13 May 2020by 35mm.es

Problemas en la edición del vídeo: el salto de eje

Problemas en la edición del vídeo: el salto de eje

Rodaje y edición son dos fases de la producción audiovisual que deben ir de la mano si no queremos problemas técnicos en el montaje final. Uno de los errores más comunes es que se produzca un salto de eje, lo que acaba desconectando al espectador de lo que se le está mostrando. Si aspiras a dominar la edición de vídeo debes tener presente este posible problema y saber cómo abordarlo de la mejor forma.

 

¿Qué es el salto de eje?

Tratar de explicar qué es el salto de eje con palabras puede ser complicado ya que nos estamos refiriendo a un fenómeno enteramente audiovisual. No obstante, podemos entender que se produce un salto de eje cuando la grabación de planos rompe con el eje de acción principal.

Y te preguntarás ¿qué es el eje de acción? Muy fácil. Imagina una habitación con dos personas sentadas cada una a un lado de la mesa. Ahora traza una línea imaginaria a lo largo de la mesa. Ese es el eje de acción. Bien, pues para que no se produzca un salto de eje, la cámara debe moverse únicamente por un lado de dicho eje.

Para que lo entiendas mejor, el eje de acción está determinado por las miradas de los personajes de la escena. Si no se respeta, los espectadores no entenderán hacia donde están mirando o, simplemente, no conseguirás el efecto plano-contraplano, tan usado para los diálogos.

 

“¡Tía, no te saltes el eje!”

Como te comentábamos al principio, sabemos que es un concepto un tanto difícil de visualizar con palabras. Pero gracias al cortometraje Tía, no te saltes el eje, de Kike Narcea, podrás entenderlo un poco mejor.

Su pequeña producción audiovisual abordó este concepto cinematográfico a través de una conversación entre dos amigas. Se llevó el premio a la mejor película de ficción en la 5ª edición del Notodofilmfest. Te dejamos el corto a continuación para que puedas visualizarlo y entender mucho mejor este fallo de rodaje:

La regla de los 180 grados para no hacer un salto de eje

Bien, ahora que ya entiendes el concepto de salto de eje, ha llegado el momento de darte a conocer la famosa regla de los 180 grados. Si la cumples, no cometerás ningún salto de eje. ¿En qué consiste? En mover una cámara solo a lo largo de 180 grados con respecto a un lateral del eje de acción. De esta forma aseguras la continuidad espacial de la escena que estés grabando y facilitarás el seguimiento de la historia al espectador.

Piensa en las retransmisiones de eventos deportivos. Las cámaras solo se encuentran a un lado de las pistas o estadios. El motivo es precisamente el tema principal del artículo: no provocar saltos de eje.

¿Quiere decir esto que solamente podremos grabar la mitad de un espacio? Para nada. Lo que ocurre es que deberás ser cuidadoso cuando quieras pasar al otro lado del eje. Existen varias técnicas:

  • Cambiando de escena. Al hacerlo rompes la continuidad espacio-temporal para pasar a una narración diferente. De esta forma, aunque rompes con lo anterior, el espectador entiende que la historia ha avanzado y no se pierde.
  • Haciendo un travelling. De esta forma te moverás horizontalmente de un lado a otro del espacio de grabación y podrás, delicadamente, cambiar de eje.
  • Usando un plano neutro. Esto quiere decir que puedes introducir en escena un elemento sin dirección y aplicarle un plano detalle. De esta forma el espectador se centrará en el objeto y se olvidará momentáneamente de cómo se estaba produciendo el juego de miradas entre personajes.

 

¿Cómo editar un salto de eje?

Puede que para cuando leas este artículo lleguemos tarde y ya hayas cometido un salto de eje. Pero tranquilo, existen soluciones para corregir este error tan común.

El primero de ellos es incluir entre los dos planos donde se produce el salto de eje uno de recurso grabado en el mismo lugar donde sucede la acción. Deberás ser cauto si optas por esta opción ya que puede que tengas que recortar parte del segundo plano original si lleva diálogo para que no se produzca un silencio demasiado largo.

El segundo es una solución a usar como emergencia final ya que los resultados no siempre son profesionales. Cuando se produce un salto de eje lo que está ocurriendo es un cambio en la angulación del plano. Puede solucionarse si rotas en horizontal la propia imagen. De esa forma si la mirada de un personaje apuntaba hacia la derecha, conseguirás que apunte a la izquierda.

No obstante, deberás tener cuidado y observar si hay elementos que, al cambiar el sentido de orientación, se vean alterados. Esto afecta a carteles, señales de tráfico… todos los elementos donde haya texto y al darles la vuelta no se entiendan.

Programas para editar los errores

En el curso de edición y postproducción de vídeo te enseñaremos a utilizar los principales programas de edición para poder corregir errores y terminar el montaje de cualquier proyecto audiovisual. Entre ellos podemos destacar el Premiere de Adobe y el After Effects. No obstante, en la formación también aprenderás a manejar software pensado para la corrección de color, como el DaVinci Resolve.

 

Infórmate sobre nuestro Curso de Edición y Postproducción de video

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

35 mm, centro de referencia para formarte en edición de vídeo

Si quieres dedicarte profesionalmente a la edición de vídeos, no puedes dejar pasar la oportunidad de inscribirte en nuestro curso de edición y postproducción de vídeo. La mejor forma de pasar de ser amateur a un profesional reconocido en el sector.

En la Escuela 35 mm recibirás la formación por parte de profesores especializados y experimentados, por lo que aprenderás mucho más que teoría. Nosotros te estamos esperando, ¿y tú? Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros y te resolveremos cualquier duda acerca del curso.

Categories: Edición y postproducción

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

Problemas en la edición del vídeo: el salto de eje


Cubre el siguiente formulario