21 Nov 2019by 35mm.es

Mesa de mezclas: descubre todo lo que debes saber sobre ella

Mesa de mezclas: descubre todo lo que debes saber sobre ella

Si hay un elemento que impacta a todos los alumnos de nuestro Curso de Técnico de Sonido, ese es la mesa de mezclas. La enorme cantidad de “botoncitos y rueditas” que se abren frente a nuestros ojos pueden llegar a paralizar hasta al alumno más valiente si no se sabe cómo opera ni cómo utilizar una mesa de mezclas.

Pero la realidad es que, si la miramos en detalle, las mesas de mezclas son realmente muy fáciles de entender. Y lo mejor es que, una vez que aprendemos sobre el diseño y las funciones de una consola física, también estaremos aprendiendo a manejar una mesa de mezclas basada en software, ya que ambos formatos utilizan los mismos principios de flujo de señal y diseño.

Esto significa que, incluso si eliges no tener una mesa de mezclas en tu estudio y te decantas por la versión en ordenador, el conocimiento de cómo se utiliza una mesa de mezcla seguirá siendo vital.

 

¿Qué es una mesa de mezclas?

Mesa de mezclas, mezcladora, mixer, consola… el nombre varía de una persona a otra y de país en país, pero todas se refieren a lo mismo.

Básicamente, una mesa de mezclas es un dispositivo electrónico que reúne todos los diferentes instrumentos y partes que se han grabado (voces, efectos especiales, un sampleo, etc.) en un solo lugar, de forma que luego puede cambiar los parámetros de cada elemento como lo desees (como el volumen, la posición de un instrumento en el sonido estéreo, etc.)

Así, usando la mesa de mezclas podemos combinar las distintas piezas de una producción en un solo conjunto, y luego grabarlo como un archivo estéreo listo para pasar a un CD, o cargarlo en algún lugar como un MP3.

 

Tipos de disposición de la mesa de mezclas

Empecemos a deconstruir la mesa de mezclas. La primera división que podemos llevar a cabo es entre la sección de entrada y la de monitoreo.

La sección de entrada cuenta, como su nombre lo indica, con una serie de entradas para todo tipo de conectores. Esta es la parte de la consola que se encarga de recibir los sonidos. La sección de monitoreo, en cambio, es la parte que nos permite escuchar lo que ya ha entrado a la consola.

Teniendo esto en cuenta, es necesario saber que existen las mesas analógicas pueden estar diseñadas de forma dividida (utilizadas sobre todo en directos), en las que cada sección se sitúa en diferentes partes del mixer, o en línea, que contiene tanto la sección de entrada como la sección de monitoreo dentro del mismo canal (utilizadas para producción musical).

 

Infórmate sobre nuestro Curso de Técnico de Sonido

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Controles del mezclador

A continuación se muestra un resumen simple de lo que hacen los diferentes controles de una mesa de mezclas.

 

Canales

El canal es la ‘unidad’ básica del mezclador, es la tira de elementos verticales que componen un mixer. También es la razón por la que muchos se sienten intimidados al ver una mesa de mezclas, ya que los controles de cada canal se repiten muchas veces sobre la superficie de la consola, generando así el arsenal de perillas y faders de aspecto tan complejo. La realidad es que si entiendes cómo funciona un canal, ya habrás entendido como funciona toda la mesa.

Para entenderlo del todo, piensa que el sonido que ingresa es una señal, y que esa señal corre desde la entrada hasta la salida pasando por las distintas partes del canal, que son las que irán modificando esta señal hasta conseguir el sonido deseado.

A continuación vamos a hablar de las partes que componen un canal.

 

Entradas

A continuación vamos a analizar las entradas que podemos encontrar en la enorme mayoría de las mesas de mezcla, algo básico para poder entender cómo utilizar una mesa de mezclas. Básicamente son dos, de micrófono o de línea, aunque en ciertos modelos puede haber otras más.

Micrófono: como el nivel de salida de un micrófono suele ser bastante bajo, se hace necesario preamplificar ligeramente esta señal. Para lograrlo, las entradas de micrófono permiten suministrar 48V de potencia para alimentación fantasma o “phantom” a los micrófonos de condensador.

Línea: estas entradas, contrario a las de micrófono, se destinan a conectar equipos de reproducción, tratamiento y grabación de sonido que no necesitan una amplificación extra de la señal (CDs, Pletinas, DAT, Minidisc, unidades de efectos, sintetizadores, teclados, etc.)

Entradas digitales: las podemos encontrar en las mesas de mezcla en formato software, y están desarrolladas para conectarse directamente con la tarjeta de sonido del ordenador.

Entradas estéreo: utilizadas para recibir señal de dispositivo cuyo sonido ya sea estéreo, como por ejemplo un cd.

