01 Nov 2019by David Barajas

El látex para maquillaje y caracterización de efectos especiales

El látex para maquillaje y caracterización de efectos especiales

El maquillaje de caracterización cuenta con una larga historia que podría llevarnos siglos y siglos en el pasado, y a lo largo de todo ese tiempo ha ido recabando diversas herramientas y productos con los que llevar a cabo sus increíbles transformaciones. Hoy es momento de hablar de uno de esos productos que, sin duda, es el favorito de muchos profesionales del mundo de la caracterización: el látex para maquillaje.

 

¿Qué es el látex?

Antes de hablar del látex para maquillaje vamos a hablar de este producto natural que tantas ventajas ofrece a quienes trabajan en la caracterización.

En su forma original y natural, el látex es un líquido que se filtra de muchas plantas, casi como la savia. Generalmente de color blanco lechoso, tiene la peculiaridad de brotar de los cortes que se realizan en la corteza de ciertos árboles (en su mayor parte del Hevea brasiliensis, comúnmente conocido como el árbol del caucho), y luego coagularse, adquiriendo una textura gomosa.

 

Látex para maquillaje: ¿qué usos tiene?

Las características intrínsecas del látex hacen de él un producto del cual podemos obtener un sinfín de texturas, consistencias y materiales: lo mismo te permite fabricar unas botas para la lluvia que unas ruedas de coche.

En este escenario, el látex para caracterización se utiliza, principalmente (aunque no únicamente), en dos formas: líquido y en espuma.

 

El látex líquido

Este producto es, sin duda, uno de los fúndateles del kit de cualquier persona que quiera llevar a cabo un proyecto de caracterización y maquillaje de efectos especiales, ya sea profesional o aficionado (tu próximo disfraz de Halloween, por ejemplo ;D).

El látex líquido tiene mil y uno usos posibles, aunque dos de los más importantes que podríamos nombrar son las heridas y el efecto de arrugas que se realiza sobre la piel del modelo para hacerlo lucir más viejo, tal y como lo comentábamos en nuestro artículo dedicado al maquillaje de envejecimiento.

En lo relacionado a las heridas, el látex líquido ofrece la posibilidad de conseguir resultados muy realistas de forma muy sencilla. Solo se necesita algo de maquillaje, una tijera y un poco de papel tisú (Kleenex) para que actúe como soporte (también se puede hacer sin el papel, pero necesitaríamos muchas más capas de látex líquido, lo que alargaría mucho los tiempos de secado y, por lo tanto, de producción).

Pegando el papel sobre la piel con el látex líquido crearemos una especie de membrada con una textura similar a la piel que luego podremos cortar y abrir para hacer que luzca como una herida abierta. Más tarde solo tendremos que maquillarlo para darle realismo y listo!

 

Espuma de látex

El látex para caracterización en forma de espuma, por su parte, nos permite crear todo tipo de prótesis o máscaras con las que podremos dar vida a cualquier personaje que deseemos.

A diferencia del látex líquido, la espuma de látex no se puede trabajar “a mano alzada”, es decir, dándole forma en el momento, sino que trabaja como material al que se le da forma colocándolo entre un molde negativo y positivo, y luego horneándolo. Así, el resultado final es una prótesis con la forma deseada, lista para colocar, maquillar y lucir.

 

Historia del látex para maquillaje

Centrándonos exclusivamente en el mundo del cine, una de las industrias que más ha sabido explotar las ventajas maquillaje en general y de látex para caracterización en particular, uno de los primeros ejemplos que podemos encontrar del uso de este material es en la película El hombre y el monstruo, de 1936. En esa época, el uso del látex para maquillaje no estaba generalizado ni se había probado rigurosamente, por lo que se utilizó en esta película, no sin correr ciertos riesgos.

Su uso se realizó para las etapas finales de la transformación de Dr. Jekyll  a Mr Hyde. En ella, el protagonista (Fredric March, quien recibiría un Óscar precisamente por esta película) tenía una máscara unida con pegamento líquido a la cara.

Cuando March se quitó la máscara, el pegamento había pegado tan bien (no estaba hecho para esa función) que no solo se lastimó el rostro, sino que hasta tuvo que pasar unos días en el hospital recuperándose de las heridas

Tres años más tarde la espuma de látex ya sí tenía algo más de fama y se volvió a utilizar para la filmación de El Mago de Oz, la película de 1939 protagonizada por Judy Garland. Para los distintos personajes se crearon rasgos faciales falsos que se podían pegar fácilmente por la mañana, quitar por la noche y eran reutilizables. Esto no solo dio mayor credibilidad a los personajes, sino que redujo considerablemente las horas de preparación de cada personaje.

En la década de 1950, las películas de ciencia ficción se hicieron muy populares, lo que significaba que era necesaria la creación de monstruos y criaturas más abstractas o complicadas. En este escenario, los trajes de goma y el látex eran imprescindibles para agregar realismo a estas criaturas.

Años más tarde las películas se fueron volviendo más explícitas y aterradoras, ya que se centraron en lo sobrenatural, los asesinatos y la transfiguración. Una de las películas más famosas de este género fue El Exorcista (1973), para cuya realización el látex resultó fundamental, tal y como vemos en el siguiente vídeo en el que el especialista en maquillaje de caracterización Dick Smith, de quien hablamos en nuestro artículo dedicado a los grandes profesionales del maquillaje FX, coloca prótesis en los actores que dieron vida a los personajes de la película.

Los años fueron pasando y finalmente llegamos a nuestro tiempo en el que, si bien el CGI ha hecho en algunos casos que el trabajo de los profesionales de la caracterización sea menos necesario, el látex para maquillaje sigue tan vivo como siempre.

 

Aprende a usar el látex para maquillaje con nuestro Curso de Maquillaje Profesional

Si quieres convertirte en un profesional del maquillaje FX y quieres utilizar el látex para dar vida a los más increíbles personajes, en 35mm te ofrecemos un Curso de Caracterización y Maquillaje Profesional con el que aprenderás todas las técnicas necesarias para triunfar en esta profesión.

Con un programa formativo supercompleto, un método de estudio contrastado y un equipo de profesionales con muchísima experiencia en el sector, este curso es exactamente lo que necesitas para convertirte en el maquillador y caracterizador profesional que quieres ser. ¡Infórmate ahora!

Categories: Maquillaje

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

curso de maquillaje y caracterización de efectos especiales


Cubre el siguiente formulario