23 Dic 2019by 35mm.es

¿Cómo controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido?

¿Cómo controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido?

En el mundo del doblaje los actores y actrices cuentan con ciertos recursos para desempeñar su trabajo de la mejor manera, desde su capacidad interpretativa hasta la proyección de la voz. Pero dentro de todos estos recursos y herramientas existe una que sobresale de entre todas: la voz. Hoy vamos a repasar algunos consejos y aspectos a tener en cuenta para saber cómo controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido.

 

¿Qué es la voz?

Como siempre, empezamos por las bases.

La voz es el sonido que se produce por la vibración de las cuerdas vocales, que son dos bandas de tejido muscular liso que se colocan una frente a la otra en la laringe. La laringe se encuentra entre la base de la lengua y la parte superior de la tráquea, que es el pasaje que va directo a los pulmones.

Cuando no estás hablando, las cuerdas vocales están abiertas para que puedas respirar. Sin embargo, cuando llega el momento de hablar, el cerebro desarrolla dos pasos básicos:

  1. Los pliegues vocales se juntan mientras el aire de los pulmones pasa, haciéndolos vibrar.
  2. Las vibraciones producen ondas de sonido que viajan a través de la garganta, la nariz y la boca, que actúan como cavidades resonantes para modular el sonido.

La calidad de la voz, su tono y volumen, está determinados por el tamaño y la forma de las cuerdas vocales y las cavidades resonantes. Es por eso que las voces de las personas suenan tan diferentes unas de otras.

Muchas personas, aparte de los actores y actrices de doblaje, utilizan sus voces para sus trabajos. Cantantes, locutores, presentadores, vendedores y actores de teatro, por ejemplo, se encuentran entre las profesiones que mayor demanda hacen de sus voces. Esta situación hace que estén continuamente en riesgo de desarrollar problemas de voz, por lo que es importante que aprendan cómo cuidar la voz y las cuerdas vocales para evitar posibles trastornos de la voz.

 

¿Cómo saber cuando nuestra voz no es saludable?

Existen ciertas alertas que nos envía nuestra voz para avisarnos de que la estamos haciendo sufrir más de lo necesario. Las alertas más claras son, por ejemplo, cuando nuestra voz se vuelve ronca o áspera, cuando estamos disfónicos o cuando sentimos la garganta adolorida o tensa.

Pero la realidad es que también existen otros avisos, como la imposibilidad de alcanzar notas altas al cantar, sentirun esfuerzo fuera de lo normal al momento de hablar, o estar aclarando nuestra garganta repetidamente.

 

Infórmate sobre nuestro Curso de Doblaje

Si quieres ser un profesional de lo audiovisual, ¡esta es tu escuela!
Cubre este formulario y un asesor se pondrá en contacto contigo.

¿Qué hacemos si reconocemos algunas de estas alertas?

Si crees que tienes un problema en la voz, lo primero que debes hacer es consultar a un médico para determinar la causa o causas subyacentes. El otorrinolaringólogo es el médico especializado en enfermedades o trastornos de los oídos, la nariz y la garganta, y es aquel que puede diagnosticar mejor un trastorno de la voz. El otorrinolaringólogo puede, a su vez, derivarte –si lo viera necesario- a un fonoaudiólogo.

 

¿Qué causa los problemas de voz?

Antes de saber cómo controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido es importante entender cuáles son los factores que pueden hacer que nuestros problemas de la voz se generen. Las causas más habituales de los problemas de la voz son:

  • Infecciones respiratorias superiores
  • Inflamación causada por reflujo gastroesofágico (a veces llamado reflujo ácido o acidez estomacal)
  • Mal uso y uso excesivo de la voz.
  • Crecimientos en las cuerdas vocales, como nódulos vocales o papilomatosis de laringe.
  • Cáncer de laringe
  • Enfermedades neurológicas (como la disfonía espasmódica o la parálisis de las cuerdas vocales ).
  • Un trauma psicólogico.

La mayoría de los problemas de la voz se pueden revertir tratando la causa subyacente o a través de una variedad de tratamientos conductuales y quirúrgicos.

 

¿Cómo cuidar la voz y las cuerdas vocales?

Lógicamente, el mejor consejo que se puede dar para controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido es evitar siempre los esfuerzos innecesarios, pero además existen otros tips que pueden ser de mucha ayuda al momento de cuidar tu voz. Aquí te van algunos:

 

Cuida tu cuerpo para cuidar tu voz

  • No fumes y evita el humo de otras personas que fumen cerca de ti, ya que el humo irrita las cuerdas vocales. Además, el cáncer de las cuerdas vocales se observa con mayor frecuencia en personas que fuman.
  • Evita comer comidas picantes. Los alimentos picantes pueden hacer que el ácido del estómago se vuelva hacia la garganta o el esófago, causando acidez estomacal.
  • Incluye en tu dieta diaria alimentos con buenas cantidades de vitamina A, E y C (granos enteros, frutas y verduras). Estos alimentos ayudan a mantener sanas las membranas mucosas que recubren la garganta.
  • Descansa lo suficiente. La fatiga física tiene un efecto negativo en la voz.
  • Haz ejercicio regularmente. El ejercicio aumenta la resistencia y el tono muscular. Esto ayuda a proporcionar una buena postura y respiración, que son necesarias para hablar correctamente y proyectar la voz de mejor manera.
  • Si tienes acidez estomacal persistente, habla con tu médico sobre los cambios en la dieta o los medicamentos que puedan ayudarte a reducirla.
  • Evita el enjuague bucal o las gárgaras con productos que contengan alcohol o productos químicos irritantes.
  • Presta atención a lo que tu cuerpo tiene para decirte. Mantente alerta de los posibles signos de fatiga vocal que puedan ir apareciendo. Si notas alguno, haz una pausa y tómate tu tiempo para que tu voz se relaje nuevamente.

