31 Mar 2020by Juan

¿El coleccionismo de DVD (y Blu-ray) está muerto?

¿El coleccionismo de DVD (y Blu-ray) está muerto?

Las plataformas en Streaming (Netflix, HBO, Disney +, Amazon Prime Video, etc) nos sirven en bandeja cada día nuevos títulos para saciar nuestra sed de contenidos audiovisuales. Es por este motivo que los espectadores estamos acostumbrados a ver uno o varios estrenos a diario y estas plataformas se afanan por producir películas, series y documentales como si se tratara de una factoría de churros.

No queremos decir que no existan títulos de calidad, evidentemente sí. Solo hay que echar un vistazo a los premios de los principales festivales de cine para ver como muchas de las películas premiadas están producidas por estas plataformas.

Pero lo cierto es que, debido a la ingente cantidad de series y películas que hay en sus catálogos, en ocasiones, no somos conscientes de que existen numerosos títulos que desaparecen de la noche a la mañana y se quedan en el olvido.

En el extremo opuesto nos encontramos con otro tipo de consumidor, que es el protagonista del artículo de hoy, el coleccionista de películas en formato físico (DVD o Blu-ray), un consumidor de cine que disfruta igualmente del estreno de nuevos títulos pero que, además, adquiere las películas en formato físico para su colección. 

Anatomía de un coleccionista

Antes de profundizar en el coleccionismo de DVD y Blu-ray, queremos analizar la figura de un coleccionista para averiguar cuáles son las motivaciones que lo llevan a almacenar, a veces de forma compulsiva, todo tipo de objetos; sellos, barbies, jarras de cerveza, piedras, comics, discos de vinilo o en este caso películas, se convierten en auténticos objetos de culto.

El coleccionista disfruta en la búsqueda de un nuevo objeto para su colección, ese momento en el que encuentra un lugar donde puede estar escondido un “tesoro”, lo llena de una mezcla de emoción, nerviosismo y adrenalina.

Cuando descubre un nuevo objeto coleccionable esboza una sonrisilla de placer y satisfacción, y es que para un coleccionista es tan importante la búsqueda e investigación como el propio hecho de guardar y almacenar.

El placer de encontrar algo diferente o fuera de lo común es el objetivo de muchos coleccionistas. Además, tienen interés por conocer la historia del objeto que adquieren y muchos documentan su procedencia, su antigüedad y, por supuesto, comprueban su autenticidad.

Un objeto con la firma de su autor o un certificado de autenticidad es imprescindible para un objeto al que se le supone un cierto valor económico o histórico.

El coleccionista suele ser una persona organizada, cuidadosa y un poco obsesiva. Tiene un espacio reservado para mostrar su colección: vitrinas, estanterías, álbumes, cajas, baúles, habitaciones o incluso una nave industrial que son imprescindibles para guardar de forma correcta y preservar del paso del tiempo los objetos de su devoción.

Además, también disfruta mostrando sus tesoros, se siente orgulloso de sus hallazgos y siempre que puede los muestra a sus amigos y conocidos. Veremos cómo nos habla con auténtica pasión de los elementos de su colección y nos explicará detalladamente cuál es su valor y su historia.

Los objetos de una colección suelen tener una vinculación psicológica con la persona que los acumula y, a menudo, definen su personalidad. La colección forma parte de su existencia y convierte sus anhelos y deseos en algo tangible.

El coleccionista quiere que su colección crezca y para ello dedica tiempo, dinero y sacrificio. Podemos decir que en ocasiones es una forma de vida. Además, una colección no tiene techo, ni fin, debe estar viva y por lo tanto lo más habitual es que un auténtico coleccionista nunca deje de coleccionar.  

¿Es útil el coleccionismo de películas en soporte físico DVD o Bluray?

El coleccionismo forma parte del instinto básico del ser humano y por lo tanto siempre habrá personas que encuentren satisfacción por coleccionar objetos.

Existen coleccionistas que poseen un verdadero museo antropológico donde podemos disfrutar de la historia del ser humano y sus costumbres. En el caso del coleccionismo de DVD y Blu-ray evidentemente lo que se colecciona es ni más ni menos que el séptimo arte en formato físico. ¿Y, acaso, existe mejor documento gráfico sobre la historia y el comportamiento humano que una película?

Por este motivo es muy sencillo responder a la pregunta de si el coleccionismo de DVD o Blu-ray es útil, ya que, sin duda, es una de las mejores formas de proteger títulos que de otra manera quedarían en el olvido.