 

Insert o punto de inserción

El punto de inserción es una tercera conexión que nos permite conectar un equipo diferente a nuestra consola para recibir el sonido directo de la entrada, sin que se vea afectado por ninguno de los otros procesos del canal. El uso más común para un insert es conectar un compresor, un expansor, un reductor de ruido, etc.

En algunas mesas el punto de inserción es un conector estéreo, que envía y devuelve la señal, hacia y desde el dispositivo conectado. Sin embargo, es habitual que el punto de inserción cuente con un socket de envío y otro de retorno separados.

 

Ganancia (Gain)

La ganancia controla el nivel de entrada de cada canal individual. Esto se configura para elevar el nivel de la señal de origen con el fin de igualar su nivel con el de otras señales de otros canales.

 

Ecualizador

El ecualizador permite al usuario cambiar la curva de frecuencia de un sonido. Por ejemplo, si una fuente de sonido destaca demasiado por sus agudos, las frecuencias altas pueden bajarse. Un ecualizador de 3 bandas permite aumentar o reducir las frecuencias altas, medias y bajas por separado.

Envíos auxiliares

Los envíos auxiliares se pueden usar para varias cosas. Uno de los usos más extendidos se da en conciertos en vivo. En este tipo de eventos se prefiere utilizar módulos externos de efectos, que básicamente son equipos que reciben una señal desde la consola a través de estos envíos, la procesan y la devuelven. También se los suele conectar a los altavoces del monitor en la parte delantera de un escenario, para que la banda pueda escuchar lo que está tocando con mayor claridad.

 

Pan

Abreviatura de ‘Panorama’, controla el punto en el campo estéreo donde se escuchará el sonido. Así, si lo giramos completamente hacia la izquierda enviará la señal completamente a la salida izquierda, y si lo giramos hacia la derecha, el sonido saldrá por la derecha.

 

Mudo

Este botón de la mesa de mezclas permite al Técnico de Sonido silenciar canales individuales, deteniendo por completo el envío del canal a cualquier salida. Por otro lado, existen también los botones “SOLO”, que lo que hace es silenciar todos los canales que no sean aquel en el que presionamos ese botón.

 

Fader de canal

Estos controlan el nivel de cada canal que se enviará a las salidas (bus o maestro). Estas son las principales herramientas para controlar la ‘mezcla’ de sonidos.

 

Master Faders

Estos controlan el nivel de señal que se envía a las salidas principales. En el caso de una configuración en vivo, este suele ser el nivel general que se envía al sistema de altavoces.

 

Salidas maestras

Este es el punto donde todo el trabajo que hizo la mesa de mezclas llega a su fin: todos los canales, mezclados, ajustados y ajustados, finalmente saldrán de estas conexiones para amplificarse.

Hay que tener en cuenta, por último, que en una mesa de mezclas con buses, también encontraremos faders de bus y salidas de bus.

 

¿Cuáles son las mejores marcas de mesas de mezclas?

Son muchas las empresas de reconocida trayectoria y calidad que fabrican mesas de mezclas. Algunas de las mejores marcas de mesas de mezcla son:

  • Allen & Heath
  • Solid State Logic
  • Pioneer
  • Denon
  • Behringer
  • Mackie
  • Numark

 

¿Cuánto cuesta una mesa de mezclas?

Como en casi todo, el precio de una mesa de mezcla es sumamente variable, ya que no solo dependerá de la marca y de la calidad de sus componentes, sino también de las prestaciones y, sobre todo, el tamaño (no es lo mismo una mesa de mezcla de diez canales que una de 24).

Por dar algún parámetro sobre cuánto cuesta una mesa de mezclas, podríamos decir que, en líneas generales, una mesa de mezcla para un home studio puede estar entre los 500 y los 1000 euros (aunque se pueden encontrar algunas por menos que pueden ofrecer buenos resultados) y de 3000 a 5000 euros las mesas más pro, pensadas específicamente para estudios de grabación.

Hasta aquí llega nuestro pequeño repaso sobre los principios básicos detrás de la mesa de mezclas, que te ayudará a entender cómo utilizar una mesa de mezclas una vez que te dediques profesionalmente al mundo del sonido.

 

Conviértete en Técnico de Sonido con 35mm

Si quieres aprender a controlar una entrada lista para grabar, enviar una señal a una unidad de efectos o aplicar algún ecualizador al sonido, entre muchas otras cosas, necesitarás una formación completa que te capacite para desarrollarte laboralmente en el mundo del sonido. En 35mm te ofrecemos nuestro Curso de Técnico de Sonido, con el que aprenderás todos los conocimientos técnicos, teóricos y prácticos necesarios para convertirte en un profesional cualificado y exitoso de esta industria. ¡Infórmate ahora!

Categories: Sonido

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

Mesa de mezclas: descubre todo lo que debes saber sobre ella


Cubre el siguiente formulario