yoram-globus

Yoram Globus: el productor más prolífero del cine de serie B

Logo 35mm

 

 

 

 

Yoram Globus junto con su primo Menahem Golan han sido de los productores y distribuidores de cine israelí-estadounidense más activos de la historia. A sus espaldas pueden presumir de haber creado más de 300 películas.

Algunos de los títulos que pueden resonar debido a sus actores protagonistas o a su temática innovadora fueron: Yo, el Halcón, (Over the Top en ingés), con Sylvester Stallone en el papel principal, o Breakin, en donde se trataba el fenómeno del break dance durante los años 80 y la cultura del hip-hop; una película que es un clasicazo entre los filmes de baile urbano.

Lo que les movía a ambos era hacer cine a toda costa, sacando películas como churros. Su frase preferida era “¿tienes una idea?, pues si es así, haz una película con ella”.

Lo cierto es que esto no siempre funcionaba, y no todas sus películas tuvieron igual éxito, sino que resultaron ser estrambóticas y un poco raras en su género al ser una mezcla de muchos otros.

Desde aquí, indagaremos en algunas de sus producciones, y también en las anécdotas desprendidas de su personalidad apabullante que hacía que no fuera sencillo trabajar con ellos. ¿Estás preparado/a? ¡Vamos con ello!

¿Cómo fueron los comienzos de Yoram Globus?

Todo comenzó en 1963 cuando Menahen Golan, un ya conocido director de cine en Israel y primo de Globus, le convence para empezar a producir películas juntos y en compañía. De su acuerdo nacería Noah Films, una productora dirigida principalmente al mercado israelí.

Su notoriedad llegaría once años más tarde gracias a su primer musical Kazablan (1974), protagonizado por el polifacético actor israelí Yehoram Gaom. El film sería nominado a dos Globos de Oro, en las categorías de mejor musical y mejor película extranjera.

El segundo título de renombre fue Mivtsa Yonatan (1977), conocida en España como Operación relámpago. Una película basada en el acontecimiento real del secuestro de un vuelo y la posterior liberación de rehenes, denominado como la Operación Entebbe. Un año más tarde sería nominada a los Óscar como mejor película de habla no inglesa.

Su tercera producción sería la película Lemon Popsicle (1978), titulada en Hispanoamérica como Barquillo de limón o Chile caliente y en España como Polo de limón. Se trata de una comedia sexual de adolescentes ambientada en el Israel de los años 50. El filme es considerado de culto y llegó a ser el predecesor de otras famosas comedias sexuales entre adolescentes y estudiantes como Porky’s.

Además, su argumento fue tomado para desarrollar otra de sus grandes producciones, The Last American Virgin (1982)..

Lemon Popsicle es de las pocas películas que ha alcanzado fama mundial, lo que hizo que fuera la película representante de Israel en el Festival Internacional de Cine de Berlín de 1978.

Continuando con los títulos que le valieron alguna nominación, se encuentran I love you, Rosa (1972) y The House on Chelouche Street (1973). Ambas, nominadas a los Premios de la Academia como Mejor Película en Lengua Extranjera.

Yoram y Menahem formaban un gran equipo, siendo tal el éxito de su trabajo que su productora llegó a posicionarse como la número uno en Israel. Gracias a ellos comenzó a gestarse una gran industria cinematográfica en el país.

Durante años disfrutaron de éxito con su empresa que no solo producía películas israelíes, sino que también realizaba coproducciones en Europa. Por esta razón y por su afán de producir cine a toda costa, es a finales de los 70 cuando deciden expandirse trasladándose a los Estados Unidos.

Expansión y experiencia de Yoram Globus en los Estados Unidos

En 1979, Yoram Globus se muda a Los Ángeles junto con su primo para intentar triunfar en el mercado internacional. Ese mismo año adquieren Cannons Films por medio millón de dólares, una productora independiente especializada en el cine de serie B.

Una de sus primeras obras fue el musical The Apple (1980), La Manzana, en el que la protagonista viaja hasta Montreal para participar en un Eurovisión mundial.

Lo más curioso de sus producciones es que solían mezclar varias escenas de metraje antiguo, que compraban a bibliotecas, junto a metraje propio. El resultado era un pequeño Frankestein, con un poco de esto y otro de aquello.

El resultado The Apple fue bastante estrepitoso para la carrera de los productores ya que no alcanzó el éxito esperado. Lo que sí podemos destacar es su banda sonora que animará cualquier fiesta.