Debemos tener en cuenta que las actuales plataformas en Streaming, aunque ofrecen un extenso catálogo de títulos, solo adquieren los derechos de licencia de muchas series y películas durante un periodo determinado y no de manera indefinida, por lo que muchas películas desaparecen de un día para otro y no tenemos posibilidad de volver a verlas.

Por lo tanto, un coleccionista de DVD o Blu-Ray no solo está adquiriendo una película o serie para disfrutarla de forma puntual, también la protege o la resguarda del olvido o de una visualización efímera.

Infórmate sobre nuestro Curso de Edición y Postproducción de video

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

Evolución del coleccionismo de películas

El mundo del coleccionismo de películas se inició, evidentemente, con los primeros formatos físicos de video. La aparición del Super- 8, o los proyectores de 16 mm contribuyeron al consumo de cine en muchos hogares. Después, con la aparición del VHS nuestras estanterías se inundaron de carcasas llenas de las mejores películas de los 80 y 90 y, probablemente, aquí es donde muchos iniciaron su colección de películas.

Posteriormente, con la aparición del DVD, las cintas VHS quedaron en desuso y comenzó una nueva era para los coleccionistas de vídeos, la era digital. Tristemente, menos del 50% de las películas que se editaron en VHS han salido en DVD, por lo que el coleccionismo de películas en Video Home System es de suma importancia para evitar la desaparición de muchos títulos.

En la actualidad, muchos coleccionistas de cine basan su colección en formatos mucho más estables y duraderos. Los DVD y los Blu-ray son sin duda los más coleccionables y la calidad de las películas que podemos disfrutar en estos formatos (en el caso de Blu-ray 4K Ultra HD: entre 50 y 100 GB de tamaño y entre 82 y 128 Mbps de bitrate) es mayor que una película emitida en Streaming.

Aunque el formato físico parece estar abocado a la desaparición (las cifras de ventas no son esperanzadoras) aún son muchos los que demandan y compran DVDs o Blu-rays para seguir aumentando su colección, y como ya hemos dicho, un verdadero coleccionista quiere ver como aumenta continuamente su colección.

Por lo tanto, mientras compañías como Sony, Paramount o Universal sigan distribuyendo sus películas en Blu-ray, siempre habrá público que decida disfrutar de nuevos títulos y del cine de siempre en el formato físico. Sin duda, los coleccionistas son los verdaderos responsables de que las ventas de Blu-ray y dvd sigan manteniendo el tipo.

Películas recientes como “Parásitos” o “Joker” están disponibles en formato Blu-ray, demostrando que todo el ecosistema que participa (tiendas, transporte, impresión y fabricación de discos y carcasas) mantiene la esperanza de seguir viviendo del séptimo arte. 

¿Dónde se pueden adquirir los DVD y Blu-rays?

Los canales de distribución de DVD y Blu-ray siguen siendo los habituales. Si quieres adquirir títulos recién estrenados, lo tienes fácil. Ya que, grandes cadenas como: El corte Inglés, Mediamarkt, Fnac o Carrefour tienen un departamento dedicado exclusivamente a estos formatos, donde puedes encontrar las películas más taquilleras de todos los tiempos, las recién estrenadas o packs con tus series favoritas.

Pero, si eres de los que buscan algo más original y exclusivo, y disfrutas del factor sorpresa como un auténtico coleccionista, existen tiendas de segundamano y mercadillos donde puedes pasar un buen rato rebuscando hasta encontrar algún tesoro. La cadena Cashconverters o cualquier otra tienda de segunda mano que tengas en tu ciudad puede esconder el DVD que llevas tiempo buscando.

Evidentemente, en los últimos años la venta online ha facilitado mucho la labor del coleccionista. Actualmente, sin salir de casa, puedes viajar por tiendas y plataformas de venta de todo el mundo buscando DVD’s hasta el desfallecimiento.

Amazon, Ebay, Dvdstorespain, ZAVVI, Selecta-vision, Detodoexpres,  son algunas de la infinidad de tiendas que venden Blu-ray y DVD.

También puedes acceder a Blu-ray, plataforma que selecciona las mejores ofertas de diferentes tiendas online o Nostalgyfilms, donde puedes solicitar presupuesto de películas descatalogadas, raras, y difíciles de conseguir, tanto en DVD como en VHS y/o Betamax.