 

La hidratación es importante

  • Bebe toda el agua que puedas. Se recomiendan de seis a ocho vasos al día.
  • Reduce al mínimo el consumo de bebidas alcohólicas y con cafeína, ya que estás pueden hacer que el cuerpo pierda agua y se sequen las cuerdas vocales y la laringe. El alcohol además, irrita las membranas mucosas que recubren la garganta, quitándoles una de sus defensas naturales.
  • El uso de humidificadores en casa, como los que se usan en las habitaciones de bebés, es muy recomendable también para cuidar la voz y las cuerdas vocales. Esto es especialmente importante en época invernal o en zonas con climas muy secos. Lo ideal es contar con un ambiente con, aproximadamente, un 30% de humedad.
  • Evita, en la medida de lo posible, el uso de medicamentos que sequen las cuerdas vocales, incluidos algunos medicamentos comunes para el resfriado y la alergia. Si tienes problemas de voz, pregúntale a tu médico qué medicamentos serían más seguro para usted.

 

Usa tu voz sabiamente

  • Evita, en la medida de lo posible, hablar durante periodos de tiempo excesivamente largos.
  • No abuses de tu voz. Evita hablar o cantar cuando tu voz esté ronca o cansada.
  • Existen muchas enfermedades que pueden generar una tención adicional en tu voz, por lo que debes descansar tu voz cuando estés enfermo/a.
  • Evita usar los extremos de tu rango vocal. Es decir, evita gritar o susurrar, ya que hablar demasiado alto y demasiado bajo puede estresar tu voz.
  • Practica buenas técnicas de respiración. Hace algunas semanas hablamos sobre la respiración diafragmática, muy importante para el cuidado y el rendimiento de la voz en profesionales de todo tipo.
  • No hables demasiado rápido. Una velocidad demasiado alta en el habla impedirá que tu garganta esté relajada durante el esfuerzo, lo que hará que se resienta con el uso.
  • No hables por teléfono sosteniéndolo entre tu hombro y tu cabeza. Parece una tontería, pero esta posición puede generar una gran tensión muscular en el cuello si lo haces durante periodos de tiempo demasiado largos.
  • Si vas a hablar para un público relativamente grande, considera utilizar un micrófono. De esta forma evitarás generar una tensión innecesaria en tu voz, tus cuerdas vocales y tu garganta en general.
  • Evita hablar en lugares ruidosos. Intentar hablar por encima de un ruido ambiente demasiado alto provoca tensión en la voz.
  • Considera hacer algún tipo de terapia de voz. Un patólogo del habla y el lenguaje con experiencia en el tratamiento de problemas de la voz puede enseñarte cómo usar tu voz de manera saludable.
  • Practica buenas técnicas de habla. Asegúrate de aprender nuevas maneras de hablar esforzando al mínimo tu garganta.

Como puedes ver, son muchas las pequeñas decisiones que puedes tomar en tu día a día para controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido. Si te aseguras de hacer caso a estas recomendaciones tanto como sea posible, ya estarás en el buen camino para cuidar tu voz, tus cuerdas vocales y toda tu garganta.

 

¡Aprende a controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido!

Si te gustó este artículo y te atrae la idea de aprender más trucos para cuitar la voz y así convertirte en un locutor, actor o actriz de doblaje, en 35mm tenemos exactamente la formación que estás buscando.

Con nuestro Curso de Doblaje te enseñaremos todas las técnicas que puedes llevar a cabo para mantener siempre tu voz de la mejor manera, evitando trastornos, dolores, molestias y afecciones de la voz. Así estarás cuidando tu principal herramienta de trabajo para alcanzar el éxito en esta apasionante profesión.

Para ayudarte a conseguirlo ponemos a tu disposición un completo equipo de profesionales con una larga y dilata experiencia en el mundo del doblaje, que te enseñarán los trucos que solo los años de trabajo pueden enseñar. Además, también disfrutarás de Masterclasses impartidas por reconocidos profesionales del sector.

Además de este experimentado grupo de profesores, también te ofrecemos un método de enseñanza desarrollado para adaptarse a cada alumno, de forma que puedas formarte a tu propio ritmo, combinando los estudios con el trabajo o cualquier otra actividad que desarrolles en tu día a día.

Además te ofrecemos un programa de contenidos sumamente completo que actualizamos de forma periódica para estar siempre al tanto de las últimas tendencias en todo lo relacionado al doblaje de películas, series y documentales.

Por último, pero no menos importante, podrás disfrutar de hasta 80 horas de prácticas profesionales en empresas del sector. Esto no solo te permitirá aprender de primera mano todo lo relacionado con tu profesión desde el mismo lugar en el que sucede la acción, sino que además te permitirá crear los primeros contactos de la red de profesionales que te ayudarán a crecer como actor o actriz de doblaje.

No pierdas más tiempo, visita nuestro Curso de Doblaje, descubre todo lo que tenemos preparado para ti y ponte en contacto con nosotros para resolver cualquier pregunta que puedas tener. Tu futuro te espera, ¡no lo dejes escapar!

Categories: Doblaje

Si deseas mas información sobre nuestro curso:

¿Cómo controlar y cuidar la voz para mejorar su sonido?


Cubre el siguiente formulario