A continuación, puedes escucharla.

A veces podían resultar de interés e incluso tener éxito, pero la mayoría de las veces los filmes de este período eran un mezcladillo

La excepción se alcanzó en 1984 con la cinta Breakin, lanzada en el apogeo del break dance y que se convirtió en su mayor éxito de taquilla. Nada más y nada menos que 38 millones de dólares recaudaron con este ya clásico del cine de baile urbano.

La idea para la película, según comenta el propio Menahem en el documental (The Go-Go Boys) se la dio su hija al ver como “unos chicos bailaban en la calle espectacularmente este nuevo estilo de baile social”.

Sin lugar a duda fue un golpe de suerte porque la película llegó en pleno auge del break dance y todos los jóvenes se lanzaron a las salas para ver la cinta con tanto ritmo.

Películas de acción de Serie B: venganza y artes marciales

Como decíamos al principio, sus películas eran principalmente de acción de Serie B. A pesar de que no tenían demasiada calidad resultaban rentables al producirse en poco tiempo y a bajo coste.

Lograban llamar la atención del público recuperando a antiguas estrellas del cine como Charles Bronson, quien protagonizó las secuelas de la dos a la cinco, de la saga Death Wish (titulada El justiciero de la ciudad en España y El vengador anónimo en Hispanoamérica).

Y por si no lo sabías, fueron también ellos quienes lanzaron a la fama al rey de la patadas y peleas, el mismísimo Chuck Norris. Su primer éxito de taquilla lo consiguió con la saga Missing in Action (1983) y después, en The Delta Force (1986).

La técnica que siguió Globus junto con su primo Menahem, en la película Missing in Action fue realizar una precuela con Missing in Action 2. Aprovecharon que los primeros estrenos siempre tienen más éxito y lanzaron la segunda parte de la historia en la primera entrega.

Ambas tuvieron muy buena aceptación por el público por lo que el tirón continúo exprimiéndose con la secuela, Braddock: Missing in Action III (1988).

Su gran pasión por el cine y querer sacar películas a tutiplén, aunque la calidad no fuera destacable, eran sus principios como productores.

Otro actor karateca que dieron a conocer en sus producciones fue a Jean-Claude Van Danne con la película Blood Sport (1988), también conocida como Deporte sangriento, Contacto sangriento y El gran dragón blanco. Como era de esperar con este título, la película es de acción y artes marciales.

Fue la primera cinta en la que Van Damme era el actor protagonista y en la que demostró sus habilidades físicas como la patada votadora de helicóptero y el split (apertura de piernas) completo.

Yoram Globus, Yoram Globus: el productor más prolífero del cine de serie B

A pesar de que el éxito de la cinta fue modesto en la taquilla estadounidense, es considerada una película de culto por los artistas marciales del mundo. En ella se muestran variados tipos estilos internacionales de lucha como: el karate, el kung fu, el muay thai (boxeo tailandés), o el hapkido (arte marcial coreano) entre otros.

También, darían a conocer a un joven Michael Dudikoff en la saga American Ninja (1985); película con la cual capitalizarían la tendencia Ninja.

El actor protagonista de American Ninja comentaba en un reciente documental sobre los productores que se había esforzado mucho en ese papel y que le habían prometido nuevos papeles en posteriores producciones que no llegó a realizar.

Lamentaba mucho haberse quedado con esa mala experiencia y los tildó de tener falta de palabra. Opinión que compartían otros muchos artistas.

En el siguiente documental: Electric Boogaloo: la loca historia de Cannon Films, puedes conocer las demenciales estrategias publicitarias con que la productora sacudió los cimientos de Hollywood y adentrarte en la personalidad extravagante de estos dos primos.

https://www.filmin.es/pelicula/electric-boogaloo-la-loca-historia-de-cannon-films

Vender antes de rodar: una técnica de márquetin para producir más películas

Las fuertes habilidades de venta de Globus y la publicidad promocional de sus películas por parte de Design Projects, propiciaba que se vendieran los derechos sobre sus filmes antes de que se comenzaran a rodar.

El objetivo era lograr recaudar de estas preventas un depósito de dinero suficiente para financiar una nueva película bajo el nombre de su productora Cannon. Una vez terminada y entregada a los propietarios de teatros mundiales, se generaría el capital suficiente para realizar la próxima película.

A menudo se exhibían carteles burlones de películas antes de tener un guion y se mostraban en grandes vallas publicitarias en eventos como el Festival de Cine de Cannes.