Además, Wallapop, Todocolección, Milanuncios o Vibbo son la alternativa online de las tiendas físicas de segunda mano, además de vender dvd de nuevo stock antiguo, es decir, películas físicas que se ofrecen a la venta y que se editaron hace tiempo, pero que nunca se ha vendido al por menor. 

¿Qué DVD o Blu-Ray es coleccionable y cuál es su precio?

El valor de un DVD o un Blu-ray coleccionable es un tema bastante complejo de tratar ya que, en ocasiones, depende más de lo que estemos dispuestos a pagar que del verdadero valor del producto.

Por lo tanto, el mercado del coleccionismo funciona como cualquier otro mercado y se basa en la oferta y la demanda. Es obvio que no tiene el mismo precio una película que puedes encontrar fácilmente en Amazon y que te puede costar de 3€ a 30€, como mucho, que una película rara o descatalogada, codiciada por coleccionistas de todo el mundo.

Cuanto más difícil de conseguir es un título en DVD, mayor precio puede alcanzar en una subasta o en una web especializada.

Hace unos años corría un bulo por la red que indicaba que las películas de Disney, en formato VHS con el sello Black Diamond, se estaban vendiendo en eBay por una auténtica fortuna y muchos se pusieron a buscar en casa sus viejas cintas de “Bambi” o “La bella y la Bestia”. Pero la realidad es que un coleccionista como mucho pagaría unos 30 euros por una película así.

Actualmente, aun aparecen títulos de Disney edición “Diamante negro”, provenientes sobre todo de Estados Unidos, por los que se pide un dineral. Evidentemente, los propietarios de estos artículos pueden poner el precio que les apetezca, otra cosa es que alguien se anime a comprar. “Hace unos años, una señora de Vigo registró a su nombre el Sol y vendía parcelas por un euro en eBay”.

Los géneros de cine en DVD más coleccionables

Aparte de especulaciones y de personas que tratan de hacer negocio con la venta del rey astro o de sus viejas cintas VHS o discos DVD, lo cierto es que los expertos coleccionistas fijan su objetivo en películas descatalogadas, en primeras copias o en ediciones especiales, y centran su interés en el cine de culto.

El género de terror, sci-fi, serie B, erótico o incluso X, ocupan el puesto de las películas más buscadas. El cine criminal, de terror y erótico español e italiano (Giallo) como las películas de Darío Argento, también está muy valorado entre los coleccionistas más veteranos, que se guían por sus conocimientos cinematográficos, su instinto y su gusto personal.

El cine Trash, protagonizado por las “Scream Queens” o el de serie “Z”, encabezado por la productora TROMA, también ocupan un lugar privilegiado en las estanterías de muchos coleccionistas que disfrutan con el “Horror-gore”, donde zombis, chicas ligeras de ropa o terribles mutaciones originadas por residuos nucleares están al orden del día.

En cuanto a precios, aunque es cierto que existe algún coleccionista que paga un auténtico dineral por su santo grial, lo cierto es que, habitualmente, no se suelen pagar grandes cantidades.

Como es lógico, cada uno se adapta a las posibilidades de su bolsillo y hoy en día no es necesario un gran desembolso para iniciar una pequeña colección de DVD’s o Blu-Rays. Solo es necesario tener buen instinto, buen gusto y ser un gran amante del séptimo arte.

Por supuesto, desde 35mm te animamos a que sigas tu colección o que la inicies. Ten cuenta que aparte de poder disfrutar de películas que no vas a encontrar en las plataformas en Streaming, vas a colaborar en preservar muchos títulos que probablemente, sin el arte del coleccionismo, caerían en el olvido.

Finalizamos aquí nuestro artículo sobre el coleccionismo de DVD y Blu-Ray. No nos vamos sin recomendarte los cursos de formación online que necesitas para ocupar cualquier puesto de trabajo en el sector audiovisual o para llevar a cabo tus proyectos cinematográficos.

Elige el curso de Treintaycinco mm que más te convenga y empieza ahora tu formación:

1.-Curso de técnico/a de sonido

2.-Curso de Maquillaje y Caracterización FX

3.-Curso de edición y postproducción de video

4.-Curso de doblaje

5.-Curso de dirección de fotografía

Además, al finalizar tu curso, tienes a tu disposición prácticas profesionales en empresas del sector.

Categories: Cine

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

¿El coleccionismo de DVD (y Blu-ray) está muerto?


Cubre el siguiente formulario