos que marcarían el inicio del declive del director: Lifeforce, fuerza vital” (1985), “Invasores de Marte” (1986) y “La matanza de Texas 2” (1987).

La primera, Lifeforce, es una adaptación de la novela de 1976 de Colin Wilson The Space Vampires y narra como la nave espacial angloamericana “Churchill” descubre una nave con cientos de criaturas desecadas como murciélagos y tres cuerpos humanoides desnudos (dos hombres y una mujer) en animación suspendida.

El segundo título, Invasores de Marte, es una nueva versión de la película de serie B del mismo nombre de 1953 y narra como en una noche de tormenta un niño ve aterrizar una nave espacial en una colina. A partir de entonces todo el que visita el lugar regresa con un comportamiento extraño y una marca en la nuca. Los extraterrestres están robotizando a los humanos.

Ambas películas fueron un fracaso en taquilla y la Cannon decidió que una secuela de Matanza en Texas, era la mejor opción para recuperarse económicamente.  Pero su enfoque en tono de humor macabro se distanció del realismo de la primera entrega y volvió a fracasar.

A pesar de todo, hoy en día está considerada una obra de culto en la que podemos destacar el increíble maquillaje y caracterización Fx de Tom Savini (make-up artist de películas como Viernes 13 o El día de los muertos vivientes) y la fotografía de Richard Kooris.

La colaboración de Hooper con la Cannon Films inicia el declive del director que dirige Combustión espontánea (1990), una película que confirma su caída en picado y que lo obliga a buscar refugio en la televisión.

Los proyectos de Hooper para televisión fueron Peligrosa de noche (1990), Bolsa de Cadáveres (1993), junto al director John Carpenter; y Apartamento maldito (1999).

Los últimos trabajos de Tobe Hooper son obras menores. Podemos destacar Alianza Macabra (1995), o Cocodrilo (2000).

Hooper también participaría en dos episodios para la serie Masters of Horror: El baile de los muertos (2005) en la primera temporada y La cosa maldita (2006) en la segunda.

En 2011 rodaría su último proyecto en los Emiratos Árabes, Djinn (2013) la primera película de suspense sobrenatural en inglés y árabe. La cinta sufrió un retraso considerable en postproducción debido a razones no oficiales que indicaban que personalidades de Abu Dhabi consideraban la historia políticamente subversiva y ajena a la cultura del país. Finalmente se estrenó en 2013 con una acogida mayoritariamente negativa.

Tobe Hooper se casó y se divorció en dos ocasiones. Tristemente falleció en 2017 a la edad de 74 años por causas naturales. Le sobrevive su hijo William Tony Hooper.

 

Fórmate en el mundo audiovisual

Hasta aquí nuestro repaso por la filmografía del director norteamericano Tobe Hooper, uno de los cineastas del género de terror más influyente de todos los tiempos. Esperamos que disfrutes de sus sangrientas y fantasmales películas.

Como siempre, solo nos queda recordarte que le eches un vistazo a los completos cursos que la escuela audiovisual 35 mm pone a tu disposición:

Categories: Cine