Esta técnica del márquetin se conoce hoy en día como como estrategia de preventa y por aquel entonces no era habitual su práctica. Podía resultar arriesgada si la película no alcanzaba el éxito esperado en taquilla o ser todo lo contrario y salir bien parada.

Solo a una productora como Cannon acostumbrada a trabajar con bajos presupuestos y sacar películas por doquier, se le ocurrían estas prácticas. Cannon llegó a producir un promedio de 40 películas al año, debido a este estilo de producción rápido y de bajo presupuesto, estos dos primos se ganaron el apodo de “Go-Go Boys”.

Éxito, expansión y quiebra del grupo Cannon

El enorme éxito logrado por Cannon gracias a su estrategia de venta permitió que Globus expandiera las operaciones de la productora en otros países. Compró nada más y nada menos que 1600 cines en toda Europa y Estados Unidos, además de estudios y una variadísima filmoteca.

En este período otras de las películas que fueron producidas por la productora fueron las siguientes:

King Lear (1987), es una película adaptación de la obra de William Shakespeare al estilo del cine experimental francés New Wave. De ese mismo año destaca la cinta Over the Top por su actor principal Sylvester Stallone, que versa sobre un camionero que trata de reconstruir su vida haciendo las paces con su hijo.

Del mismo periodo es también Street Smart un thriller criminal protagonizado por Morgan Freeman y Christopher Reeve. A pesar de ser un filme recibido positivamente por el público y la crítica (en especial por la ser la primera actuación nominada al Óscar de Morgan Freeman), la película acabó siendo un fracaso comercial.

La misma mala suerte recibió la superproducción Superman IV (1987) con la que únicamente se recaudaron 15 millones de dólares poniendo fin a la saga original de Superman.

La taquilla fue tan desastrosa que en muchos países la cinta nunca llegó a estrenarse saliendo directamente para vídeo. El fracaso fue tan grande que se desechó la posibilidad de realizar Superman V.

Las reseñas recibidas por parte de la crítica fueron sumamente negativas, así como las de la audiencia, siendo considerada una de las peores películas jamás hecha.

Se trató de remontar la mala situación con Masters of the Universe de protagonista Dolph Lundgren y también con la cinta del primer papel principal de Jean-Claude Van Damme, (comentada anteriormente) Contacto sangriento.

A pesar de los esfuerzos por recuperar la productora, finalmente Cannon entró en bancarrota en 1989 y fue comprada por Pathé, un grupo de empresas francesas dedicadas a la industria cinematográfica.

Regreso de Yoram Globus a Israel

Con un legado de más de 300 películas, en 1993 Globus regresa a Israel para centrarse en su compañía Globus Group que incluye un gran estudio de cine y televisión en Neve Ilan.

Su éxito ha sido significativo, siendo responsable de gran parte de la industria cinematográfica israelí y dueño del grupo Globus Max hasta el 2015, que poseía y operaba numerosos cines en Israel.

En 1999, Globus recibió un Premio Ophir (conocidos coloquialmente como los Oscar israelíes), a su trayectoria profesional.

En 2015, Globus decide vender Globus Max y regresa a Hollywood para lanzar una nueva compañía de producción cinematogáfica, Rebel Way Entertainment, de la que Yoram Globus es presidente actualmente.

Para conocer más sobre sobre la trayectoria del productor y de su primo te recomendamos el documental The Go-Go Boys (con nombre en alusión a su forma de producir películas), se centra en la tormentosa relación entre los dos primos.

Es bastante divertido y está lleno de anécdotas, de seguro disfrutarás con su visionado.

Finalmente, si has disfrutado con la lectura de este artículo, te apasiona el cine de principio a fin y te gustaría dedicarte a la industria del cine como Yoram Globus, tienes que, sin lugar a duda echarle un vistazo a nuestro Curso de Producción Audiovisual.

Con él, conocerás todo sobre el mundo audiovisual y podrás ponerlo en práctica con tu propio proyecto. ¡No esperes más y consúltanos todas las dudas que tengas!

Bibliografía

Yoram Globus – Rebel Way Entertainment. (2018, 29 marzo). Rebel Way Entertainment. https://rebelwayent.com/yoram-globus/

colaboradores de Wikipedia. (2023, 26 diciembre). Menahem Golan. Wikipedia, la enciclopedia libre. https://es.wikipedia.org/wiki/Menahem_Golan